Mostrando entradas con la etiqueta Limón. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Limón. Mostrar todas las entradas

martes, 11 de abril de 2017

TORRIJAS DE LECHE Y VINO DULCE RELLENAS DE NATILLAS

¿Quien puede resistirse a una deliciosa Torrija durante  estos días de Semana Santa? 

Las torrijas son un dulce típicamente español, aunque postres preparados con pan, leche, huevo y azúcar, los hay en todos los paises del mundo.



En España se suelen bañar en leche o vino antes de freirlas impregnadas de huevo y una vez fritas se cubren con almíbar, miel o azúcar y canela.

Como todos los postres las torrijas también están sujetas a la innovación de quien las prepara, así que este año además de las clásicas de toda la vida, he preparado unas cuantas rellenas de natillas. El año pasado también las preparé, pero desaparecieron tan rápido que no me dio tiempo a hacer ninguna foto, así que este año, no me ha quedado otra que hacerlas de nuevo.



Quien dice natillas, dice crema pastelera, chocolate, flan .... podéis rellenarlas de lo que queráis y más os guste.

En poco más de media hora, tenéis un postre delicioso al que os resultará difícil no hincar el diente. 

INGREDIENTES: 
- 24 rebanadas de pan de torrijas
- 1 litro de leche
- 1 palito de canela en rama
- la corteza de un limón
- 4 cucharadas de azúcar bien colmaditas
- 1 copa pequeña de vino dulce de Málaga 
- un cuenco de natillas (se pueden preparar en casa o comprarlas ya hechas)
- 3 huevos 
- Aceite de Oliva para freir
- azúcar y canela mezcladas



PREPARACIÓN: 
1. Poner a calentar la leche, con el azúcar, la rama de canela, la corteza de limón y la copa de vino dulce. Hervir la leche.
2. Una vez haya hervido la leche retirar el cazo del fuego y dejar enfriar hasta que la leche esté templada. 
3. En una fuente colocar todas las rebanadas de pan y cubrir con la leche, dejando que el pan se empape bien con la leche.
4. Cuando todo el pan esté bien empapado, poner una cucharadita de natillas sobre 12 de las rebanadas y cubrir cada con las otras 12.
5. Batir bien los 3 huevos.
6. Para freir las torrijas, bañar cada grupo de dos en el huevo batido y a continuación freirlas con cuidado en abundante aceite de oliva.
7. Una vez fritas las dejamos escurrir sobre papel absorvente, para que pierdan todo el aceite de la fritura.
8. Por último las espolvoreamos con azúcar y canela mezcladas.



Ya solo nos queda disfrutar de ellas. Quedan superjugosas y encantarán a los más golosos de la casa.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 5 de septiembre de 2016

BIZCOCHO DE QUESO Y LIMON

Seguimos con este veranito supercaluroso. Ya lo dijeron antes de que empezara. Iba a ser uno de los veranos más caluroso en la estadística que preparan todos los meteorólogos. Las temperaturas han estado casi permanentemente por encima de los 37 grados, un día, otro día y de vez en cuando alcanzábamos los cuarenta y tantos. Para hoy esperamos 42 o 43 graditos y eso que se supone que el verano había terminado

Así que lo cocinar no apetecía mucho (pero he tenido que hacerlo para que en casa no "murieran" de inanición) y encender el horno menos, pero para celebrar mi santo y el de mi hija mayor lo hice.

Continúo con mis experimentos en los sabores de los bizcochos que preparo. Esta vez he combinado el queso crema (tipo Philadelphia) y el limón y el resultado ha sido este bizcocho superjugoso. Es muy fácil de preparar y si no os gusta el limón podéis prepararlo con naranja o lima. Os quedará igual de bueno y sabroso. 



INGREDIENTES:
- 185 grs de mantequilla
- 185 grs de queso crema
- 1 cucharadita de ralladura de limón
- 330 grs de azúcar
- 3 huevos
- 250 grs harina
- 1 1/2 cucharaditas de levadura



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180-190 grados.
2. Engrasar un molde tipo corona ( no es necesario, podéis utilizar cualquiera que tengáis en casa)
3. Batir la mantequilla, el queso crema y la ralladura de limón hasta que la mezcla blanquee.
4. Añadir el azúcar y continuar batiendo hasta obtener una crema esponjosa y cremosa.
5. Añadir los huevos uno a uno y batir hasta que queden perfectamente incorporados.
6. Añadir la harina tamizada y batir a velocidad baja hasta que quede perfectamente incorporada.
7. Verter en el molde y hornear durante 50 minutos.



