sábado, 25 de octubre de 2014

CAKE POPS (CERDITOS Y LOBO)

Se acerca el final del mes de Octubre y tenemos una nueva propuesta para el Proyecto "Un cuento, una galleta" de mi amiga Patricia del blog "Patty`s cake".



La ganadora del mes de Septiembre fue Elena Díaz Rodríguez, del blog Recetas con mimo, con su Tarta de Queso y Moras Silvestres. Siguiendo las normas del proyecto, la ganadora designaba el cuento en el que se basaría la mesa dulce del mes siguiente... Y el cuento propuesto por Elena fue .... LOS TRES CERDITOS Y EL LOBO.

Cuando me enteré casi doy un salto de alegría, porque era el cuento que iba a proponer si yo hubiera sido la ganadora. A mis niñas les encanta el video del cuento que hay en youtube y la canción es muy pegadiza ...
"Quien teme al lobo feroz, al lobo, al lobo .. quien teme al lobo feroz al lobo feroz". Aquí os dejo el video, por si queréis ponerle música.        


Y como tenía hasta pensado lo que iba a preparar, con lo cual ha sido sencillo decidirme. Mi propuesta son estos CAKE POPS con la forma de los cerditos y del lobo feroz. Aunque mirando bien a los lobos, parecen más ratones que lobos, jajaja.

Lo bueno de esta receta es que si no quereis no teneis que preparar un bizcocho para hacerlo. Podeis utilizar magdalenas, sobaos o bizcochos que tengais por casa, o como hice yo, utilizar recortes de bizcochos (de vainilla y de chocolate) que tenía congelados despues de recortar un par de tartas para dejarlas completamente rectas.

INGREDIENTES:
- Bizcocho, magdalena o sobaos.
- Queso de untar tipo Philadelphia.
- Chocolate Blanco para fundir Nestle
- Colorante Rosa
- Colorante Azul
- Palitos para cake pops.
- Sprinklers rosas con forma de corazón.

Imposible dar cantidades exactas porque todo está hecho a ojo y siguiendo mi intuición.

PREPARACIÓN:
1. Desmigar los sobaos, magdalenas o bizcochos.
2. Mezclar con el queso de untar. Añadir poco a poco, a cucharadas pequeñas. 



3. Amasar con las manos hasta que quede bien incorporado y no se pegue a las manos.



A partir de aquí os dejo las indicaciones para hacer cada una de las dos figuritas, las anteriores son comunes a los dos.

PARA LOS CERDITOS
4. Hacer bolitas de 20 gramos (utilizar un peso, digital si podeis, para que todas las bolitas sean iguales).


5. Dejar reposar en el congelador unos 30 minutos.
6. Derretir el chocolate blanco al baño María y teñir con el colorante rosa.




7. Pasados los 30 minutos, mojar la punta del palillo en el chocolate derretido y poner una bolita sobre éste.



Mientras se está endureciendo el chocolate de los palillos, debemos trabajar con nuestros corazones de azucar. Con una puntita de chocolate unirlos de dos en dos. Hay que hacer tantos como cake pops tengamos preparados. Una vez unidos reservarlos en la nevera para que se endurezca el chocolate hasta que tengamos que utilizarlos.


8. Cuando se enfríe el chocolate de los palillos ya se pueden bañar los cake pops en el chocolate derretido.


9. Antes que se endurezca el chocolate colocar dos corazones con las puntas hacia arriba para hacer las orejas de los cerditos y un corazón doble de los que habíamos preparado antes como morrito del cerdo. 
Una vez que se endurezcan solo hay que pintarles los ojos y un par de agujeritos en la nariz, para tener un simpático cerdito.




La idea para los cerditos me la dío un video de Orielos Kitchen. Cocina sin lactosa

PARA LOS LOBOS
4. Hacer bolitas de 20 gramos (utilizar un peso, digital si podeis, para que todas las bolitas sean iguales), amasando con las yemas de los dedos hasta conseguir hacer la punta de la nariz del lobo.


5. Dejar reposar en el congelador unos 30 minutos.
6. Añadir una gota del colorante azul al chocolate derretido teñido de rosa y se convertirá en gris.
7. Pasados los 30 minutos, mojar la punta del palillo en el chocolate derretido y poner una bolita sobre éste.
8. Cuando se enfríe el chocolate de los palillos ya se pueden bañar los cake pops en el chocolate derretido.
9. Para hacer las orejas del lobo, cojer con unas pinzas los corazones de azúcar (por la punta del corazón) mojar en el chocolate color gris y colocar en la cabeza del lobo. Todo ello antes que se endurezca el chocolate 

Una vez se endurezcan solo hay que pintarles los ojos, pintar la punta de la nariz de negro y unos pelitos entre las orejas. Y ya tenemos al lobo. 



Una vez endurecido el chocolate ya podemos colocarlos en el expositor que queramos para nuestra mesa.
Yo he utilizado unos vasitos de tubo rellenos de arroz para que se sujetaran sin problema.




Espero que los hagáis y que le gusten a vuestros niños.  A las mías les encantaron. De hecho se los comieron ellas. Yo ni los probé. 

Por cierto,  no se conoce quien escribió el cuento de Los Tres Cerditos y el Lobo en el siglo XVIII.

Y SI QUEREIS VER LO QUE HAN HECHO MIS COMPAÑERAS DE RETO, PINCHAD AQUI

Besos a tod@s.
Blanca