jueves, 28 de agosto de 2014

MARGARITAS (Galletas para regalar)

Cuando empecé a preparar esta entrada no sabía muy bien con que texto iba a comenzar. La verdad es que mis musas tenían que estar de vacaciones porque andaba un poco perdida. Supongo que a más de un@ le habrá pasado. Escribes una cosa, la borras; escribes otra, la vuelves a borrar y así durante un buen rato. 

Estas galletas tienen ya un par de meses. Las preparé para hacer un regalo. ¿Por qué un regalo galletil? Por que algunas veces, una no sabe que regalar. Todo el mundo tiene de todo y de esta manera tienes un detalle personalísimo con la persona a la que va dirigido. Es para ella y lo haces para ella. Con todo el cariño que puedes poner en él.

Para preparar las  galletas podeis escoger la receta que más os guste y el sabor que más os guste. Yo las preparé de mantequilla con mi receta fetiche. Si pincháis AQUI aquí llegareis directamente a la receta.

Los pasos para hacer estas margaritas son los siguientes:

1. Después de hornear y enfriar las galletas, dibujar sobre la superficie, con un lápiz no tóxico los pétalos de las margaritas.



2. Una vez lista la glasa y teñida del color que vayamos a utilizar toca preparar las mangas pasteleras para proceder a glasear nuestras galletas. 

Para rellenar la manga seguí las indicaciones de este vide de Karen`s Cookies. Es una idea genial con la que podreis glasear las galletas sin ensuciar las mangas pasteleras. Solo debereis cambiar la boquilla y podreis reutilizar la manga tantas veces como queráis.


Así preparé yo la mía.

                       

3. Glasear los pétalos. Lo haremos de tres en tres, esperando a que esté un poco seca la glasa para continuar con los otros tres (unos 10 o 15 minutos). Siempre deben ser pétalos opuestos para que no se nos extienda la glasa. 


4. Secos los pétalos glasear el centro de las margaritas.


5. Dejar secar la glasa de nuestras galletas (20 minutos).


El verano es una estación estupenda para trabajar con la glasa, por lo menos aquí en Sevilla. El calor y la falta de humedad hace que la glasa se seque en seguida y que no haya que esperar tantas horas entre aplicación y aplicación. Para el fondant es espantosa. Se derrite, se pega a las manos y es un suplicio trabajar con él. 

6. Para decorar el centro poner un poco de glasa alrededor del polen de la margarita y bañar inmediatamente con lo que más os guste . Yo utilicé fideos de colores y bolitas de caramelo de diferentes tamaños.



Dejar secar las margaritas durante toda la noche.

7. A la mañana siguiente están listas para envolverlas y regarlarlas. Las puedes presentar bien en una caja ...




o bien preparando un rico y sabroso ramo de margaritas comestibles. 



Para hacer el ramo solo debéis tener la precaución de hornear las galletas pinchando la masa en una brocheta.

¿Tenéis alguien a quien hacer un regalo ...?

Le encantará ... con toda seguridad.





domingo, 10 de agosto de 2014

BOCADITOS DE NATA

Esta es una receta antigüa que tenía olvidada en mi recopilatorio de fotos para el blog. 

Hace tiempo que la hice porque a mi marido le encantan los palitos de nata, en especial los que hacen en una pasteleria de Sevilla "EL HORNO DE SAN BUENAVENTURA". Siempre que nos acercamos a Sevilla intentamos pasar por alguna de las tiendas para que mate el gusanillo. 

Cuando me puse a hacer la receta sabía que los míos no iban a estar a la altura de "San Buenaventura", pero al menos lo iba a intentar.

Nunca había prepardo la Pasta Choux y la verdad es que es supersencilla, se prepara en un pis pas y tiene un montón de aplicaciones: los palitos de nata, los bocaditos de nata, las lionesas, los profiteroles, los petit sous, la tarta Sant Honoré, buñuelos ... y seguro que alguna más que me dejo atrás. 

Como no estaba segura de si iba a salir o no, me decidi por preparar unos sabrosísimos BOCADITOS DE NATA. Su tamaño es más pequeño y mucho más apropiados para probar una receta nueva.


INGREDIENTES:
- 250 ml de agua
- 80 grs de mantequilla
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 125 grs de harina
- 4 huevos
- 1 sobre de cobertura para tartas Belbake (LIDL)
- un poco de azúcar glass para espolvorear

PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a unos 170 - 180 grados.
2. Verter en un cazo el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y ponerlos al fuego hasta que rompa a hervir.
3. Retirar del fuego la mezcla anterior y añadir de golpe la harina. Hay que remover enérgicamente hasta que la masa se despegue de los bordes y del fondo del cazo.
4. Añadir los huevos de uno en uno. No agregar el siguiente hasta que el anterior esté bien incorporado a la masa. 
5. Dejar reposar la masa unos 30 minutos aproximadamente.
6. Transcurrido este periodo de reposo, rellenar una manga pastelera y sobre una placa de horno engrasada o cubierta de papel de hornear distribuya la masa formando bolitas de pasta choux bien distanciadas entre sí porque esta masa tiende a expandirse.
7. Introducir en el horno y dejar hornear de 35 a 40 minutos. Estarán listos cuando empiecen a coger color doradito.