Antes de sacarlo del horno, dejarlo reposar durante 10 minutos más. Así conseguiréis que adquiera ese aspecto tan brillante, puesto que la capa exterior se cocina un poco más y queda muy crujiente. A mí es la parte que más me gusta de los bizcochos. ¿Y a vosotros?

¡Nos vemos pronto!


 Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .




jueves, 10 de marzo de 2016

TORRIJAS

Ya casi estamos en Semana Santa, el 20 de marzo será Domingo de Ramos, y uno de los dulces más tradicionales de estas fechas son LAS TORRIJAS. La torrija es un dulce de origen español, consistente en una rebanada de pan generalmente de uno o dos días atrás que se empapa en leche o vino y que posteriormente y rebozada en huevo batido es frita en abundante aceite. Una vez frita y retirado el exceso de aceite se aromatizan con miel, azucar o canela. Normalmente se degustan en Cuaresma y en Semana Santa. 

En casa las que nos gustan son las bañadas en leche aromatizada con canela y limón y espolvoreadas con un poco de azúcar y canela. La miel, para mi gusto, está demasiado empachosa, empalagosa ... y además, pringa.



INGREDIENTES: (Para una docena)

- Pan de Torrijas (las grandes superficies suelen venderlo ya especial para hacerlas o pan de barra. El que yo he utilizado lo he comprado en una panadería de Arahal porque las rebanadas son pequeñitas). 
- 1/2 l de leche
- 1 Palito de canela en rama
- Corteza de limón
- 3 cucharadas de azúcar
- Un par de cucharadas de Brandy (si tenéis niños podéis obviarlo y si no os gusta también)
- 2 huevos
- aceite de oliva abundante para freirlas
- Azúcar y Canela mezcladas.

PREPARACIÓN:
1. Poner a calentar la leche, con la canela en rama. la corteza de limón, el azúcar y el Brandy.


2. Retirar del fuego cuando empiece a hervir y dejar enfriar.
3. Preparar las rebanadas de pan en una bandeja y verter por encima la leche templada. Dejar que el pan se empape con la leche.




4. Batir los huevos.
5. Para freir las torrijas, ir sumergiendo cada rebanada de pan en el huevo batido y a continuación freirlas en abundante aceite caliente.



6. Una vez fritas, dejar escurrir el aceite sobrante en un plato cubierto con un papel absorvente.
7. Por último, espolvorearlas con el azúcar y la canela que habíamos mezclado.



Se pueden acompañar de helado, natillas, chocolate ... o comerlas simplemente así. En cualquier caso estarán igual de deliciosas. 

Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos. También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.




viernes, 13 de noviembre de 2015

BUNDT CAKE DE LIMÓN CON GLASEADO DE LIMÓN


El 15 de noviembre se celebra el Día Nacional del Bundt Cake. #DiadelBundtCake

El año pasado por estas fechas descubrí lo que era un Bundt Cake y me enteré que no era un simple bizcocho. Para poder llamar Bundt a un bizcocho, debemos utilizar un molde que tiene en el centro una chimenea que permite que toda la masa se hornee de forma uniforme y por completo, siendo los moldes más conocidos los de Nordic Ware, pero valiendo cualquier otro.

Otra peculiaridad de estos bizcochos es que son muy húmedos debido a los ingredientes que se utilizan y van cubiertos con un glaseado.

Estos bizcochos están basados en el Kugelhopf alemán. El molde tipo bundt de aluminio fue patentado en 1950 por David Dalquist, fundador de Nordic Ware, sustituyendo así los moldes nórdicos de cerámica o hierro mucho más pesados.


Así que para celebrar este día y para cumplir con una nueva invitación de mi amiga +Noemi TodoCooking en sus #Diade, he preparado este BUNDT CAKE DE LIMÓN cubierto de un GLASEADO DE LIMÓN delicioso para celebrar el #DiadelBundtCake. Y ¿por qué de limón? porque me encantan los bizcochos con sabor a cítricos, sobre todo los que saben a limón. Así que aquí os dejo la forma de prepararlo.


INGREDIENTES:
Para el BIZCOCHO
- 250 grs de mantequilla a temperatura ambiente
- 200 grs de azúcar
- 4 huevos
- 340 grs de harina tamizada
- 1 cucharada de levadura
- 2 limones 

Para el GLASEADO
- 3 cucharadas de leche
- 1 cucharada de mantequilla
- 150 grs de azúcar glas
- 3 cucharadas de zumo de limón


PREPARACIÓN:
BIZCOCHO
1. Rallar la piel de los limones y exprimir el jugo.
2. Separar las claras de las yemas y batir las claras a punto de nieve. Reservar.
3. Mezclar la mantequilla con el azúcar, y más tarde incorporar la harina y la levadura tamizadas. 
4. Añadir las yemas una a una, mezclandolo todo hasta conseguir una masa homogénea.
5. Incorporar ahora, la ralladura y el zumo de los dos limones.
6. Por último, añadir las claras montadas a punto de nieve sin batir con movimientos envolventes para evitar que se bajen 
7. Echar la masa en un molde bundt bien engrasado y hornear sobre 50 minutos a 180 grados.
8. Dejar enfriar completamente antes de verter sobre el bundt el glaseado.

GLASEADO
1. Poner a hervir las 3 cucharadas de azúcar con la mantequilla hasta que ésta se derrita.
2. Añadir los 150 grs de azúcar glas y las 3 cucharadas de zumo de limón.
3. Verter sobre el bundt enfriado.


Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos. 


martes, 29 de septiembre de 2015

MOUSSE DE MELÓN

¿Teneis buena mano eligiendo melones? Yo, unas veces si y otra no. Normalmente suelo acertar y el melón está comestible o increiblemente bueno. Pero la última vez no fue así. Salió un poco pepinoide. Esta vez el sistema de apretar el lado contrario a aquel en que se une a la mata no funcionó.

Y como en casa no somos de tirar nada, estuve dando vueltas a la cabeza para ver que hacía con el medio melón que me sobraba. Buscando encontré esta MOUSSE DE MELÒN, un postre fresquito para tomar en estos últimos días de verano. El otoño empezó el pasado miercoles 23 de septiembre, pero todavía tiene que venir el veranillo de San Miguel  (que celebramos hoy) o el veranillo del membrillo.



INGREDIENTES:
- Medio melón
- 1 cucharada sopera de azúcar
- 125 grs de azúcar para la nata
- Hierbabuena fresca
- Ralladura de limón
- 400 grs de nata para montar



PREPARACIÓN:
1. Quitar la piel al melón, trocear la pulpa y ponerla en un recipiente.
2. Añadir una cucharada de azúcar, la menta y la ralladura de limón y batir bien. Colar el batido utilizando un colador o un chino para que quede más fino.
3. Montar la nata. Cuando empiece a espesar añadir poco a poco el azúcar hasta que tenga la consistencia adecuada.
4. Mezclar el batido de melón con la nata montada con cuidado para que no se baje.
5. Servir en vasitos, copas ...

Rápido, fácil y supersencillo de preparar.



Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.






martes, 1 de septiembre de 2015

COPA DE MELOCOTÓN Y CREMA DE QUESO

Los melocotones son una de las frutas más típicamente veraniegas. Hay muchas variedades y su color puede variar entre el amarillo, el rojo intenso, el rosa pálido ... Son muy versátiles y con ellos se pueden realizar infinidad de platos.

Este es un postre rápido, muy fácil de hacer, ideal para preparar si, de improviso, se presentan visitas en tu casa y no tienes nada preparado.


INGREDIENTES:
- 2 naranjas
- 1 limón
- 2 cucharadas de AOVE
- 1 cucharada de azúcar
- 2 melocotones

Para la crema de queso:
- 400 grs nata para montar bien fría
- 135 grs de queso para untar
- 100 grs de azúcar

PREPARACIÓN:
1. Lavar muy bien los melocotones y cortarlos en láminas. Dejar la piel porque si se la quitais se desharán al calentarlos.
2. Echar en una sarten dos cucharadas de aceite y verter los melocotones cortadas en láminas, el zumo de las dos naranjas y el limón y la cucharada de azúcar. Los doramos y los dejamos cocinar unos dos minutos. Transcurrido este tiempo los apartamos del fuego y los dejamos enfriar.
3. Mientras se enfrían los melocotones, preparamos la crema. Para ello ponemos en un cuenco la nata y el queso y batimos con varillas para que se vayan montando. 
4. Incorporamos poco a poco los 100 grs de azúcar y seguimos batiendo hasta que la crema haga picos.
5. Servir en copas, disponiendo primero la crema y después los melocotones por encima.
6. Se sirve muy frío.


