jueves, 13 de febrero de 2014

GALLETAS según PEGGY PORSCHEN

Fin de semana pasado por agua. Sábado y domingo encerrada en casa con dos niñas pequeñas. Casi me subo por las paredes. Necesitaba un momento de relax y ¿cómo hacerlo? ... cocinando.

Mi libro de cabecera últimamente es "Boutique de Pasteleria" de Peggy Porschen. Ya he preparado dos de sus recetas y han salido estupendamente, asi que me decidí a realizar la tercera, esta vez unas galletas.

Ya había preparado galletas de mantequilla antes y no sabía cómo iba a resultar la receta de Peggy. Después de probar las galletas, he decidido que es la RECETA DEFINITIVA. La encontré y a partir de ahora no pienso utilizar otra ...





El libro trae varias recetas de galletas: con cítricos, de jengibre, de chocolate, con vino y las tradicionales de vainilla. Me decidí por estas últimas por ser las más tradicionales y porqué pensé que les gustarían más a mis niñas. Y no me equivoqué ... Ya se lo que tengo que darles de merendar para que lo coman sin rechistar....

En el libro estas galletas están decoradas con flores de fondant. Yo me permití cambiar la decoración y utilicé chocolate, unas guindas que compré para otro postre y preparé un poco de glasa real para decorarlas de una forma un poquito más "romántica" ahora que se acerca San Valentín.

INGREDIENTES:
- 200 grs de mantequilla ablandada.
- 200 grs de azúcar blanquilla
- las semillas de 1 vaina de vainilla
- una pizca de sal
- 1 huevo mediano
- 400 grs de harina y un poco más para espolvorear la mesa de trabajo.

PREPARACIÓN:
1. Poner la mantequilla, el azúcar, las semillas de vainilla y la sal en un cuenco y batir hasta que la mezcla esté cremosa y homogénea.
2. Batir el huevo y añadir lentamente a la preparación anterior hasta que esté completamente incorporado.
3. Tamizar la harina por encima y mezclar bien.
4. Formar una bola y envolver en film transparente y dejar enfriar en el frigorífico unas 2 horas.

    En el libro pone que debe reposar durante 30 minutos, pero como era la primera vez que preparaba la masa preferí dejarla más tiempo para asegurarme que al hornearse las galletas iban a quedar bien.

5. Pasada las 2 horas dividí la masa en dos y la estiré sobre la encimera que espolvoré con harina.
 
    (Para que todas las galletas tuvieran el mismo grosor utilicé dos palitos de madera iguales y entre ellos estiré la masa.
     Utilicé 3 cortadores para dar forma a las galletas: uno redondo, otro con forma de corazón y otro con los bordes ondulados).

6. Colocar las galletas ya cortadas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y dejarlas reposar de nuevo en el frigorífico otras dos horas.
7. Para hornear las galletas, precalentar el horno a 175 grados. Meter las galletas directamente del frigorífico en el horno y hornear durante 6 minutos o hasta que veais que los bordes están poniéndose doraditos.
8. Cuando estén listas sacar del horno y dejar reposar sobre una rejilla hasta que se enfríen.
9. Una vez frías ya se pueden comer tal o cual o decorarlas.

DECORACIÓN:
Para los corazones de chocolate: bañar las galletas en chocolate de cobertura y dejar secar hasta que el chocolate se endurezca.
Para los corazones con rayas de chocolate: colocar las galletas sobre una rejilla y con una cuchara verter por encima el chocolate de cobertura haciendo rayas.
Para las de la guinda: una vez cortadas las galletas con el cortador, colocar la mitad de una guinda sobre la galleta, pintarla con huevo batido y dejar reposar en la nevera las 2 horas de rigor. Luego hornearlas como el resto. El huevo hace que al cocerse tengan ese color doradito tan bonito.



Son como las pastas de te que venden en los supermercados en bandejitas, pero están más buenas y son mucho más sanas puesto que no llevan conservantes ni colorantes artificiales, ni otras cosas raras.

Para las de glasa: preparé la GLASA REAL en la Thermomix.


INGREDIENTES:
- 2 claras de huevo
- 2 cucharaditas de zumo de limón
- 400 g de azúcar glas

PREPARACIÓN:

Poner en el vaso de la Thermomix  la mariposa,  las dos claras y el zumo de limón y se baten 2 minutos en velocidad 3 1/2. Añadir poco a poco el azúcar glas. 

Para la decoración dividí la glasa en cuatro partes: la mayor parte la dejé de color blanco y el resto lo dividí en tres partes que teñí de rosa, verde y morado. 

Y, por primera vez, después de empollarme unos cuantos videos de Youtube, utilicé la técnica "wet on wet" (mojado sobre mojado) y probé tres formas distintas de decorarlas. 

Algún día quizá me atreva y prepare un tutorial. Ya veremos ....



Dos decoraciones muy diferentes: una para los más tradicionales y otra para los que quieran innovar un poco más y quieran probar sabores nuevos.