miércoles, 30 de noviembre de 2016

EL PLACER DE LA LECTURA DESDE LA INFANCIA

No hay nada más bonito que disfrutar de los primeros intentos de lectura de los niños. Siempre pensé que mis hijas tardarían en aprender a leer, pero que va, han aprendido pronto y les encanta. 

La lectura mejora el desarrollo lingüístico e intelectual de los niños y los ayuda a desarrollar su imaginación: su vocabulario se amplia, aprenden sintaxis y ortografía, entran en mundos diferentes a los suyos, se divierten, aprenden a pensar ... por eso es muy importante fomentar la lectura en los niños desde que son muy pequeños.

<a href="http://www.freepik.com/free-photos-vectors/escuela">Escuela vector designed by Freepik</a>

Hay un montón de trucos para que los niños se aficionen a leer y cada maestro, pedagogo o psicólogo infantil te dará los suyos. 

Yo no soy nada de eso; solo soy una mamá a la que le encantaría que sus hijas se aficionaran a la lectura. 

Por eso y porque lo considero fundamental para su educación y desarrollo personal aquí os dejo una pequeña lista con algunas de las cosas que mi marido y yo hemos hecho en casa para desarrollar el hábito de la lectura en nuestras hijas:

1.  Leerles por las noches antes de dormir desde que eran muy pequeñas. Así se fueron acostumbrando a los libros y a ver a sus papás con los libros. 

2.  Hemos preparado una biblioteca con libros adecuados a su edad. Los niños deben comprender lo que leen y para ello la temática de los libros debe ser acorde a su edad y sensibilidad y deben irse cambiando a medida que van creciendo. Así tenemos libros para edades comprendidas entre los 0 y los 7 años. 


Yo tengo dos hijas, así que os podéis imaginar los libros que les gustan: princesas, hadas, sus personajes favoritos de la tele  además de los cuentos infantiles tradicionales, historias de animales ...

3. Dedicamos 5 minutos todos los días a leer un poquito con ellas. Leer es un hábito y deben adquirirlo desde pequeños. Cuando sean mayores les resultará mucho más difícil. Y cuando acaban de leer les preguntamos que han leído, para que nos cuenten la historia a su manera. De nada sirve saber leer si no comprenden lo que leen.

Otra cosa que les encanta, es que nos turnemos a la hora de leer. Ellas una parte, nosotros otra. Quizás porque cuando leemos nosotros se enteran mejor del contenido del libro.

4. Tenemos los libros en un lugar de fácil acceso para las niñas: no importa si los libros son infantiles o de cocina, por ejemplo. A mis hijas por ejemplo les encanta ver y leer mis libros de cocina. Me ven todos los días con ellos en la mano buscando y anotando recetas y se están animando a leerme las recetas mientras yo estoy cocinando.


5. Leemos delante de ellas para que nos vean con los libros. Los niños tienden a copiar todo lo que hacen sus padres o madres y si no los ven leer ellos tampoco lo harán o les costará mucho más trabajo.

6. No las obligamos a leer . Solo se consigue el efecto contrario ... que no quieran hacerlo.

7. Asistir a Cuentacuentos. Son numerosas las actividades de cuentacuentos que organizan en la Biblioteca Municipal de Arahal, así que siempre que podemos y que sus actividades extraescolares lo permiten intento llevarlas para que se diviertan con otros niños, interactúen con ellos y con quien les cuenta los cuentos, y les cree interés en lecturas diferentes a las que tienen en casa. 

A mis hijas les gusta mucho leer y por eso espero que todos estos consejos, que a nosotros nos han servido, os sirvan para fomentar la lectura en vuestros hijos.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

viernes, 25 de noviembre de 2016

ZAPATILLAS ROJAS (Galletas sin lactosa decoradas con glasa para #Unagalletauncuento)

Volvemos otro mes más con #Unagalletauncuento. Esta vez he sido yo la afortunada, al ganar la edición del mes de octubre con el cuento de Pinocho y mis galletas de mantequillas decoradas con fondant. 

