miércoles, 30 de noviembre de 2016

EL PLACER DE LA LECTURA DESDE LA INFANCIA

No hay nada más bonito que disfrutar de los primeros intentos de lectura de los niños. Siempre pensé que mis hijas tardarían en aprender a leer, pero que va, han aprendido pronto y les encanta. 

La lectura mejora el desarrollo lingüístico e intelectual de los niños y los ayuda a desarrollar su imaginación: su vocabulario se amplia, aprenden sintaxis y ortografía, entran en mundos diferentes a los suyos, se divierten, aprenden a pensar ... por eso es muy importante fomentar la lectura en los niños desde que son muy pequeños.

<a href="http://www.freepik.com/free-photos-vectors/escuela">Escuela vector designed by Freepik</a>

Hay un montón de trucos para que los niños se aficionen a leer y cada maestro, pedagogo o psicólogo infantil te dará los suyos. 

Yo no soy nada de eso; solo soy una mamá a la que le encantaría que sus hijas se aficionaran a la lectura. 

Por eso y porque lo considero fundamental para su educación y desarrollo personal aquí os dejo una pequeña lista con algunas de las cosas que mi marido y yo hemos hecho en casa para desarrollar el hábito de la lectura en nuestras hijas:

1.  Leerles por las noches antes de dormir desde que eran muy pequeñas. Así se fueron acostumbrando a los libros y a ver a sus papás con los libros. 

2.  Hemos preparado una biblioteca con libros adecuados a su edad. Los niños deben comprender lo que leen y para ello la temática de los libros debe ser acorde a su edad y sensibilidad y deben irse cambiando a medida que van creciendo. Así tenemos libros para edades comprendidas entre los 0 y los 7 años. 


Yo tengo dos hijas, así que os podéis imaginar los libros que les gustan: princesas, hadas, sus personajes favoritos de la tele  además de los cuentos infantiles tradicionales, historias de animales ...

3. Dedicamos 5 minutos todos los días a leer un poquito con ellas. Leer es un hábito y deben adquirirlo desde pequeños. Cuando sean mayores les resultará mucho más difícil. Y cuando acaban de leer les preguntamos que han leído, para que nos cuenten la historia a su manera. De nada sirve saber leer si no comprenden lo que leen.

Otra cosa que les encanta, es que nos turnemos a la hora de leer. Ellas una parte, nosotros otra. Quizás porque cuando leemos nosotros se enteran mejor del contenido del libro.

4. Tenemos los libros en un lugar de fácil acceso para las niñas: no importa si los libros son infantiles o de cocina, por ejemplo. A mis hijas por ejemplo les encanta ver y leer mis libros de cocina. Me ven todos los días con ellos en la mano buscando y anotando recetas y se están animando a leerme las recetas mientras yo estoy cocinando.


5. Leemos delante de ellas para que nos vean con los libros. Los niños tienden a copiar todo lo que hacen sus padres o madres y si no los ven leer ellos tampoco lo harán o les costará mucho más trabajo.

6. No las obligamos a leer . Solo se consigue el efecto contrario ... que no quieran hacerlo.

7. Asistir a Cuentacuentos. Son numerosas las actividades de cuentacuentos que organizan en la Biblioteca Municipal de Arahal, así que siempre que podemos y que sus actividades extraescolares lo permiten intento llevarlas para que se diviertan con otros niños, interactúen con ellos y con quien les cuenta los cuentos, y les cree interés en lecturas diferentes a las que tienen en casa. 

A mis hijas les gusta mucho leer y por eso espero que todos estos consejos, que a nosotros nos han servido, os sirvan para fomentar la lectura en vuestros hijos.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .