Mostrando entradas con la etiqueta Desayunos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Desayunos. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de mayo de 2017

PREPARA PAN EN CASA CON THERMOMIX

Llevaba una temporada queriendo preparar pan en casa, porque los panes caseros que he estado viendo por el universo web tenían una pinta impresionante. Me imaginaba el olorcito a pan recién hecho que recorrería mi casa mientras lo horneaba ... ese olor me encanta.

Estuve buscando una receta sencillita que pudiera compartir para que los que estuviérais dudando como yo, entre prepararlo o no, os animárais a hacerlo después de ver mi experiencia. 

Por eso me decidí por ésta, que se prepara con la ayuda inestimable de "mi querida" THERMOMIX, y en la que no hay que pringarse mucho las manos ... bueno, un poquito sí ... al final del todo ... cuando tengáis que sacar la masa del vaso.


El resultado es fantástico y ha encantado en casa, así que repetiremos la experiencia en otra ocasión.


INGREDIENTES:
Para un pan de 1 Kg
- 350 grs de agua
- 2 cucharaditas de sal
- 1/2 cucharadita de azúcar
- 50 grs de levadura fresca o 7 grs (un sobre) de levadura seca
- 600 grs de harina de fuerza
- ajonjolí o sésamo

PREPARACIÓN: 
1. Pesar la harina y resérvala.
2. Verter en el vaso el agua, la sal y el azúcar y programar 2 minutos a 37 grados a velocidad 2.
3. Agregar la levadura y mezclar unos segundos.
4. Incorporar la harina y programas 15 a 30 segundos en velocidad 6.
5. A continuación, amasar en velocidad Espiga durante 3 minutos.
6. Retirar la masa del vaso con las manos untadas de aceite.
7. Dar forma al pan, espolvorear con el ajonjolí o sésamo y dejar que repose hasta que doble su volúmen.




8. Precalentar el horno a 225 grados.
9. Hornear el pan durante 25 o 30 minutos. Si el pan se tuesta demasiado, bajar la temperatura a 200 grados.


Con las cantidades que os doy en los ingredientes podéis preparar un pan de 1 kg o dos de medio kilo como he hecho yo. 

Si no necesitáis tanta cantidad de pan podéis utilizar la mitad de los ingredientes y hornearéis un pan de 500 grs.


Como podéis ver en las fotos este pan tiene poca corteza y la miga es blanca, blanda y muy esponjosa. Y está tan rico que si queréis preparar tostadas para el desayuno lo mejor que podéis hacer es cortarlo en rebanadas, cuando se haya enfriado, con un buen cuchillo de sierra. Una vez cortado, congélalas y por la mañana sácalas directamente del congelador y al tostador. 

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

martes, 31 de enero de 2017

BUNDT CAKE DE NARANJA, ALMENDRAS Y SEMILLAS DE AMAPOLA

Las semillas de amapola provienen de la planta del mismo nombre y son muy apreciadas tanto en la cocina como en la medicina por la gran cantidad de propiedades y beneficios que tiene. Son buenas para el sistema cardiovascular, ayuda a reforzar las defensas por la presencia de Vitamina C y E. y son beneficiosas para el sistema nervioso.

En cocina se suelen utilizar para preparar panes, dulces o pasteles, sopas, ensaladas, yogures e incluso se pueden comer directamente. 

Es la primera vez que las utilizo en uno de mis bizcochos, y el resultado ha sido sensacional.

Como molde he utilizado el modelo Jubilee de +Nordic Ware España que me regalaron sus Majestades los Reyes Magos por haberme portado bien durante el año pasado, jeje.  ¡Es fantástico y el bundt cake ha quedado precioso!


INGREDIENTES:
- 50 grs de semillas de amapola
- 60 ml de leche
- 185 grs de mantequilla ablandada
- 1 cucharada de ralladura de naranja
- 220 grs de azúcar
- 3 huevos
- 225 grs de harina con levadura 
- 75 grs de harina
- 60 grs de almendras molidas
- 125 ml de zumo de naranja
- azúcar glas para espolvorear


PREPARACIÓN:
1. Colocar la rejilla del horno y precalentar a 180 a 190 grados.
2. En un vaso mezcla la leche con las semillas de amapolas y dejar reposar unos 20 minutos.
3. Batir la mantequilla ablandada con el azúcar hasta que quede esponjosa y ligera. Y añade la ralladura de naranja.
4. Incorporar los huevos de uno en uno. Cada huevo debe quedar perfectamente mezclado antes de añadir el siguiente.
5. Mientras continuamos batiendo añadimos el zumo de naranja y la leche con las semillas de amapola..
6. Por último tamizaremos las dos harinas con las almendras molidas sobre la mezcla anterior y con una cuchara de madera lo mezclamos bien hasta que queden perfectamente integradas.
7. Verter la masa en un molde bien engrasado
8. Hornear el bundt cake durante 50 o 60 minutos aproximadamente. 
9. Una vez horneado sacar del horno, dejar reposar 10 minutos y desmoldarlo sobre una rejilla hasta que se enfrie completamente. 
10. Una vez frío, espolvorear con azúcar glas.


Las semillas de amapola combinan con todos los cítricos, en especial con los limones y las mandarinas. Por eso podéis sustituir la naranja por uno de estos cítricos.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

miércoles, 5 de octubre de 2016

MAGDALENAS CASERAS DE NARANJA

Parece mentira pero he publicado más de 100 recetas en el blog y no he incluído las magdalenas, uno de los dulces favoritos de mis hijas.

Después de haberlas probado no las comprarás más. Además en un pis pas le prepararás a tus hijos un desayuno o merienda sano y saludable, sin aditivos, ni conservantes, ni saborizantes.

No se sabe muy bien cual es el origen de este dulce. Hay quien dice que procede de Francia y quien dice que su origen es español. Así que, como una es española, voy a hacer patria y comentaros que el origen se remonta a la época de los peregrinajes por el Camino de Santiago hacia Santiago de Compostela. Una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos que tenían forma de concha, símbolo de esta peregrinación. Las magdalenas se extendieron a lo largo de todos los Caminos de Santiago que transcurren por España, de ahí su implantación en nuestro país.

Yo las he preparado utilizando la +Thermomix UK, pero más abajo os dejo la forma de prepararlas si no tenéis este robot de cocina. 


INGREDIENTES: (Para 8 o 9 magdalenas)
- 2 huevos
- 125 grs de azúcar
- 1 cucharadita de ralladura de naranja o de aroma de naranja
- 125 grs de harina
- 1/2 sobre de levadura
- una pizca de sal 
- 63 grs aceite de oliva virgen extra
- 63 grs mantequilla derretida.


PREPARACIÓN:
Con Thermomix.
1. Precalentar el horno a 250 grados.

2. Poner la MARIPOSA EN LAS CUCHILLAS y verter en el vaso los huevos y el azúcar. Programar 5 minutos, a 37 grados y velocidad 3. Cuando acabe este tiempo, quitar la temperatura y programar 5 minutos a la misma velocidad.

3. A continuación, continuar batiendo a velocidad 1 o 1/2. Verter por el bocal del vaso la ralladura de naranja (o aroma de naranja) e incorporar a cucharadas la harina tamizada mezclada con la levadura y la pizca de sal.

4. Por último, incorporar el aceite de oliva y la mantequilla y batir durante unos 10 segundos.

5. Si transcurrido ese tiempo queda un poco de harina por las paredes del vaso, rebañar y mezclar con una espátula.

6. Colocar las cápsulas de las magdalenas en una bandeja para cupcakes (para que no se deformen al hornearse) y rellenar con la masa por la mitad. Espolvorear azúcar por encima antes de introducirlas en el horno.

7. Bajar la temperatura del horno a 200 grados y hornear las magdalenas hasta que hayan subido y estén doraditas. Estarán listas entre 10 o 15 minutos. 


Sin Thermomix
1. Precalentar el horno a 250 grados.

2. Calentar un cazo con agua hirviendo. Retirar del fuego y poner en otro recipiente al baño María los huevos y el azúcar. Batir hasta que duplique su tamaño y quede una mezcla espumosa.

3. A continuación, añadir la ralladura de naranja (o aroma de naranja). Mezclar bien. 

4. Incorporar a cucharadas la harina tamizada mezclada con la levadura y la pizca de sal y seguir batiendo. 

5. Por último, incorporar el aceite de oliva y la mantequilla.

6. Colocar las cápsulas de las magdalenas en una bandeja para cupcakes (para que no se deformen al hornearse) y rellenar con la masa por la mitad. Espolvorear azúcar por encima antes de introducirlas en el horno.

7. Bajar la temperatura del horno a 200 grados y hornear las magdalenas hasta que hayan subido y estén doraditas. Estarán listas entre 10 o 15 minutos. 


Ya me contaréis si las preparáis. Me encantaría recibir vuestras fotos.

¡Nos vemos pronto! 


Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 28 de marzo de 2016

CORONA DE DÁTILES, RICOTTA Y POLENTA

Continúo con mi particular "cruzada" en busca de sabores nuevos para mis bizcochos. No siempre van a tener sabor a limón o naranja, aunque éstos son los sabores más tradicionales y los que suelen gustar a todo el mundo. Pero como me encanta experimentar, siempre tengo que probar cosas nuevas.

En esta ocasión he utilizado una receta que me llamó la atención desde el primer momento en un libro de cocina que me regaló mi marido hace poco. El libro se llama "Repostería Casera - El rincón del Gourmet" de Tikal  +Susaeta Ediciones.

Desde que vi el título de la receta, me dije: "éste tengo que hacerlo si, o si". Y dicho y hecho. Me busqué los ingredientes que no tenía y lo preparé el Sábado Santo para merendar. 

Varié un poco la receta porque en el libro el bizcocho va relleno de una crema de queso ricotta y yo lo dejé sin rellenar. No le hace falta. La combinación de los dátiles, las avellanas, el queso y las diferentes harinas es espectacular. 


INGREDIENTES:
- 160 grs de dátiles deshuesados picados
- 60 grs de avellanas tostadas, peladas y trituradas
- 300 grs de harina con levadura
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal
- 100 grs de polenta
- 220 grs de azúcar
- 250 grs de queso ricotta o requesón
- 125 grs de mantequilla fundida
- 180 ml de agua


PREPARACIÓN:
1. Colocar la rejilla en el horno y precalentarlo a 160 grados. Engrasar un molde tipo corona con mantequilla derretida.
2. Mezclar la harina, la levadura, la polenta, el azúcar, el queso y el agua en cuenco grande. Batir a velocidad baja con las varillas hasta que todo esté bien mezclado.
3. Seguir batiendo a velocidad media e incorporar la mantequilla fundida.
4. Por último, incorporar las avellanas trituradas, y los dátiles picados.
5. Verter la masa en el molde y hornear durante 45 minutos.
6. Transcurrido ese tiempo, sacar el molde del horno, taparlo lo más herméticamente que se pueda con papel de aluminio y hornearlo durante 1 hora más.
7. Retirar el papel de aluminio y dejar reposar el pastel en el molde durante 10 minutoos. Luego desmoldarlo sobre una rejilla. Darle la vuelta para que se enfríe.


Es un bizcocho muy nutritivo, muy aconsejado para los deportistas y sobre todo para los niños:

* los dátiles son una buena fuente de energía por su alto contenido en hidratos de carbono; también aportan mucha energía, tanto al cerebro como a los músculos, por lo que permiten no solo realizar grandes esfuerzos físicos, sino también incrementar la agilidad y la capacidad mental. 

*las avellanas son altamente nutritivas por su contenido de proteínas, grasas y minerales. Proporcionan calcio y también es un alimento energético por su alto contenido en aceite, y carbohidratos. Es un fruto  muy saludable que protege del riesgo de enfermedades patológicas y cardiovasculares. También ayuda a reducir el colesterol alto, 


Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER e INSTAGRAM.





lunes, 29 de febrero de 2016

BUNDT DE FRESAS, CHOCOLATE BLANCO Y QUESO MASCARPONE

Desde el 6 de enero estaba deseando estrenar mi nuevo molde para Bundt de +Nordic Ware España . Sus Majestades los Reyes Magos tuvieron a bien traerme este año, el molde Rose Bundt Pan. Es precioso, con esa forma de rosa tan original y tan maravillosa.

Tenía mis reservas con este molde porque tiene muchos recovecos y no sabía si iba a quedar perfectamente engrasado para que la masa del bizcocho no quedara adherida. Pero, ¡que va! salió perfecto siguiendo las indicaciones del propio molde.

Y quería estrenarlo con una receta que no hubiera hecho antes, asi que me guié por la que venía en el propio molde. Es fantástica. El resultado es sabroso, delicioso e impresionante de verdad. 


Antes de dejaros la receta os doy unos CONSEJOS para que al hornear el bundt salga perfecto:
1) Remojar con agua caliente el molde antes de utilizarlo.
2) Dejar secar al aire. Se seca solo
3) Para engrasarlo, utilizar un spray desmoldante o como hice yo, derretir mantequilla en el microondas y untar todo el molde con un pincel de silicona antes de comenzar con la preparación del bizcocho para que se solidifique en el molde, antes de echar la masa.
4) Verter la masa por un lado del molde dejando que ella sola se extienda sola y encuentre su sitio en el molde.
5) Dar un par de golpecitos al molde sobre un trapo colocado en la encimera para que la masa pierda aire.
6) Para desmoldarlo, seguir las indicaciones que os pongo en los número 12 a 14 de la PREPARACIÓN y una vez desmoldado volver a remojar con agua caliente y una vez seco ya se puede guardar el molde.

BUNDT DE FRESAS, CHOCOLATE BLANCO Y QUESO MASCARPONE


INGREDIENTES:
- 1 taza de fresas cortadas a trocitos
- 113 grs de chocolate blanco derretido
- 1 3/4 tazas de azúcar
- 113 grs de queso mascarpone a temperatura ambiente
- 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
- 3 huevos grandes
- 2 3/4 tazas de harina
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 1/2 taza de harina de maiz
- 1 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 1/4 taza de buttermilk
- 113 grs de licor de fresas
- 1/3 taza de azúcar vainillada
- azúcar de color rosa


PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Engrasar bien el molde untándolo con spray antiadherente o mantequilla derretida.
3. Mezclar las fresas cortadas con el chocolate blanco derretido.
4. En un recipiente batir la mantequilla con el queso mascarpone y el azúcar
5. Añadir los huevos de uno en uno, no incorporando el siguiente huevo hasta que el anterior esté bien integrado.
6. Añadir el extracto de vainilla
7. En otro recipiente, mezclar los ingredientes secos: la harina, la sal, la harina de maiz y la levadura y tamizarlo todo.
8. Añadir la mezcla de las harinas a la mezcla de las mantequillas en tres veces, alternándola con la buttermilk, terminando siempre con la harina.
9. Echar en el molde la mitad de la masa.
10. Añadir por encima la mezcla de las fresas con el chocolate blanco derretido y cubrir con el resto de la masa.
11. Hornear entre 60 o 65 minutos o hasta que la aguja salga limpia.
12. Dejar enfriar sobre una rejilla 10 minutos exactos.
13. Invertir el pastel sobre la rejilla hasta desmoldarlo. Dejar que se enfríe completamente.
14. Dejar enfriar 20 minutos más y espolvorear con el azúcar vainillado y el azúcar rosa.


El azúcar de color rosa, lo preparé en casa de una forma muy sencilla. En un bote o tarro que se cierre bien ponéis un poco de azúcar blanquilla y le echáis un par de gotitas de colorante rojo y una cucharadita de agua. Ya solo hay que agitar bien el bote hasta que coja ese color rosado tan bonito. 

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos. También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.


 Con esta receta participo en el I Concurso de Recetas para Blogueros "Fresas de Europa" 

¡¡Vive la Roja!!



jueves, 25 de febrero de 2016

BIZCOCHO GLASEADO DE MANDARINA

De las frutas de invierno, la MANDARINA es una de mis preferidas. Su sabor es mucho más aromático y mucho más dulce que las naranjas y su tamaño más pequeño y facilidad para pelarla la hace ideal para enviársela a mis niñas para su desayuno en el cole, puesto que ellas solas pueden pelarlas con facilidad. 

Dicen que tiene origen asiático y que debe su nombre al color de los trajes que utilizaban los Mandarines, que eran los gobernantes de la antigua China. 

La pulpa contiene vitamina C, vitamina B, ácido cítrico, azúcar reductora y caroteno. Su piel tiene aceite volátil y glucósido y sus semillas, aceites grasos, proteínas y sustancias amargas. Debido a sus propiedades broncodilatadoras y antiinflamatorias se recomienda su consumo en el tratamiento de úlceras, puesto que ayuda al intestino y a la digestión.

El consumo de productos de temporada es fundamental dentro de nuestra dieta mediterránea por eso hay que adquirirlas de agricultores que mimen el producto desde que se planta el árbol hasta que se recoge y se pone a disposición del consumidor particular. NaranjasLU.es sigue esta filosofía mimando a sus naranjos para que sus clientes queden completamente satisfechos.



Este bizcocho es muy fácil de preparar y tiene un sabor a mandarina muy suave, dándole el glaseado que lleva por encima una textura muy particular. 


INGREDIENTES:
- 175 grs de mantequilla
- 175 grs de azúcar
- 2 huevos
- 175 grs de harina
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal
- 1/2 cucharadita de sal
- 75 ml de leche semidesnatada
- la ralladura de la piel de dos mandarinas

Para el glaseado:
- el zumo de una mandarina
- 12 cucharaditas de azúcar


PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 175 grados.
2. Engrasar un molde rectangular. 
3. Tamizar juntas, la harina, la levadura y la sal.
4. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y quede una mezcla esponjosa.
5. Añadir los huevos ligeramente batidos de uno en uno. No incorporar el siguiente huevo hasta que el primero quede perfectamente integrado.
6. Agregar la ralladura de la piel de las dos mandarinas.
7. Incorporar en dos veces la mezcla de la harina, alternándola con la leche y finalizando siempre con la harina, batiendo hasta que quede perfectamente integradas.
8. Verter la mezcla en el molde.
9. Hornear durante 50 o 60 minutos o hasta que al pincharlo con una aguja salga completamente limpia.
10. Una vez horneado, dejar enfriar en el mismo molde durante 15 minutos. Pasado ese tiempo desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla

Ahora prepararemos el glaseado, calentando en un cacito el zumo de mandarina con el azúcar hasta que hierva y se forme una especie de almíbar. Dejar enfriar y comprobaréis que se va espesando al enfriarse. Cuando espese un poquito verter sobre el bizcocho todavía templado.


Es de fácil conservación puesto que puede aguantar hasta cuatro días sin necesidad de utilizar ningún recipiente hermético, eso siempre y cuando no se lo coman antes, que es lo que normalmente sucederá.

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos. También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.



lunes, 15 de febrero de 2016

BIZCOCHO DE ALMENDRA (ALMOND POUND CAKE)

La entrada de esta semana, va a ser un POUND CAKE. 

Un Pound Cake es la denominación anglosajona de un bizcocho cuyos ingredientes fundamentales pesan 1 libra (453 gramos aproximadamente). Estos ingredientes son: harina, azúcar, huevos enteros y mantequilla. La medida puede ser distinta pero la regla general consiste en emplear el mismo peso en todos los ingredientes.

Se creó en torno  a 1700, y en nuestros días su principal característica es que ya no se utiliza 1 libra de cada ingrediente. 

La versión americana (Sur de EEUU) es mucho más esponjosa que la británica, puesto que allí suelen utilizar mucha más mantequilla para conseguir que la miga sea más sólida y el sabo más intenso. 

En Europa, fundamentalmente en Francia, este bizcocho se conoce como "Bizcocho Cuatro Cuartos", al llevar los cuatro ingredientes en la misma proporción.

Este Almonds Pound Cake o Bizcoho de Almendra, es una variación que he hecho de la receta de "Coconut Pound Cake" de +Bea Roque en su libro "El Rincón de Bea: Delicias para compartir", uno de mis regalos de Navidad de este año. Para hacerlo he sustituido la leche de coco y el coco seco rallado por leche de almendra y almendra molida (harina de almendra) y para conseguir más esponjosidad y que la miga quede sueltecita y no apelmazada he sustituido la harina de trigo normal por harina de fuerza. El resultado es increible tanto en su sabor como en la textura de su interior.


La leche de almendra es casera. La he preparado utilizando 150 ml de agua fría y disolviendo en ella una cucharada bien colmada de Crema de Almendras de Nectina, pero si queréis podéis comprar la leche de almendra directamente, hay muchas marcas.

El molde que he utilizado, para que os sirva de orientación, es uno rectangular que mide 25 * 10 * 7 centímetros.


INGREDIENTES:
- 125 grs de mantequilla en pomada
- 200  grs de azúcar
- 2 huevos a temperatura ambiente 
- 280 grs de harina de fuerza
- 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
- 1/2 cucharadita de sal
- 175 ml de leche de almendras
- 100 grs de almendras molidas



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 175 grados.
2. Tamizar la harina con la levadura y la sal
3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y quede cremosa y esponjosa
4. Añadir uno a uno los huevos ligéramente batidos. No incorporar el segundo huevo hasta que el primero esté bien incorporado.
5. Añadir la harina en dos veces, alternándola con la leche de almendra. Empezamos y terminamos con la harina
6. Hasta aquí podemos utilizar nuestra máquina amasadora. El último paso, que es la incorporación de la almendra molida, lo haremos manualmente utilizando una espátula hasta que la almendra quede perfectamente integrada en la masa.
7. Verter la mezcla en un molde rectangular previamente engrasado y alisar la superficie.
8. Hornear sobre 80 minutos con calor arriba y abajo (sin ventilador). En mi horno lo hice de la manera siguiente: 60 minutos desde que metí el molde en el horno. Transcurrido ese tiempo comprobé si estaba hecho con una brocheta y al comprobar que todavía estaba crudo lo dejé 10 minutos más. Volví a comprobar y lo dejé otros 10 minutos más, hasta que la brocheta salió completamente limpia.
Para evitar que se tostase mucho por arriba mientras se terminaba de hacer, lo cubrí con un trozo de papel de aluminio. Los últimos 20 minutos se horneó así.
9. Sacar del horno y dejar enfriar 15 minutos dentro del molde. Transcurrido ese tiempo, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.


Podeis comerlo así o cubrirlo con azúcar glas, chocolate blanco, chocolate negro, glasa, mermelada ... lo que más os guste; aunque si me preguntáis a mí, yo lo prefiero tal cual, desnudito sin ningún otro sabor que enmascare al del propio bizcocho.

Respecto a su conservación, aguanta perfectamente dos o tres días sin estar guardado en ningún recipiente hermético. De hecho el transcurso de los días hace que se potencie el sabor a almendras y que esté mucho más delicioso.

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.  También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.



domingo, 14 de febrero de 2016

GALLETAS FÁCILES DE "SAN VALENTIN"

¿Sabíais que la Fiesta de San Valentín llegó a España de la mano de los extinguidos almacenes Galerías Preciados? La primera celebración en España tuvo lugar el 14 de febrero de 1948. Fue el fundador de estos almacenes el que promovió que los enamorados se hicieran regalos entre ellos.

En casa no solemos celebrar esta fiesta, pero como a nadie amarga un dulce, he preparado estas galletas muy sencillas para tener un detallito con mi marido. 


Vamos con la receta.

INGREDIENTES:
- 100 grs de mantequilla ablandada
- 100 grs de azúcar blanquilla
- 28 grs de huevo
- una pizca de sal
- 1/2 cucharadita de aroma de vainilla
- 200 grs de harina


PREPARACIÓN:
1. Batir la mantequilla ablandada con la pizca de sal y el azúcar hasta que la mezcla blanquee y quede cremosa.
2. Añadir el aroma de vainilla
3. A continuación y mientras continuamos batiendo el huevo.
4. Por último la harina tamizada. Amasar hasta que se forme una masa homogénera.
5. Envolver en film transparente y dejar reposar en la nevera durante 1 hora.
6. Estirar sobre papel de horno con un grosor de unos 5 mm.
7. Una vez estirada, pasar por encima un rodillo de corazones, para marcar la silueta de éstos sobre la masa de galletas.
8. Con cortadores con forma de corazón de diferentes tamaños cortar las galletas.
9. Colocar las galletas en una bandeja con papel sulfurizado y dejar enfriar en la nevera unos 30 minutos.
10. Precalentar el horno a 180 grados.
11. Hornear las galletas unos 12 o 15 minutos o hasta que los bordes comienzen a dorarse.
12. Una vez horneadas retirar del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla.
13. Con glasa de color rojo, delinear los corazones que estaban marcados sobre la superficie de la galleta.


Ya está, ¿fácil no? La única dificultad radica en que tu marido y tus hijas  no te pillen preparando las galletas, así que hay que hacerlo a escondidas y aprovechando que ninguno de los tres están en casa.

¡FELIZ DÍA DE SAN VALENTIN!

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.  También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.


viernes, 2 de octubre de 2015

MUG CAKE DE CONGUITOS

Aquí estoy de nuevo, atendiendo otra invitación de +Noemi TodoCooking. Esta vez mi amiga nos ha invitado a preparar una comida muy dulce y que está muy de moda: los MUG CAKES. Así que para todo el universo bloguero hoy es el #DiadelMugCake  #MugCakeDay. Para el que no lo conozca todavía los Mug Cakes son unos bizcochos individuales que se preparan y hornean en una taza de desayuno apta para el microondas y a una velocidad increible. En 5 minutos puedes tener listo un bizcocho para quitarte el antojo de algo dulce.



Solo lo he intentado una vez, para probar a ver que tal salían en el microondas. La verdad es que los bizcochos hechos en el microondas no me gustan mucho, pero mi primer intento con un mug no salió del todo mal.

Así que aquí voy con mi segundo intento, y para homenajear a la organizadora del evento y puesto que le encanta el chocolate, he preparado este MUG CAKE DE CHOCOLATE NEGRO Y CONGUITOS. A mi también me encanta, sobre todo el chocolate negro y los conguitos son mi debilidad, aunque solo los compro en Navidad para evitar tentaciones.

INGREDIENTES:
- 1 onza de chocolate negro
- 4 cucharadas de harina
- 5 cucharadas de azúcar
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 1 huevos
- 3 cucharadas de mantequilla
- un pellizco de sal
- un puñado de conguitos



PREPARACIÓN:
1. Derretir la onza del chocolate en el microondas, a baja potencia durante 10 segundos. Ir probando hasta que se derrita en su totalidad, con mucho cuidado para evitar que se queme. Ir removiendo para evitar que se pegue o se seque en los bordes.
2. Añadir el azúcar y la pizca de sal al chocolate y remover hasta que se incorpore por completo.
3. Casca el huevo y añádelo a la taza. Volver a mezclar.
4. Tamiza la harina y el cacao en polvo e incorpóralos a la taza hasta que todo quede perfectamente integrado.
5. Añade un puñadito de conguitos y haz el mug en el microondas a máxima potencia durante 1 minuto y 20 segundos (en mi microondas ese es el tiempo necesario para que el bizcocho salga con la textura que hay en la foto). 



Consejos útiles a la hora de preparar un Mug Cake:
1. Utilizar una taza con la boca ancha cuya capacidad sea de unos 300 ml para poder hacer la mezcla directamente en el interior de la taza.
2. Si la taza es más pequeña, haz la mezcla en un bol o cuenco aparte y distribuyela en dos o más tazas.
3. Si la masa sale demasiado líquida añade un poco más de harina o al cocerse se saldrá la masa de la taza.
4. Cómete el Mug Cake nada más hacerlo ... recuerda esperar a que se enfríe unos 2 o 3 minutos si no quieres quemarte.
5. El tiempo de cocción dependerá de lo espeso o líquido que quieras que quede el bizcocho.


Una vez listo, mecedora, un libro de cocina y este mug ... un plan increible.



lunes, 21 de septiembre de 2015

ROSCOS DE HUEVO

Comenzamos la semana con estos Roscos de Huevo o rosquillas que se preparan en mi casa desde que yo tengo mi memoria. La receta me la dió mi madre, y ella me dice que estos roscos se hacían en casa de su abuela, Mamá Lola, que hacía cantidades enormes de estas rosquillas para merendar, para desayunar...  Y yo la preparo desde siempre. 



Ahora les ha tocado aprender a prepararlos a mis hijas. Les encanta amasar la bola de masa, formar las rosquillas, bañarlas en azúcar y sobre todo comérselas, jaja. El freirlas se queda para mami hasta que sean un poquito más mayores. 

Ha sido la receta del verano, creo que han sido cuatro o cinco las veces que los hemos preparado para merendar, aunque tradicionalmente es una receta propia de Semana Santa, pero están tan buenos que por qué no disfrutarlos durante el resto del año.

Es muy fácil y rápida de preparar. A vuestros niños les encantará.

INGREDIENTES: (Dependerá de la cantidad de huevos que utilicéis)
Para 1 huevo:
- 4 cucharadas de azúcar
- 4 cucharadas de leche
- 4 cucharadas de aceite
- un par de deditos de brandy o añis
- 1/2 cucharadita de canela
- una pizca de sal
- 1 cucharadita de levadura
- harina, la que sea necesaria hasta que la masa no se pegue a las manos.
- azúcar para rebozar los roscos.


PREPARACIÓN:
1. Batir el huevo.
2. Añadir el azúcar, la leche, el aceite, el brandy o anis, la cucharadita de canela, la pizca de sal y la levadura.
3. Añadir poco a poco la harina e ir amasando hasta que la masa no se pegue a las manos.

Si la amasais a máquina, la masa estará lista cuando se separe de las paredes del vaso.

4. Una vez lista la masa, formar los roscos, y freir en abundante aceite de oliva virgen extra.
5. Una vez fritos, retirar el exceso de aceite con papel de cocina y rebozar con azúcar.


Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.

Y si los haceis, mandame las fotos, me encantará publicarlas.


martes, 15 de septiembre de 2015

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

Para esta entrada he experimentado un poco con el sabor del bizcocho. Normalmente, los bizcochos que preparo en casa, tienen aromas cítricos (naranja o limón) o son de chocolate. A lo más que he llegado es a utilizar natillas o yogures de diferentes sabores para aromatizarlo. También lo he preparado con sabor a zanahoria, pero jamás se me hubiera ocurrido preparar ninguno con calabaza.

La calabaza la suelo utilizar en cremas, lentejas, potajes de alubias y otras recetas saladas. Pero nunca dulces. 

Este bizcocho es una excepción y además he combinado el sabor dulce de la calabaza con el chocolate. Al principio no estaba muy segura del resultado, así que hice una pequeña trampa en casa. Avisé a mi marido y a mis hijas que había preparado un bizcocho para la merienda, pero no les dije de que era el bizcocho. Lo hice hace unos días y a día de hoy todavía no saben de qué era, jeje..., así podré repetirlo en otra ocasión.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando me dijeron que estaba buenísimo, blandito, superesponjoso, y muy jugosito. 

La verdad, estoy gratamente sorprendida con el resultado.



La receta la he tomado prestada de Luisa del blog COCINANDO A MI MANERA, solo que yo he utilizado la mitad de los ingredientes (solo somos 4 en casa) y he sustituido las almendras por el chocolate. Si pinchais en el enlace, encontraréis la receta original.

Aquí os dejo la de mi bizcocho.

INGREDIENTES: 
- 100 grs de calabaza cocida y triturada
- 50 ml de aceite de girasol
-138 grs de azúcar
- 130 grs de harina tamizada
- 2 huevos medianos
- 5 grs de levadura
- una pizca de sal
- 1 tableta de chocolate fondant



PREPARACION:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Separar las claras de las yemas y batirlas a punto de nieve con una pizca de sal y un poco de azúcar. Reservamos hasta el final.
3. En un cuenco batimos a mano las yemas y el azúcar.
4. A continuación, añadimos la calabaza y el aceite de girasol.
5. Mezclamos la harina con la levadura y la añadimos en tres veces a la mezcla anterior.
6. Por último incorporamos las claras montadas a punto de nieve poco a poco y con movimientos envolventes para que no se bajen.
7. Verter en el molde y hornear durante 35 - 40 minutos. Finalizado este tiempo, comprobaremos si está listo. Apagamos el horno y lo dejamos reposar dentro unos 5 o 10 minutos más.



El resultado os encantará.

Una vez frío, solo hay que derretir el chocolate fondant al baño maría o en el microondas y verterlo por encima.