Después de darle un montón de vueltas, me he decidido por el cuento de Hans Christian Andersen, "Las Zapatillas Rojas". Este poeta y escritor danés se hizo famoso con sus cuentos para niñas y éste lo publicó en Abril de 1845.

El cuento narra la historia de una niña tan pobre que ni siquiera podía comprar zapatos y por eso iba siempre descalza. Su madre murió y fue acogida por una anciana. La niña fue creciendo y cuando llegó el día en que tenía que confirmarse, la anciana le compró unas zapatillas rojas de las que se había encaprichado. Eran muy bonitas, pero tenían una sorpresa: una vez que se las puso no pudo dejar de bailar. Al principio le pareció algo increíble y fascinante, pero pronto lo que era una alegría se convirtió en una tortura que terminó con la misericordia de Dios (Fuente: Wikipedia)


Mis hijas asisten a clases de danza desde los 4 años; les encanta bailar así que pensé que este cuento era el ideal, aunque el final del cuento no es muy adecuado para los niños. 

Mi propuesta para esta ocasión vuelven a ser galletas, haciendo honor al nombre de nuestro reto mensual #Unagalletauncuento. En esta ocasión están decoradas con glasa, y me he basado en las zapatillas de la ilustración del cuento para hacerlas.


Os voy a dar unos consejillos que os pueden ser de utilidad para preparar las galletas:

1. Prepara tus propios cortadores; yo tengo unos cuantos cortadores de galletas en casa, pero no tantos como para poder preparar todos los modelos de galletas que quiero. Por eso, cuando quiero preparar una galleta especial y no tengo cortador, me fabrico una plantilla: busco el dibujo que me gusta en internet, lo imprimo o lo calco y lo utilizo como plantilla para cortarla. En esta ocasión me he "fabricado" un "cortador" de zapatilla de ballet.


2. La masa de galletas debe estar muy fría para poder cortarla bien.

3. Utiliza un cuchillo muy afilado o un bisturí para repostería para cortar las galletas.


4. Puedes preparar la glasa en casa, pero yo he utilizado el Preparado para Glasa de Funcakes porque facilita mucho el trabajo; solo tienes que seguir las instrucciones del paquete para prepararla.
5. El colorante rojo debe ser en gel o en pasta para que no se licue la glasa.

INGREDIENTES: (Receta de +Julia Guarch)
- 80 grs de naranja exprimida
- 100 grs de azúcar glas
- 80 grs de aceite de girasol
- 1 yema de huevo
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal
- 350 grs de harina
- Preparado para glasa 
- colorante rojo

PREPARACIÓN:
1. Mezclar todos los ingredientes menos la harina. 
2. Cuando la mezcla sea homogénea añadir la harina y mezclar lo justo para que se integre.
3. La masa no debe quedar pegajosa.
4. Estirar la masa y dejarla reposar en la nevera un mínimo de 2 horas.
5. Transcurrido ese tiempo cortar las galletas con la plantilla y un cuchillo y colocarlas sobre una bandeja de horno cubiertas de papel sulfurizado.
6. Precalentar el horno a 180 grados e introducir la bandeja en la parte central durante unos 12 minutos o hasta que estén doradas por los filos.
7. Sacar las galletas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla. Aplastar la superficie de las galletas con una espátula para que queden sin ondulaciones.
8. Esperar hasta el día siguiente para decorarlas.

DECORACIÓN CON GLASA:
1. Preparar la glasa para decorar siguiendo las instrucciones del fabricante. Podéis añadir el colorante rojo en el momento de añadir el agua a los polvos.
2. Echar la glasa en una manga pastelera con una boquilla de los números 1 o 2.
3. Delinear y rellenar primero la base de la zapatilla y dejar secar.
4. Delinear uno de los lazos del tobillo y dejar secar.
5. Delinear el otro lazo y una vez secas tus galletas estarán listas para empaquetar en bolsitas o guardarlas en una caja hermética.

Una vez embolsadas pueden durar hasta 3 meses sin estropearse.


