viernes, 21 de marzo de 2014

TARTA DE LIMÓN

Continúo con mi viaje por el libro de Peggy Porschen "Boutique de Pastelería".

La siguiente receta que he preparado ha sido la del PASTEL DE LIMÓN Y LIMONCELLO. Me gustó el aspecto primaveral que le daban las margaritas y que entre sus ingredientes tuviera Lemon Curd. Tenía ganas de prepararlo porque en G+ hubo una temporada en que me llegaban un montón de notificaciones de esta crema y tod@s decían que si estaba tan buena, que había que probarlo; total que como ya tenía la mosca detrás de la oreja, y una vez preparado hay que consumirlo en una semana, esperé a tener una ocasión para poder utilizarlo.  Asi que aproveché que el pasado día 4 de marzo era el cumpleaños de mi marido para hacerle esta tarta, aunque como mis niñas iban a comerla no le puse Limoncello. La próxima vez que la preparé se lo pondré y así comprobaré la diferencia entre una receta y otra.


Para preparar mi LEMON CURD utilicé la receta que +Concha Requena de Azúcar con Amor tiene en su blog y en You Tube.  Aquí os dejo el enlace, es muy sencillo de hacer.


El Lemon Curd lo preparé un par de días antes de preparar el bizcocho. Y el bizcocho el día anterior al cumpleaños de mi marido.

INGREDIENTES: ( Para 3 moldes de 15 cm)
Para el bizcocho 
- 200 grs de mantequilla ablandada
- 200 grs de azúcar
- una pizca de sal
- la ralladura de dos limones
- 4 huevos medianos
- 200 grs de harina con levadura

Para el almíbar de azúcar
- 150 ml de zumo de limón
- 150 ml de azúcar

Para el relleno de crema de mantequilla
- 240 grs de mantequilla
- 240 grs de azúcar glas
- una pizca de sal
- 120 grs de lemon curd.

Para la decoración
- Fondant blanco y amarillo

PREPARACIÓN:
Como siempre en todas las tartas de Peggy, lo primero que hay que preparar es el BIZCOCHO. Siempre el día anterior para que repose y quede más esponjoso. 

1. Precalentar el horno a 175 o 180 grados. 
2. Batir la mantequilla, el azúcar, la sal y la ralladura de limón hasta que la preparación blanquee y esté esponjosa.
3. Batir los huevos a parte e ir agregándolos poco a poco a la mezcla de mantequilla sin dejar de batir. Si la preparación empieza a separarse, hay que dejar de añadir el huevo e incorpore mientras bates 2 o 3 cucharadas de harina. Esto hará que la masa quede ligada. 
4. Una vez esté incorporado el huevo a la mezcla de mantequilla hay que tamizar la harina por encima y remover ligeramente.
5. Dividir la masa en los moldes y hornearlos entre 15 o 20 minutos dependiendo del horno. 
Si usas un solo molde los bizcochos necesitarán más tiempo de cocción. Estarán cocidos cuando al pincharlos con una aguja o brocheta ésta salga limpia.

El mismo día que se prepare el bizcocho, hay que preparar el ALMIBAR porque vamos a remojar el bizcocho mientras esté caliente.
1. Vierte el zumo de limón y el azúcar en un cazo y llévalo a ebullición. 
2. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto.
3. Dejar enfriar.

Una vez horneados los bizcochos, déjalos reposar unos 10 minutos. Luego pinta con el almíbar la superficie de los bizcochos mientras estén calientes, ya que eso hace que el almíbar se absorva con más rapidez.

Cuando los bizcochos estén tibios hay que desmoldarlos y dejarlos enfriar sobre una rejilla. 

Una vez frios hay que envolverlos en film transparente y dejarlos reposar toda la noche a temperatura ambiente. Eso hará que se mantengan jugosos y firmes.


El día que se vaya a consumir hay que preparar la CREMA DE MANTEQUILLA:
1. Batir la mantequilla, la pizca de sal y el azúcar glas hasta que la preparación blanquee y esté esponjosa.
2. A continuación, añadir el lemon curd y mezclar bien.

Ya solo queda montar el pastel. 

Como anécdota contaré que he tenido que multiplicar por tres las cantides a utilizar para hacer la crema de mantequilla, porque si se sigue al pie de la letra las cantidades que dan en la receta del libro os pasará lo que a mí, que no tendréis suficiente para rellenar la tarta ni para cubrirla por fuera. 

Cuando ya lo tenía todo listo, los bizcochos preparados y la crema de mantequilla preparada me dí cuenta que era un poco escasa y que no iba a tener suficiente para todo, con lo cual tuve que buscar una solución rápida, que fue dejar la crema de mantequilla para la decoración exterior y utilizar lo que había sobrado de lemon curd para rellenar la tarta. Aun así la crema fue poca para cubrir todo el bizcocho y eso que no era muy grande (15 cm) por eso me costó mucho trabajo cubrirlo y por eso se transparenta un poco el bizcocho en las fotos. 


La decoración la hice muy primaveral, quería una tarta alegre, así que utilicé calas y margaritas hechas de fondant.

                           



Aguanta hasta una semana despues de haberlo preparado y el bizcocho está más bueno a los dos o tres días de haberlo horneado.


Lo principal es que le gustó a la persona a la que iba dedicada a quien desde aquí le mando un beso.