Yo he utilizado melocotones, pero esta copa fresquita se puede preparar con cualquier otra fruta: pera, manzanas, plátanos, nectarinas, paraguayos, fresas, cerezas ...


Creíamos que se había ido, pero no... el calor ha vuelto, así que hay que aprovechar que todavía tenemos unos cuantos días de verano por delante para regalarnos este postre tan delicioso.



miércoles, 11 de febrero de 2015

CABELLO DE ANGEL

Mi madre me regaló una calabaza hace unos días. La he tenido reservada, esperando la ocasión de utilizarla, así que el otro día, se me ocurrió abrirla para preparar un puré de verduras. Cuando ya lo tenía todo listo, la verdura cortadita para hacer el sofrito, parto la calabaza. Y ... ¡horror! ¡no era naranja!¡era blanca!...  Lo primero que pensé es que estaba mala, después se lo comenté a mi madre, que fue la que me dijo que podía ser una calabaza de cidra.  A pesar de todo, continué con mi idea primitiva del puré de verduras y corté un pedazo. El puré salió buenísimo.... 

La calabaza era como ésta, que me he traido prestada de Pinterest.


                                                
No es esa la forma habitual de utilizar una calabaza de cidra; normalmente con ella se hace CABELLO DE ANGEL, un dulce que se prepara con la pulpa de este tipo de calabaza y azúcar en la misma cantidad, aromatizada con limón y canela hasta que se deshila en una especie de hilos finitos de color dorado. Se suele utilizar para rellenar pasteles, empanadillas, tartas, ensaimadas, hojaldres, borrachuelos... 

Así que, cogí mi calabaza blanca y me puse a preparar CABELLO DE ANGEL. Es la primera que lo hago y pensaba que me iba a costar más trabajo. Al final no ha resultado tan complicado... Así que aquí os dejo la receta.



INGREDIENTES:
- Una calabaza de cidra
- Azúcar (el mismo peso que la pulpa de la calabaza una vez cocida, pelada y escurrida)
- corteza de limón
- canela en rama

PREPARACIÓN:
1. Limpiar muy bien la calabaza. Partirla por la mitad y trocear en pedazos no demasiado pequeños.
2. Echar en una olla y cubrir con agua.
3. Cocer a fuego lento entre 50 y 60 minutos
4. Transcurrido este tiempo, dejar escurrir bien todos los trozos en un colador.
5. Cuando hayan escurrido parte del agua, coger cada pedazo, quitar la piel con la ayuda de un cuchillo y las pepitas con la mano. Incluidas las más pequeñas que son casi transparentes.



6. La pulpa que obtengamos la escurrimos bien entre las manos separando con cuidado los filamentos.


7. Una vez escurrida, la pesamos en el vaso de la Thermomix y añadimos la misma cantidad de azúcar, la corteza de limón y la canela en rama.


8. Programamos 30 minutos, temperatura 90, velocidad 1 o 2. Cocinarla con el cubilete puesto, cuando queden 10 minutos para finalizar el tiempo, levantar el cubilete, para que se oxide la preparación y tengamos un color bonito.

Si no teneis Thermomix, echais la pulpa, el azúcar, la corteza de limón y la canela en rama en una olla y dejamos que se cocine de nuevo a fuego lento durante 1 hora removiendo constantemente.

Una vez que tengamos la textura que queramos, retirar la corteza y la canela.


Dejar enfriar antes de usarla. 

También podéis conservarla en un recipiente de cristal al vacio, para usarla más adelante. De esta manera se puede conservar más de un año.



Ahora solo tengo que encontrar una receta en la que poder utilizar este Cabello de Angel. Acepto sugerencias....

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.



lunes, 8 de diciembre de 2014

PASTEL MAGICO "CÓMEME" DE ALICIA

Nueva propuesta del Proyecto "Una galleta, un cuento".


La ganadora de la edición del mes de Octubre fue Carmen del blog http://nekanenfabrics.blogspot.com.es/ con sus BANDERINES DE DISEÑO de LOS TRES CERDITOS.

Como ya sabeis las normas de este proyecto determinan que la ganadora elige el cuento del mes siguiente y Carmen ha elegido para el mes de Noviembre, "ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS"

En realidad el cuento se llama "Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas" y lo escribió Lewis Carroll en 1865.

Este relato se encuentra protagonizado por una niña llamada Alicia, la cual junto a su hermana mayor deciden dar un paseo por el bosque aprovechando el buen tiempo. Cansadas de caminar determinan sentarse bajo un frondoso árbol, disponiéndose la pequeña a leer el libro que trae consigo.

Al cabo de poco rato sucede algo totalmente inesperado, pues por delante suyo pasa un conejo blanco que habla al mismo tiempo que consulta su reloj. Totalmente intrigada la chica decide seguir el extraordinario animal, el cual se introduce en el tronco hueco de un árbol. Guiada por su curiosidad también entra en el tronco cayendo al vacío unos cuantos metros.



Sentada sobre unas hojas que han amortiguado la caída observa nuevamente al conejo introducirse por una puerta. Al seguirlo Alicia descubre una gran sala rodeada de más puertas y una mesa en la que encima está situado un manojo de llaves. Al estudiar cuidadosamente las llaves observa que gracias a ellas la única puerta que abren es la más pequeña de todas y que resulta imposible de traspasar debido a su tamaño.

Al instante se percata que en la sala hay una botella en cuya superficie está escrita la palabra "BEBEME", acción que hace al instante y que increiblemente provoca que encoja su tamaño. Asustada por haberse convertido en una auténtica enanita Alicia come de un pastel que tiene la palabra "COMEME". Ello provoca la acción contraria de la botella aunque a su vez la convierte en una gigante. Finalmente al intentar ponerse los guantes que ha dejado olvidados el conejo la niña adquiere el tamaño justo para pasar por la puerta de salida..................

El cuento sigue ... y si queréis conocer el final ... tendréis que leerlo.

La verdad no es de los cuentos que más me gustan, pero últimamente lo he leido bastante. Con ocasión de un cumpleaños le regalaron a una de mis hijas el cuento y de vez en cuando le gusta que se lo lea. De ahí que me acordara de la escena de la botella y el pastel y se me ocurriera preparar este pastel que a su vez es MAGICO, como este cuento que está lleno de magia.

Asi que mi contribución para la Mesa Dulce del mes de Noviembre es esta TARTA.

PASTEL MAGICO (Prajitura Desteapta)



INGREDIENTES:
Para un molde de 18 cm. Si lo quereis más grande solo teneis que duplicar los ingredientes.
- 4 huevos
- 1/2 litro de leche tibia
- 125 grs de mantequilla derretida
- 140 grs de azúcar
- 113 grs de harina tamizada
- ralladura de la piel de un limón
- 1 cucharada de aroma de vainilla
- azúcar glass para espolvorear



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Separar las claras de las yemas.
3. Batir las claras a punto de nieve. Estarán listas si al poner boca abajo el bol donde las montéis no se caen.
4. Mezclar en otro bol: las yemas, el azúcar, ralladura de limón, mantequilla derretida, el aroma de vainilla, la leche tibia y la harina tamizada.
5. Por último, añadir las claras a punto de nieve con movimientos envolventes y con mucho cuidado para evitar que se baje.
6. Verter en el molde y hornear de la manera siguiente:
     * 10 minutos a 180 grados.
     * 50 minutos a 160 grados una vez finalizado los 10 primeros minutos.
     Estará listo cuando al pincharlo la aguja o brocheta salga completamente limpia.

Una vez horneado, hay que dejar enfriar este pastel en su molde. Es muy importante
Para decorarlo, basta con espolvorear con un poco de azúcar glass.


¿Y dónde está la magia? Pues en el hecho de que se hace con una única masa o preparación y al hornearlo se transforma en tres texturas diferentes: la de arriba UN BIZCOCHO, la de enmedio UN FLAN, y la de abajo UN PUDDING. Si os fijáis en las fotos podréis observar las tres capas.



Su origen es rumano y existen un montón de variantes. Deseo que os haya gustado la mía.

SI QUEREIS VER LO QUE HAN PREPARADO MIS COMPAÑERAS DE RETO, PINCHAD AQUI


Y si os gustó dejadme un comentario. Me encanta recibirlos.







martes, 2 de diciembre de 2014

MANTECADOS CASEROS

Continuamos con las recetas navideñas.

Para preparar ésta he tomado como inspiración un libro de recetas de mi bisabuela que recientemente me ha regalado mi Tía Esperanza.  Está escrito en una libreta cuyas páginas ya amarillean por el transcurso del tiempo. Tiene todo tipo de recetas, dulces y saladas y lo primero que he tenido que hacer ha sido descifrar la letra y luego adaptar las cantidades, porque no existen los gramos, están en libras, celemines, onzas de harina .... 

Así que antes de preparar estos MANTECADOS CASEROS he estado muy entretenida.



La verdad es que no se porque no los he hecho antes. Son muy sencillos de hacer, y están buenísimos. No tienen nada que envidiar a los de Antequera, Rute o Estepa.

El año pasado nos ahorramos en casa el Roscón de Reyes. Este año, nos ahorraremos los mantecados y por supuesto, de nuevo, el Roscón.

Esta receta es para preparar MANTECADOS DE LIMÓN, pero sirve de base para hacerlos de cualquier sabor: chocolate, canela, coco, vainilla ... solo teneis que sustituir el ingrediente que le da sabor a los mantecados.


INGREDIENTES: (Para una docena)
- 125 grs de harina
- 87 grs de manteca de cerdo o 63 grs de AOVE 
- 75 grs de azúcar 
- la ralladura de la piel de un limón
- 1 yema de huevo
- semillas de sesamo o ajonjoli

Si sois vegetarianos, como mi marido, o teneis el colesterol alto no utilicéis manteca de cerdo, sustituirla por aceite de oliva virgen extra como he hecho yo.

 PREPARACIÓN:
Antes de preparar los mantecados tenemos que secar o tostar la harina. Para ello hay que precalentar el horno a 150 grados. Colocar la harina extendida sobre papel sulfurizado en la bandeja del horno y hornearla durante unos 45 minutos. Durante ese tiempo debeis remover la harina dos o veces. La harina no va a cambiar de color, pero vereis que queda como más suelta. 

Cuando transcurra ese tiempo hay que dejar enfriar la harina antes de utilizarla.

Yo he tenido la precaución de tostar más harina de la que iba a utilizar en esta receta .La que me sobra la tengo reservada para hacer más adelante mantecados de otros sabores.

1. Mezclar muy bien la manteca de cerdo/AOVE con el azúcar hasta que quede bien cremosa.
2. Añadir la ralladura de limón y continuar batiendo.
3. Incorporar la harina y amasar bien.
4. Por último mezclar la yema de huevo. Seguir amasando hasta que la masa deje de pegarse en las manos.

Ahora lo que toca es darle forma a los mantecados. 

En todas las recetas que he ido consultando en este momento estiran la masa y le dan forma a los mantecados con un cortapastas o con un vaso y los colocan en la bandeja de horno sobre papel sulfurizado.

La primera vez que los preparé los hice así, pero no se quedaban redonditos y luego al hornearlos se deformaron y se extendieron por la bandeja.

La segunda vez opté por hacer un rulo con la masa, la envolví en film transparente y la dejé enfriar en el frigorífico unos 30 minutos. Pasado ese tiempo le quité el papel film y con un cuchillo corté los mantecados.

Para hornearlos he utilizado la bandeja de hornear cupcakes y los he colocado en cápsulas y así se mantiene la forma redondeada, no se desparraman por el horno.

5. Espolvorear con las semillas de sesamo o ajonjoli y hornear 15 minutos a 180 grados.


En casa ya estamos listos para celebrar la Navidad ¿y vosotros?

Si os ha gustado dejadme un comentario, me encanta recibirlos.


viernes, 21 de marzo de 2014

TARTA DE LIMÓN

Continúo con mi viaje por el libro de Peggy Porschen "Boutique de Pastelería".

La siguiente receta que he preparado ha sido la del PASTEL DE LIMÓN Y LIMONCELLO. Me gustó el aspecto primaveral que le daban las margaritas y que entre sus ingredientes tuviera Lemon Curd. Tenía ganas de prepararlo porque en G+ hubo una temporada en que me llegaban un montón de notificaciones de esta crema y tod@s decían que si estaba tan buena, que había que probarlo; total que como ya tenía la mosca detrás de la oreja, y una vez preparado hay que consumirlo en una semana, esperé a tener una ocasión para poder utilizarlo.  Asi que aproveché que el pasado día 4 de marzo era el cumpleaños de mi marido para hacerle esta tarta, aunque como mis niñas iban a comerla no le puse Limoncello. La próxima vez que la preparé se lo pondré y así comprobaré la diferencia entre una receta y otra.