Espero que os hayan gustado mis "zapatillas rojas de ballet".

Si queréis ver lo que han preparado mis compañeras solo tenéis que pinchar AQUI.


¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 21 de noviembre de 2016

PAVLOVA DE CHOCOLATE, AVELLANAS Y MELOCOTÓN para #JaquealaReina y un regalo

Cuenta la historia que cuando la bailarina rusa Anna Pavlova visitó Nueva Zelanda, en su homenaje se cocinó éste postre al que le pusieron su nombre. No se sabe quien lo inventó pero los australianos disputan a los neozelandeses la paternidad del mismo. 


La Pavlova es un postre elaborado con merengue muy crujiente por fuera y muy cremoso y ligero por dentro. Sobre este merengue se pone crema batida o nata montada, chocolate y trozos de fruta, no faltando los frutos rojos. 

Hay diferentes versiones de mismo postre: unos hacen una base circular con el merengue y sobre ella ponen los demás ingredientes y hay quien lo prepara haciendo una especie de caja con el merengue que luego rellenan.

Es un postre que debe prepararse en el momento que va a consumirse puesto que el merengue en contacto con la nata o la crema se humedece y se desmorona un poco.

Temblando me quedé cuando +Patricia Blanco Budia nos dijo que la PAVLOVA era la receta que iba a ser la protagonista durante el mes de Octubre de #JaquealaReina. Se me puso cara de ¡Horror! Grrr. El merengue y yo no nos llevamos bien. Siempre ha sido una de mis asignaturas pendientes: ni francés, ni italiano, ni clásico, nada de nada. Nunca me sale.... La receta me preocupaba un poco pero, como "de los cobardes nunca se ha escrito nada" me lié la manta a la cabeza y me propuse que esta vez lo iba a conseguir. Tenía que salirme el merengue ...

La receta la ha escogido del libro "Lomelino`s Cakes" de +Linda Lomelino . 


He seguido al pie de la letra la receta del libro, pero he variado algunos ingredientes: en lugar de frambuesas he utilizado melocotón en almíbar y en lugar de pistachos, avellanas. 


Esta es la receta. Espero no haberme equivocado porque la he tenido que traducir del inglés.

INGREDIENTES:
PARA EL MERENGUE DE CHOCOLATE
- 50 grs de chocolate negro (70% de cacao)
- 6 huevos grande
- 1 y 1/4 taza de azúcar
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 1 cucharada de maizena
- 1 cucharadita de vinagre

PARA LA CREMA Y LA DECORACIÓN
- 500 grs de nata para montar
- 50 grs de avellanas
- 4 mitades de melocotón en almíbar.


PREPARACIÓN:
MERENGUE DE CHOCOLATE
1. Partir el chocolate en trozos pequeños y derretir poco a poco en el microondas (a intervalos de 30 segundos para evitar que se queme). Dejar enfriar.
2. Precalentar el horno a 175 grados
3. Sobre un pliego de papel sulfurizado (papel de horno) dibujar 3 círculos de 15 cm de diámetro y colocarlo sobre una bandeja de horno (deben estar bien separados porque el merengue puede expandirse durante su horneado)
4. En un bol limpio y seco se baten las claras hasta que salgan picos. En ese momento hay que añadir el azúcar gradualmente y continuar batiendo hasta conseguir un merengue grueso. Sabremos si está listo cuando al darle la vuelta al bol, el merengue no se caiga.
5. Tamizar el chocolate y la maizena sobre el merengue. Añadir el vinagre y batir hasta que queden perfectamente integrados.
6. Añadir el chocolate derretido y mezclar con movimientos envolventes y con mucha suavidad para que el merengue no pierda su consistencia.
7. Verter el merengue sobre los círculos de papel que hemos dibujado sobre el papel de horno.
8. Hornear el merengue entre 60 o 70 minutos a 120 grados. Las capas cocidas deben estar duras y crujientes por fuera, pero blandas por dentro.
9. Apagar el horno y dejar la bandeja con los merengues dentro pero con la puerta abierta hasta que el horno se enfríe por completo.

