sábado, 25 de febrero de 2017

GALLETAS "RANITAS" DE FONDANT

Cuando +Patricia Blanco Budia del blog Patty`s Cake eligió el cuento de "El Príncipe Rana" el mes pasado al resultar ganadora de #Unagalletauncuento en el cuento "Las Mil y Una Noches" con su PASTEL DE AMOR PERSA  enseguida pensé en preparar algo distinto a una rana. Después de pensar y pensar, ¿que creéis que ha pasado? ... pues que he preparado unas "ranas", jajajaja.  Unas galletas muy divertidas decoradas con fondant, que volvieron locas a mis hijas, que me ayudaron a hacer y que me quitaban de las manos. Casi ni puedo hacer la foto...


El Principe Rana es un cuento de los Hermanos Grimm y cuenta la historia de una princesa caprichosa a quien su padre, el Rey, regala una pelotita de oro que le encanta; pero un día, jugando cerca de un pozo, se le cae dentro. En el pozo vivía una rana, con la que la princesa hace un trato: ella le devolvería la pelotita y a cambio la princesa será su amiga y la invitará esa noche a cenar al castillo donde vive y a dormir en su cama con ella. Una vez recuperada la pelotita, la princesa se olvida del acuerdo. Pero la rana se presenta en el castillo y le cuenta al rey el acuerdo que había alcanzado con la princesa. El rey obliga a la princesa a cumplir su promesa y se ve obligada a comer del mismo plato y a dormir en la misma cama con la rana. Le da tanto asco la rana a la princesa que cuando va a acostarse lanza a la "asquerosa" rana contra la pared. En ese momento la rana se transforma en un príncipe que había sido encantado por una malvada bruja.

En fin, que de besito al príncipe, nada de nada. El pobre acabó estampado contra la pared. Jajajaja.....


Para preparar estas galletitas tan simpáticas vamos a necesitar:

- masa de galletas de mantequilla (la que más os guste)
- un cortador con forma de rana
- leche condensada
- rodillo
- fondant blanco
- colorante verde
- colorante amarillo
- pegamento comestible
- un pincel
- rotuladores comestibles de varios colores (verde, rojo, negro)


PREPARACIÓN:
1. Estiramos la masa de galletas, cortamos las galletas con el cortador con forma de rana y las horneamos. Cuando estén horneadas, las dejamos enfriar antes de decorarlas.
2. Coloreamos un poco de fondant blanco, lo estiramos bien con el rodillo y con el mismo cortador de las galletas cortamos ranitas de fondant.
3. Untamos leche condensada sobre nuestras galletas y pegamos el fondant verde.
4. Con un rotulador verde, delineamos el contorno de la rana, los agujeritos de la nariz y las manos de las ranitas.
5. Pintamos la boca con rotulador rojo.
6. Con fondant blanco preparamos bolitas blancas que serán los ojos de nuestras ranitas.
7. Utilizaremos un pincel untado de pegamento comestible para pegar las bolitas blancas en la cara de nuestra ranita. 
8. Con rotulador negro pintamos los ojos de las ranitas.
9. Coloreamos un poco de fondant blanco con el colorante amarillo y hacemos unas pelotitas amarillas que pegaremos cerca de las manos utilizando el pegamento comestible. 


Mi hija pequeña Sofía me ayudó a hacer las bolitas blancas y amarillas y a colorear de negro el ojito de las ranitas. Se divirtió mucho ... 


Y si queréis ver lo que han hecho mis compañeras, solo tenéis que pichar AQUI.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .