jueves, 28 de mayo de 2015

CENICIENTA

Volvemos con una nueva edición de "Una Galleta, un cuento". La ganadora del mes pasado fue Meritxell Tineo Benet del blog txelluisweet.blogspot.com.es  con sus Bombones árabes de chocolate negro y frutos secos  y eligió el cuento de LA CENICIENTA para que presentáramos nuestras propuestas en el mes de Mayo.

La Cenicienta, es un cuento que tiene muchas versiones. Quizá la más conocida es la del frances Charles Perrault quien escribió en 1697 una versión de la historia que se había transmitido mediante la tradición oral. 

En Alemania la versión de La Cenicienta la escribieron en 1812 los Hermanos Grimm, siendo esta versión diferente de la francesa.

Disney en 1950 realizó la película de La Cenicienta, contando una historia que se parece más a la de Perrault que a la de los Hermanos Grimm, y que creo que es la que se conoce mayoritariamente: una niña huérfana maltratada por su madrastra y sus hermanastras, a la que consideraban la criada de la casa y que gracias a la intervención de su Hada Madrina, puede ir al Baile Real en el que el Príncipe del Reino elegirá esposa entre las muchachas del reino. Cenicienta acude al baile gracias a un hechizo que se desvanecerá a las 12 de la noche. Cuando llega la hora, Cenicienta abandona el baile, pero en su huida pierde uno de sus zapatos de cristal. El principe probará ese zapato a todas las chicas del reino hasta encontrar a su amada.

Como a todas las niñas, siempre me encantó el cuento de La Cenicienta: su vestido, el zapato y soñaba con conocer a "mi princesa". Y por fín, aunque ya mayor, este año he podido conocerla. ¡¡¡SIII!!! He tenido esa suerte, gracias al regalo que mi marido le ha hecho a mis hijas: un viaje a Disneyland Paris. 


Hemos conocido a La Cenicienta, a la de verdad, como dicen mis hijas, hemos visto su zapato, su carroza y también al Príncipe Azul (el sueño de todas las niñas). 






En recuerdo de ese maravilloso viaje, en el que he disfrutado casi o más que mis hijas, esta es mi propuesta. 
Mi galleta de CENICIENTA.



INGREDIENTES DE LA MASA DE GALLETAS
- 200 grs de mantequilla ablandada.
- 200 grs de azúcar blanquilla
- las semillas de 1 vaina de vainilla
- una pizca de sal
- 1 huevo mediano
- 400 grs de harina y un poco más para espolvorear la mesa de trabajo.

PREPARACIÓN:
1. Poner la mantequilla, el azúcar, las semillas de vainilla y la sal en un cuenco y batir hasta que la mezcla esté cremosa y homogénea.
2. Batir el huevo y añadir lentamente a la preparación anterior hasta que esté completamente incorporado.
3. Tamizar la harina por encima y mezclar bien.
4. Formar una bola y envolver en film transparente y dejar enfriar en el frigorífico unos 30 minutos.
5. Pasados los 30 minutos estirar sobre la encimera sobre film transparente.
6. Colocar las galletas ya cortadas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y dejarlas reposar de nuevo en el frigorífico otros 30 minutos.
7. Para hornear las galletas, precalentar el horno a 175 grados. Meter las galletas directamente del frigorífico en el horno y hornear durante 12 minutos o hasta que veais que los bordes están poniéndose doraditos.
8. Cuando estén listas sacar del horno y dejar reposar sobre una rejilla hasta que se enfríen.


INGREDIENTES DE LA GLASA:
- 200 grs de azúcar glas tamizada
- 1 clara de huevo pasteurizada
- unas gotitas de zumo de limón
- colorante alimentario amarillo, azul, rosa y marfil.


PREPARACIÓN:
Yo uso la Thermomix para preparar la glasa.
1. Echar todos los ingredientes en el vaso, y programar 20 segundos a velocidad 6.
2. Aligerar la glasa añadiendo gotitas de agua hasta obtener la consistencia deseada.

Si no quereis preparar la glasa en casa podeis comprar algun preparado de glasa al que solo haya que añadir agua, que hay muchos en las tiendas especializadas.


Y si quereis conocer las ideas del resto de mis compañeras, solo tenéis que pinchar AQUI