CREMA Y DECORACIÓN
1. En un cuenco seco y bien frío montar la nata.
2. Machacar un poco las avellanas dentro de una bolsa de congelación con un rodillo.
3. Escurrir el almíbar a los melocotones y picarlos a trocitos. 


MONTAJE DE LA TARTA
1. Colocar una primera capa de merengue sobre un plato o una base para tartas.
2. Con una manga pastelera verter un poco de nata montada por encima y distribuir unos cuantos trocitos de melocotón por encima.
3. Repetir la misma operación con las otras capas de merengue
4. La última capa debe ser de crema. Para finalizar pondremos el resto de melocotones que quedan y espolvorearemos con las avellanas trituradas. 

Espero que os haya gustado esta receta, porque viene con REGALOOs dejo otra receta para aprovechar las 6 yemas de huevo, que se quedan colgadas cuando preparamos este postre. Las yemas no se conservan tan bien como las claras, así que conviene utilizarlas pronto. Por eso, preparé un fantástico TOCINO DE CIELO en mi +Thermomix UK , que también aparece en las fotos.



INGREDIENTES:
- 125 grs de agua
- 250 grs de azúcar
- 6 yemas 
- 1 huevo entero
- Caramelo líquido para el molde



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2.Comenzamos preparando en el vaso de la Thermomix un almíbar con el agua y el azúcar. Programar 10 minutos, temperatura Varoma a velocidad 2.
3. Dejamos enfriar el almíbar en el vaso. 
4. Cuando esté frío, hay que poner la mariposa en las cuchillas, y poner la Thermomix a velocidad 2 y por el bocal del vaso se echan poco a poco las yemas y el huevo entero. Continuamos batiendo durante unos 40 segundos.
5. Echar caramelo líquido en un molde y verter encima la preparación a través de un colador. 
6. Colocar el molde al baño María y hornear durante 45 minutos. 
7. Transcurrido ese tiempo dejar enfriar el tocino de cielo y conservar en el frigorífico.
8. Desmoldarlo y comer con moderación, jajajaja.



¡Nos vemos pronto!



Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 14 de noviembre de 2016

PUDIN (Pudding) DE PAN CON AVELLANAS Y MANDARINAS

Hoy os traigo una de esas recetas que podemos llamar de "aprovechamiento". Seguro que muchas ocasiones se os quedan trozos de pan en la panera que no os coméis porque se va poniendo duro y preferís disfrutar del comprado en el día que está mucho más bueno.

En casa no comemos mucho pan, pero también tenemos sobras. Yo las voy congelando y cuando tengo una cantidad que pueda aprovechar, preparo este Pudin. 

El nombre de Pudin viene de un postre de la repostería inglesa o norteamericana que suele prepararse con migas de pan o bizcocho ligadas con huevos y al que en ocasiones se añaden algunas frutas o frutos secos. Se puede servir acompañado de alguna salsa, natilla casera o caramelo líquido como el que yo he preparado. 


Es muy fácil de preparar y tendréis un postre delicioso en un pis pas.

Con esta receta participo en el Reto de Noviembre de 2016 de CdM - Cocineros del Mundo en el apartado DULCE. #RetoNoviembre2016CdM

INGREDIENTES: (6 flaneras)
- 4 huevos
- 80 grs de miga de pan
- 50 grs de avellanas molidas
- 280 ml de leche
- 140 ml de leche condensada
- 4 cucharadas de azúcar
- 2 mandarinas


PREPARACIÓN:
1. Precalentamos el horno a 180 grados.

2. Para hacer el caramelo, pon el azúcar en un cazo con un chorrito de agua y de limón y cocínalo hasta de que se dore y tenga la textura de caramelo (2 - 3 minutos).

3. Echa el caramelo en el fondo de las flaneras.



4. Coloca en el vaso de la batidora, la miga de pan troceada, los huevos, las avellanas molidas, la leche condensada, tres cucharadas de zumo de las mandarinas y la ralladura de su piel.

5. Tritúralo todo, viértelo en las flaneras y hornea entre 160 y 180 grados durante 25 minutos. Para comprobar si están listos pinchar con una aguja o brocheta.

6. Desmolda los flanes en un plato y decóralos como más te gusten.



¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

jueves, 10 de noviembre de 2016

BIZCOCHITOS 1,2,3 DE IOGOLINO DE MELOCOTÓN "SIN GLUTEN"

Hace unos días, mi familia y yo tuvimos la suerte de probar gracias a +Madresfera unos de los nuevos productos de +Nestlé: los IOGOLINOS.  A mis hijas les encantó su sabor, su suavidad y su cremosidad. Están preparados con leche fermentada y fruta y son muy beneficiosos para la salud y el desarrollo infantil.

La alimentación infantil es muy importante. Los niños tienen que tener una alimentación equilibrada para favorecer su desarrollo y crecimiento y para que adquieran hábitos saludables. La comida preparada en casa siempre es preferible a la industrial, aunque en la actualidad los alimentos que preparan las empresas dedicadas a la alimetación infantil es supersaludable y reúne todas las garantías.

Un día de lluvia que no podíamos salir de casa, se me ocurrió preparar para mis hijas unos bizcochitos para la merienda. Me encanta hacer bizcochos, quizá sea el dulce casero que más me gusta preparar, porque salen riquísimos y porque gustan a todo el mundo.

Normalmente utilizo yogur para preparar mis bizcochos (siguiendo la receta que en su día me enseñó mi madre), pero en esta ocasión pensé utilizar un Iogolino de melocotón como ingrediente de estos bizcochitos. ¿Por qué tomarlos siempre de la forma tradicional? A los niños hay que sorprenderlos para que no se acostumbren siempre a la misma forma de comer. Además su vasito de 60 gramos me sirvió también como medida para el resto de los ingredientes.


La receta del bizcocho que utilicé fue la un clásico de la repostería. El BIZCOCHO 1,2,3. Se llama así porque como ingredientes lleva 1 medida de aceite, 2 medidas de azúcar y 3 medidas de harina. Es el bizcocho más fácil del mundo queda muy jugoso y puede prepararse con y sin yogur.

Respecto a la harina, todavía tengo un resto de harina sin gluten que compré para preparar unas galletas a unos niños celíacos, así que también la he utilizado para conseguir una merienda mucho más saludable y por eso tienen ese tono tan blanquito después de salir del horno.

Como molde, uno de silicona para preparar dulces individuales con forma de animales: mariposas, mariquitas, abejas y libélulas, que encanta a mis hijas.


Con los ingredientes que os voy a dar a mi me salieron dos bandejas, o sea, 16 bizcochitos.

INGREDIENTES: 
- 2 huevos
- 1 iogolino de melocotón
- 1/2 cucharadita de aroma de vainilla
- 1 vasito de aceite de girasol
- 2 vasitos de azúcar
- 3 vasitos de harina sin gluten
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal

PREPARACIÓN:
1. Encendemos el horno y lo precalentamos a 175 grados.

2. En un cuenco batimos los huevos con el azúcar hasta que quede bien cremoso.

3. Añadimos la vainilla y continuamos batiendo.

4. Incorporamos el iogolino de melocotón y cuando esté bien integrado vertemos el aceite de girasol.

5. Tamizamos la harina sin gluten con la levadura encima de la masa y la mezclamos bien hasta que quede perfectamente integrada.

6. Llenar los moldes de animales por la mitad.

7. Hornear durante 15 o 20 minutos.

8. Transcurrido ese tiempo comprobar si están listos, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

9. Una vez fríos desmoldar.

El resultado fue fantásticos: los bizcochitos salieron buenísimos y muy esponjosos.


Consejos:
1. Si no tenéis niños en casa podéis sustituir el IOGOLINO por un yogur normal.
2. Y si no tenéis molde de animales o para pastelitos individuales, podéis utilizar cualquier molde que tengáis en casa, solo tenéis que tener la precaución de ampliar un poco más el tiempo de horneado.


¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .