lunes, 30 de marzo de 2015

GALLETAS PARA EL BAUTIZO DE MARTA

El pasado 8 de marzo fue bautizada mi sobrina Marta. Mi sexta sobrina.

Le prometí a su mamá, que le haría unas galletas como recuerdo para la celebración del bautizo, aprovechando uno de los regalos que este año me han traido los tres Reyes Magos de Oriente: unos cortadores infantiles de +Wilton. Las galletas eran de mantequilla y azúcar con sabor a vainilla y estaban decoradas con glasa y tenían las siguientes formas:

Cochecitos de paseo

Bodys (me inspiré en los de +Julia Guarch de Postreadicción). Cuando los ví me encantaron.

Caballitos balancines

Y Ositos

El angelito lo encontré en Pinterest y con un poco de ayuda de Photoshop le puse el nombre de mi sobrina y la fecha de su bautizo.

Todo muy de rosa tal y como quería su mamá....rosa al cuadrado

Y así quedó la mesa dulce (las fotos no son demasiado buenas porque se hicieron con un teléfono)




Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.



miércoles, 25 de marzo de 2015

GALLETAS DE OZ

Después de un par de meses en el que me ha resultado imposible participar, aquí estoy de nuevo, poniendo mi granito de arena en esta maravillosa idea de "Una Galleta, Un Cuento" que tiempo a, tuvo +Patricia Blanco Budia del blog "Patty`s Cake". Si os animais y quereis participar os dejo AQUI el enlace para que sepais como funciona. 


La ganadora del mes anterior elige el cuento sobre el que presentamos nuestras propuestas. En febrero la ganadora fue +Leire - Cocina con gusto con sus Barquitos de manzana para Peter Pan y ha elegido para marzo, el cuento de El Mago de Oz. 

Creo que este cuento es más conocido por la película de 1939, protagonizada por Judy Garlan que por el libro en sí. Es la historia de Dorothy, la niña a la que un tornado lleva "más allá del arco iris" y que, acompañada de su inseparable perro Totó, se dirige por el camino de baldosas amarillas, hasta la Ciudad Esmeralda donde vive el todopoderoso Mago de Oz, que puede hacerla regresar a su casa.

Estos dos personajes y el camino de baldosas amarillas, me dieron la idea de preparar esta galleta, que seguro que encanta a los niños y en la que aparecen Totó, Dorothy y las baldosas amarillas. 




La galleta es de mantequilla, y está decorada con glasa. Y para los muñecos me he inspirado en un cuadernillo para pintar de colores que tiene mi madre en su casa para tener entretenidos a los nietos cuando van a visitarla. Me encantaron los dibujos y me parecieron perfectos para preparar con ellos unas ricas galletas. ¡Y qué mejor ocasión que ésta!.

Ésta es Dorothy, con su traje azul, sus coletas y sus zapatitos rojos.


Y éste es su perro Totó.


El único inconveniente que me encontré al decorarlas fue que las baldosas quedaron más naranjas que amarillas, pero le pedi ayuda a mi amigo Photoshop, y ¡solucionado!¿No os parece?.

Así era la galleta original



Espero que os haya gustado mi propuesta para esta mesa dulce. A mí me ha encantado realizarla.

Y si queréis ver las propuestas de mis compis sólo tenéis que pinchar AQUI

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.






domingo, 22 de marzo de 2015

GALLETAS PARA UNA DOCTORA

Me encantan hacer galletas.

Son como un bálsamo, y me relaja decorarlas. Siempre y cuando no estén mis dos niñas alrededor mía, dando vueltas, diciendo: "mamá, yo quiero una", "mamá, ¿para quien son?", "mamá, cuando acabes ¿nos las podemos comer?", "mamá, mamá, mamá ...". 

Asi que tengo que aprovechar los ratos que ellas no están en casa para dedicarme a preparalas. No soy una experta ni puedo decir que sean obras de artes como las de otras muchas blogueras, a las que sigo y admiro y por las que siento sana envidia, y de cuyas manos salen obras de arte. Las mías son sencillitas y más de andar por casa. 

Éstas que os dejo a continuación, las preparé para mi cuñada Lidia. Es médico y quería llevarlas al hospital en el que trabaja.  A ella le gustan mucho las flores, así que le hice unos cuantos pensamientos y el resto eran unas batas blancas de médicos y unas muñecas vestidas de doctoras, con su fonendo y todo. 

Para la galleta utilicé la misma receta de siempre. La de Peggy Porschen. Se ha convertido en mi talisman. Además como gustan mucho, ¿para que cambiar?





Para las muñecas utilicé este cortador de +IBILI MENAJE




Para las batas utilicé un cortador de body infantil de Wilton, al que recorte la parte inferior.



Las flores eran o intentaban ser PENSAMIENTOS.



Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.

domingo, 15 de marzo de 2015

ESPINACAS CON GARBANZOS

Estamos en CUARESMA y durante estos 40 días previos a la celebración de la Ultima Cena, los católicos practicamos el ayuno y la abstinencia de comer carne. Por eso propios de esta época, son todo tipo de potajes con verduras y/o pescados especialmente el bacalao.

Lo mío son las recetas dulces, pero esta vez y sin que sirva de precedente, aunque hay alguna otra en el blog, os voy a ofrecer estas ESPINACAS CON GARBANZOS, un plato que le encanta a mi marido y que tengo que preparar a lo largo del año aunque no sea Semana Santa.



INGREDIENTES:
-  1 bolsa de espinacas
- Garbanzos ya cocidos (se pueden cocer en casa o compralos ya cocidos)
- 3 o 4 dientes de ajo
- 4 rebanadas de pan
- pimenton dulce
- una cucharada pequeña de vinagre
- AOVE

PREPARACIÓN:
1. Poner a cocer las espinacas durante 15 minutos. Una vez cocidas dejarlas escurrir bien.
2. En una cazuela aparte, sofreir los dientes de ajo. Cuando estén doraditos retirarlos del aceite y colocarlos en un mortero.
3. En mismo aceite en el que hemos sofrito los ajos, freir las rebanadas de pan. Reservar dos para acompañar el plato y las otras dos ponerlas en el mortero junto a la cucharada de vinagre.
4. Retirar el aceite del fuego y sofreir una cucharadita de pimenton dulce .
5. Verter el resto de aceite en el mortero.
6. Triturar los ajos, el pan frito y el aceite en el que hemos sofrito el pimenton.
7. A continuación verter en la cazuela las espinacas, el pan frito triturado y los garbanzos cocidos. Mezclar bien, calentar y servir en una cazuela de barro acompañado de un par de rebanadas de pan frito.


Un plato para los días de vigilia muy sencillo y rápido de preparar.

Y de postre ... unas TORRIJAS.

Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.


sábado, 14 de marzo de 2015

BOLLOS DE LECHE O SUIZOS

Siempre me he preguntado por qué a los bollos de leche los llamaban suizos ¿será que vienen de Suiza? ... Pues no... Después de investigar mucho, o sea, después de visitar la Wikipedia, he podido enterarme que este tipo de bollo tipo brioche debe su nombre a haberse elaborado por primera vez en el CAFE SUIZO de Madrid, que estaba entre las calles Alcalá y Sevilla y se servía en los desayunos y meriendas a finales del siglo XIX. De allí se extendió al resto de cafés y pastelerías de España, de lo que me felicito porque es uno de mis dulces preferidos para desayunar o merendar.

Llevaba tiempo queriendo prepararlos, asi que aprovechando el resfriado de una de mis niñas y que no podíamos salir de casa, los hice un sábado por la tarde para merendar.


INGREDIENTES:
- 1 huevo
- 25 grs de levadura
- 1 cucharadita de sal
- 50 grs de mantequilla pomada
- 75 grs de azúcar
- 500 grs de harina de fuerza
- 1 cucharadita de vainilla
- 250 ml de leche entera

Para hornear:
- 1/2 vaso de leche en el que disolveremos un par de cucharaditas de azúcar
- azúcar de azahar (disolver tres cucharadas de azúcar en una cucharada de agua de azahar)


PREPARACIÓN:
1. Templar la leche.
2. Una vez templada la leche, disolver la levadura, el azúcar, la mantequilla pomada, la cucharadita de vainilla y el huevo. Mezclar todo bien con unas varillas.
3. En un cuenco, hacer un volcán con la harina y la sal y añadir la mezcla anterior, amasando hasta que quede completamente integrado.
4. Tapar con papel film y dejar reposar hasta que la masa doble su volumen.
5. Una vez que la masa ha doblado su volumen, amasar un poco para que pierda un poco de aire.
6. Pellizcar la masa haciendo pequeñas bolitas de masa que iremos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado.
7. Hacer un corte en el centro con unas tijeras y rellenar con azúcar disuelta en un poco de agua de azahar.
8. Calentar el horno a 50 grados, y meter la bandeja con los bollitos durante 30 minutos para que vuelvan a doblar su volumen.
9. Transcurrido ese tiempo sacar del horno los bollitos y pintarlos con leche y azúcar, suavemente para que no baje la fermentación.
10. Precalentar el horno a 210 grados.
11. Hornear los bollitos durante 20 minutos o hasta que estén doraditos. Una vez que lleven 10 minutos en el horno volver a pintar con la mezcla de leche y azúcar.


Ya solo queda comerlos como más os guste. Al natural, mojados en la leche, untados con mantequilla y mermelada, solo con mantequilla.... las combinaciones son infinitas ...

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.