Para preparar mi LEMON CURD utilicé la receta que +Concha Requena de Azúcar con Amor tiene en su blog y en You Tube.  Aquí os dejo el enlace, es muy sencillo de hacer.


El Lemon Curd lo preparé un par de días antes de preparar el bizcocho. Y el bizcocho el día anterior al cumpleaños de mi marido.

INGREDIENTES: ( Para 3 moldes de 15 cm)
Para el bizcocho 
- 200 grs de mantequilla ablandada
- 200 grs de azúcar
- una pizca de sal
- la ralladura de dos limones
- 4 huevos medianos
- 200 grs de harina con levadura

Para el almíbar de azúcar
- 150 ml de zumo de limón
- 150 ml de azúcar

Para el relleno de crema de mantequilla
- 240 grs de mantequilla
- 240 grs de azúcar glas
- una pizca de sal
- 120 grs de lemon curd.

Para la decoración
- Fondant blanco y amarillo

PREPARACIÓN:
Como siempre en todas las tartas de Peggy, lo primero que hay que preparar es el BIZCOCHO. Siempre el día anterior para que repose y quede más esponjoso. 

1. Precalentar el horno a 175 o 180 grados. 
2. Batir la mantequilla, el azúcar, la sal y la ralladura de limón hasta que la preparación blanquee y esté esponjosa.
3. Batir los huevos a parte e ir agregándolos poco a poco a la mezcla de mantequilla sin dejar de batir. Si la preparación empieza a separarse, hay que dejar de añadir el huevo e incorpore mientras bates 2 o 3 cucharadas de harina. Esto hará que la masa quede ligada. 
4. Una vez esté incorporado el huevo a la mezcla de mantequilla hay que tamizar la harina por encima y remover ligeramente.
5. Dividir la masa en los moldes y hornearlos entre 15 o 20 minutos dependiendo del horno. 
Si usas un solo molde los bizcochos necesitarán más tiempo de cocción. Estarán cocidos cuando al pincharlos con una aguja o brocheta ésta salga limpia.

El mismo día que se prepare el bizcocho, hay que preparar el ALMIBAR porque vamos a remojar el bizcocho mientras esté caliente.
1. Vierte el zumo de limón y el azúcar en un cazo y llévalo a ebullición. 
2. Cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto.
3. Dejar enfriar.

Una vez horneados los bizcochos, déjalos reposar unos 10 minutos. Luego pinta con el almíbar la superficie de los bizcochos mientras estén calientes, ya que eso hace que el almíbar se absorva con más rapidez.

Cuando los bizcochos estén tibios hay que desmoldarlos y dejarlos enfriar sobre una rejilla. 

Una vez frios hay que envolverlos en film transparente y dejarlos reposar toda la noche a temperatura ambiente. Eso hará que se mantengan jugosos y firmes.


El día que se vaya a consumir hay que preparar la CREMA DE MANTEQUILLA:
1. Batir la mantequilla, la pizca de sal y el azúcar glas hasta que la preparación blanquee y esté esponjosa.
2. A continuación, añadir el lemon curd y mezclar bien.

Ya solo queda montar el pastel. 

Como anécdota contaré que he tenido que multiplicar por tres las cantides a utilizar para hacer la crema de mantequilla, porque si se sigue al pie de la letra las cantidades que dan en la receta del libro os pasará lo que a mí, que no tendréis suficiente para rellenar la tarta ni para cubrirla por fuera. 

Cuando ya lo tenía todo listo, los bizcochos preparados y la crema de mantequilla preparada me dí cuenta que era un poco escasa y que no iba a tener suficiente para todo, con lo cual tuve que buscar una solución rápida, que fue dejar la crema de mantequilla para la decoración exterior y utilizar lo que había sobrado de lemon curd para rellenar la tarta. Aun así la crema fue poca para cubrir todo el bizcocho y eso que no era muy grande (15 cm) por eso me costó mucho trabajo cubrirlo y por eso se transparenta un poco el bizcocho en las fotos. 


La decoración la hice muy primaveral, quería una tarta alegre, así que utilicé calas y margaritas hechas de fondant.

                           



Aguanta hasta una semana despues de haberlo preparado y el bizcocho está más bueno a los dos o tres días de haberlo horneado.


Lo principal es que le gustó a la persona a la que iba dedicada a quien desde aquí le mando un beso.