PAN CASERO SIN LEVADO

Hacer PAN en casa nunca ha sido tan fácil. Hasta cinco veces he repetido esta receta que Carmen de Tía Alia preparó para Directo al Paladar.

Un pan casero cien por cien, que no necesita levado y que siempre queda perfecto. Además se elabora con harina común, la que se usa para todo. No tienes que complicarte la vida buscando harina de fuerza que escasea en este tiempo de confinamiento. 

He ido adaptando y perfeccionando la receta conforme la he ido repitiendo, porque mi horno no es el de Carmen y porque mi harina tampoco es la misma que ella utilizó. Así que, cuando la hagas, ten en cuenta que cada horno es un mundo, que el mío calienta de forma diferente al tuyo y que debes conocer y controlar muy bien tu horno para que tu pan quede perfecto.


La receta original la tienes en el enlace que tienes en el primer párrafo de esta publicación. Mis ingredientes y tiempos de horneado son el resultado de mis cinco cocinados. Y te aseguro que, como dice Carmen, siempre sale perfecto.

INGREDIENTES:
- 650 grs de harina común (Hacendado)
- 325 ml de agua templada
- 25 grs de levadura fresca (Levital)
- 10 grs de sal
- 10 grs de azúcar
- 45 ml de aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN:
1. Pon en un recipiente el agua templada y añade la levadura fresca y el azúcar. Remueve hasta que se disuelvan perfectamente la levadura y el azúcar.

Si utilizas levadura seca no necesitas solo tienes que disolver en el agua el azúcar. La levadura seca tienes que mezclarla con la mitad de la harina.

2. Añade la mitad de la harina y todo el aceite al agua. Remueve bien para quitar todos los grumos que pudiera tener la harina. Deja que repose esta preparación durante 20 minutos a temperatura ambiente cubriendo el recipiente con un trapo limpio.

3. Transcurrido este tiempo incorpora el resto de la harina y la sal. Remueve bien hasta que la harina quede perfectamente integrada.

4. Engrásate las manos con un poco de aceite y amasa durante unos 2 minutos.

Puede que necesites añadir un poco más de harina. Dependiendo del tipo de harina la masa tendrá mas o menos consistencia. 


5. Forma una bola con la masa, colócala sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno en la que habrás puesto un poco de harina, haz un par de cortes profundos con un cuchillo y espolvorea  la superficie del pan con harina.

6. Engrasa con aceite de oliva el interior de un recipiente apto para introducir en el horno y cubre la masa con él. Puedes utilizar un molde de vidrio, de aluminio, de cerámica, una olla, etc. Ten en cuenta que la forma que tenga tu molde será la forma que adquiera el pan una vez que se hornee.
Yo he utilizado una olla de aluminio.

7. Precalienta el horno a 200 grados y hornea tu pan unos 45 minutos. Transcurrido este tiempo, levanta el recipiente para ver el color que ha cogido tu pan, si ves que no ha quedado demasiado doradito y que está un poco crudo, deja que se hornee entre 15 o 20 minutos más. No lo pierdas de vista para evitar que se te pueda quemar. 

TRUCO: Yo he utilizado el termómetro de Nordic Ware para ver si los Bundt Cakes están listos para comprobar si mi pan estaba perfectamente cocido. 

8. Transcurrido este tiempo, déjalo enfriar y disfruta de un pan casero, aunque a mí me gusta comerlo recién hecho. 

Espero que hagas esta receta y si tienes cualquier duda puedes preguntarme a través del formulario de contacto del blog o en mis redes sociales. Te contestaré lo antes posible. Si quieres mandarme las fotos de tu cocinado me encantará compartirlas.

Blanca




6 comentarios

  1. Bienvenidos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, cada horno es un mundo. El pan espectacular

    ResponderEliminar
  3. Adoro el pan casero y sí, hay que conocer el horno muy bien

    ResponderEliminar
  4. Buenisimo el pan y que lor mas bueno deja en toda la casa besitos cuidate

    ResponderEliminar
  5. Aún no controlo mucho mi horno porque es nuevo, pero seguro que con tu receta de pan me sale ! 😋

    ResponderEliminar
  6. Querida a iga, no hay ni que dudar de que este pan es una maravilla, se nota en esa miga tan espectacualr que tiene. Un beso

    ResponderEliminar