lunes, 25 de enero de 2016

GALLETAS "EL PATITO FEO"

"Año Nuevo, Vida Nueva" ¿no? Al menos eso dicen. En el caso de #Unagalletauncuento, "Año Nuevo, Cuento Nuevo". En Enero el cuento que homenajeamos es "El Patito Feo", un cuento que me encanta y que yo hubiese escogido si hubiera resultado ganadora del mes de noviembre. Pero no lo fuí. Quien sí resultó ganadora y eligió este cuento fue +María E. mg con sus Galletas-Gafas de Cristal para La Princesa y el Guisante.

"El Patito Feo" también fue escrito por Hans Christian Andersen y fue publicado, por primera vez el 11 de noviembre de 1843. El cuento trata sobre un patito más grande, más torpe y más feo que es despreciado por sus hermanos, que son patitos más pequeñitos y mucho más bonitos. Y todo porque un huevo de cisne acabó en el nido de una pata que vivía en una granja. Tan mal lo trataban sus hermanos patitos y el resto de animales que solo recibía picotazos, empujones y burlas. Hasta su madre se avergonzaba de él. Por eso tuvo que marcharse de la granja, pero ningún animal quería acercarse a él. En su largo viaje, un día observó una bandada de unas aves preciosas que levantaron el vuelo. Eran cisnes y quedó muy impresionado. Pasó el invierno, llegó la primavera y el patito volvió a encontrarse con los cisnes. Como todos lo trataban muy mal, pensó que los cisnes también lo harían, pero no fue así. Lo recibieron entre ellos y quedó sorprendido porque no le pegaron ni lo despreciaron. Fue entonces cuando se vió reflejado en el agua del lago, descubriendo que se había convertido en un hermoso cisne. Desde ese momento fue muy feliz y nunca más se volvió a sentir triste ni incomprendido.



Patitos, patitos, patitos ... es lo que se repetía en mi mente desde que +Patricia Blanco Budia nos dijo el cuento. Y como los Reyes Magos me habían echado un cortador de un patito (parece que sabían que me iba a hacer falta), decidí preparar estas galletas del "Patito Feo".


INGREDIENTES:
- 200 grs de mantequilla ablandada
- 200 grs de azúcar
- 1 huevo
- 1 vaina de vainilla
- 1 pizca de sal
- 400 grs de harina

PREPARACIÓN :
1.- Batir la mantequilla con el azúcar y la pizca de sal hasta que quede una mezcla homogénea y esponjosa
2.- Añadir las semillas de la vaina de vainilla
3.- Batir ligeramente el huevo e incorporarlo poco a poco a la mezcla
4.- Tamizar la harina e incorporar a la mezcla anterior. Hasta que quede una masa compacta.
5.- Dejar reposar en la nevera unos 30 minutos.
6.- Transcurrido ese tiempo estirar la masa y cortar con el cortador de patito.
7.- Colocar en una bandeja sobre papel de horno y dejar reposar de nuevo en la nevera otros 30 minutos.
8.- Precalentar el horno a 175 o 180 grados.
9.- Hornear las galletas durante 12 o 14 minutos o hasta que los bordes comiencen a ponerse doraditos.
10.- Sacar del horno y dejar reposar sobre una rejilla hasta que se enfríen.
11.- No decorar hasta que al menos transcurran 24 horas.

Para la decoración de las galletas he utilizado glasa real preparada en casa utilizando la Thermomix.
INGREDIENTES:
- 200 grs de azúcar glas
- 1 clara de huevo pasteurizada
- 3o 4 gotitas de zumo de limón
- Colorante comestible amarillo y naranja.

PREPARACIÓN:
1.- Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programar 20 segundos a velocidad 6.
2.- Echar la glasa en un recipiente e ir separando y tiñiendo la glasa que vayais necesitando para decorar los patitos.

Estos son los patitos bonitos:

Y este es el Patito Feo: la glasa estaba muy líquida por lo que ha quedado casi transparente. De esta manera he intentado afear a este patito respecto a sus "hermanos" amarillitos.

  

La familia al completo.



Han quedado tan simpáticos que da pena comérselos, aunque mis hijas ya han dado buena cuenta de ellos.

Y si queréis ver lo que han hecho mis compañeras, solo tenéis que pinchar AQUI


Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.