sábado, 31 de enero de 2015

TARTA OLAF

Esta es una de esas recetas que tengo en el "trastero" esperando tener un momentito para publicarla. 

Fue una tarta que preparé para mi hija y para mí, el pasado mes de Agosto, para celebrar nuestro santo. Mi hija Blanca llevaba tiempo insistiéndome para que le hiciera una tarta con los muñecos de una de sus películas preferidas. Y de las mías también. Creo que la hemos visto más de diez veces.  Se trata de "FROZEN". Para mí, la mejor película de Disney de los últimos años.

Así que me puse manos a la obra, al final el resultado no fue el esperado. Mi propósito era forrarla con fondant, pero ese día hizo tanto calor en Sevilla que resultaba imposible manejarlo. Se derretía, se rompía, así que después de un rato de desesperación, la solución fue dejarla únicamente con la cobertura de la ganaché de chocolate y decorarla.


Y ¿A quién elegimos como protagonista de la tarta? A OLAF, el muñeco de nieve al que le encanta el verano. Qué mejor homenaje que hacerle una tarta en Sevilla, con más de 40 grados a la sombra.    


Olaf, fue al primero que hice. Seguí para ello las instruciones que encontré en Pinterest. 










Si pincháis AQUI encontrareis los pasos para preparar vuestro Olaf. Solo necesitareis los ingredientes siguientes:

- Fondant blanco
- Fondant naranja
- Fondant negro
- Un palito de brocheta
- Una barra de regaliz para los brazos.

Yo le puse un sombrero en lugar de sus tres pelos característicos para protegerlo del sol de Andalucía.

Y con un poco de magia y ayuda de Google,  conseguimos protegerlo del calor con una nevada personalizada para él solito, al igual que sucede en la película.


La tarta era una TARTA ARCOIRIS, rellena y cubierta con Ganaché de Chocolate y decorada con copos de nieve. No la había hecho nunca y llevaba tiempo queriendo prepararla. El bizcocho era el clásico bizcocho de vainilla que ya he preparado en otras ocasiones, teñido con seis colores diferentes.

INGREDIENTES:
- 200 grs de mantequilla ablandada
- 200 grs de azúcar
- 4 huevos
- las semillas de una vaina de vainilla
- una pizca de sal
- 200 grs de harina tamizada
- 6 colorantes diferentes

PREPARACIÓN: 
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Batir la mantequilla con el azúcar  y la pizca de sal hasta que la mezcla blanquee y quede esponjosa.
3. En un cuenco aparte batir ligeramente los huevos.
4. Añadir lentamente los huevos batidos a la mezcla de mantequilla y azúcar hasta que queden perfectamente integrado.
5. Tamizar la harina e ir añadiéndola poco a poco a la mezcla anterior hasta que quede perfectamente integrada.
6. Dividir la masa en seis partes iguales y teñir cada parte de un color.
7. Ya solo hay que hornear cada color de masa en un molde previamente engrasado y hornear a 180 grados durante unos 15 o 20 minutos aproximadamente o hasta que ese listo. Si teneis tres moldes en dos veces los teneis hechos.

Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla. Cuando estén templados envolver en film transparente y dejar reposar toda la noche a temperatura ambiente.

Si quereis los bizcochos más jugososo solo teneis que bañarlos con el almibar que más os guste.

Ya solo queda montar la tarta: una capa de bizcocho, una capa de ganaché de chocolate hasta que los useis todos. Y por último cubrir toda la tarta con la ganaché que sobra.



La decoración sencilla, copos de nieve de azúcar en colores blanco y azúl, un copo de nieve de fondant blanco para la parte superior de la tarta y nuestro amigo OLAF encima.

GANACHE DE CHOCOLATE
INGREDIENTES:
- 200 grs de chocolate fondant
- 200 grs de nata para montar

PREPARACIÓN:
1. Calentar la nata a fuego lento hasta que hierva.
2. Retirar del fuego y derretir en ella el chocolate troceado.
3. Dejar enfriar antes de utilizarla.




Se me olvidaba comentaros que los moldes que yo utilicé tenían un diámetro de 15 cm.
Si utilizáis moldes más grandes os saldrán menos capas y debereis utilizar un poco más de ganaché.

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.