Cuando esté horneada la masa choux hay que dejarla enfriar. 

Según mi experiencia queda mejor si se utiliza de un día para el otro. Coge más consistencia. Por eso si quereis preparar algún postre con este tipo de masa  es mejor que tengais la precaución de prepararla el día anterior.


Ya solo queda preparar los Bocaditos de Nata para devorarlos. Para ello solo hay que cortar cada bolita por la mitad sin llegar al final y rellenarlos con la nata montada utilizando una manga pastelera con boquilla rizada.

Yo usé la nata pero se pueden rellenar de trufa, de crema pastelera, de crema de café, de crema de limón, de ganaché de chocolate, de dulce de leche etc, etc y de cualquier otra relleno que os apetezca u os encante. Es una masa muy versátil, lo admite todo.

Para darle ese acabado tan brillante los barnicé con el preparado para tartas del Lidl y los espolvoreé con azúcar glass.

Una delicia ....

Y al final me decidí y le preparé a mi marido un par de PALITOS DE NATA



Y si los metéis en el congelador un ratito ni os cuento cómo están ....

domingo, 3 de agosto de 2014

TARTA DE DULCE DE LECHE

Agosto y fresquito, para lo que se estila en esta época por Sevilla.

Llevo desaparecida un par de meses. Mi última entrada es del mes de mayo. He tenido unos cuantos entretenimientos que me han impedido escribir y tambien he tenido una temporada de apatía que no me motivaba a poner a actualizar el blog. Pero todo eso ya se acabó y vamos a ponernos al día. Tengo unas cuantas recetillas atrasadas, que ya iré compartiendo. 

Hoy, sin embargo, voy a compartir la última que he preparado. 

Una tarta buenísima combinación de una receta de Peggy Porschen y una idea mía. La receta del bizcocho y el usar dulce de leche en la crema de mantequilla, la he tomado prestada de mi libro de cabecera "Boutique de Pastelería"; pero en lugar de utilizar la buttercream que pone el libro que es demasiado empachosa, para mi gusto, he usado una crema de mantequilla hecha con yemas de huevo que es mucho mas suave y nada empalagosa, y eso que además le vamos a añadir un poco de dulce de leche. Si sois golosos pero no tanto ... podéis probarla. Os encantará.


TARTA DE DULCE DE LECHE
INGREDIENTES:
Para el bizcocho (moldes de 15 cm)
- 200 grs de mantequilla ablandada
- 200 grs de azúcar
- una pizca de sal
- una cucharada de aroma de vainilla
- 200 grs de harina con levadura incorporada tamizada.

Para el almíbar:
- 1 vaso de azúcar
- 1 vaso de agua

Para la crema de mantequilla:
- 50 grs de agua
- 175 grs de azúcar
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 3 yemas de huevo
- 1 pizca de sal
- 250 grs de mantequilla a temperatura ambiente (no debe usarse margarina)
- 1 o 2 cucharadas de dulce de leche

PREPARACIÓN:
Para el bizcocho:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Batir enérgicamente la mantequilla, con el azúcar y la pizca de sal hasta que blanquee y quede una crema cremosa.
3. Incorporar los huevos uno a uno. No incorporar el siguiente huevo hasta que no esté perfectamente integrado el anterior. Puede que se corte un poco la masa. No hay problema, se soluciona añadiendo una o dos cucharadas de harina.
4. A continuación incorporar la harina tamizada y ligar bien sin batir en exceso.
5. Distribuir la masa en tres moldes y hornear unos 20 o 25 minutos a 180 grados.
6 .Una vez horneados dejar enfriar sobre una rejilla.
7. Cuando estén templados bañar con el almíbar frío una vez desmoldados y envolver en papel film dejándolos reposar todo un día en la nevera.

Para el almibar:
Mientras se hornea el bizcocho se puede preparar el almíbar. Tan sencillo como hervir el agua con el azúcar hasta que ésta última esté perfectamente disuelta. Dejar enfriar para poder bañar los bizcochos.

Para la crema de mantequilla con yemas:
Vamos a necesitar la Thermomix.
1. Hay que poner el azúcar, el azúcar vainillado y el agua en el vaso y programar 6 minutos, a 100 grados con velocidad 2.
2. Añadir las yemas y la sal y programar 3 minutos, a 90 grados con velocidad 4.
3. Antes de sacar el almíbar del vaso añadir el dulce de leche y mezclar 10 segundos a velocidad 4. Este almíbar hay que dejarlo enfriar bien en el frigorífico,
4. Lavar y secar bien el vaso y las cuchillas y colocar la mariposa en las cuchillas. Batir la mantequilla a velocidad 2 hasta que quede cremosa.
5. A la misma velocidad hay que añadir poco a poco el almíbar de dulce de leche ya enfriado y continuar batiendo hasta que la mezcla quede homogénea.

Esta crema se puede conservar en el frigorífico hasta 8 días. Solo hay que acordarse de sacarla un par de horas antes cuando vaya a ser utilizada.

Ya solo queda montar la tarta.



Cortar un trozo


 Y merendar.