domingo, 10 de agosto de 2014

BOCADITOS DE NATA

Esta es una receta antigüa que tenía olvidada en mi recopilatorio de fotos para el blog. 

Hace tiempo que la hice porque a mi marido le encantan los palitos de nata, en especial los que hacen en una pasteleria de Sevilla "EL HORNO DE SAN BUENAVENTURA". Siempre que nos acercamos a Sevilla intentamos pasar por alguna de las tiendas para que mate el gusanillo. 

Cuando me puse a hacer la receta sabía que los míos no iban a estar a la altura de "San Buenaventura", pero al menos lo iba a intentar.

Nunca había prepardo la Pasta Choux y la verdad es que es supersencilla, se prepara en un pis pas y tiene un montón de aplicaciones: los palitos de nata, los bocaditos de nata, las lionesas, los profiteroles, los petit sous, la tarta Sant Honoré, buñuelos ... y seguro que alguna más que me dejo atrás. 

Como no estaba segura de si iba a salir o no, me decidi por preparar unos sabrosísimos BOCADITOS DE NATA. Su tamaño es más pequeño y mucho más apropiados para probar una receta nueva.


INGREDIENTES:
- 250 ml de agua
- 80 grs de mantequilla
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 125 grs de harina
- 4 huevos
- 1 sobre de cobertura para tartas Belbake (LIDL)
- un poco de azúcar glass para espolvorear

PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a unos 170 - 180 grados.
2. Verter en un cazo el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y ponerlos al fuego hasta que rompa a hervir.
3. Retirar del fuego la mezcla anterior y añadir de golpe la harina. Hay que remover enérgicamente hasta que la masa se despegue de los bordes y del fondo del cazo.
4. Añadir los huevos de uno en uno. No agregar el siguiente hasta que el anterior esté bien incorporado a la masa. 
5. Dejar reposar la masa unos 30 minutos aproximadamente.
6. Transcurrido este periodo de reposo, rellenar una manga pastelera y sobre una placa de horno engrasada o cubierta de papel de hornear distribuya la masa formando bolitas de pasta choux bien distanciadas entre sí porque esta masa tiende a expandirse.
7. Introducir en el horno y dejar hornear de 35 a 40 minutos. Estarán listos cuando empiecen a coger color doradito.

Cuando esté horneada la masa choux hay que dejarla enfriar. 

Según mi experiencia queda mejor si se utiliza de un día para el otro. Coge más consistencia. Por eso si quereis preparar algún postre con este tipo de masa  es mejor que tengais la precaución de prepararla el día anterior.


Ya solo queda preparar los Bocaditos de Nata para devorarlos. Para ello solo hay que cortar cada bolita por la mitad sin llegar al final y rellenarlos con la nata montada utilizando una manga pastelera con boquilla rizada.

Yo usé la nata pero se pueden rellenar de trufa, de crema pastelera, de crema de café, de crema de limón, de ganaché de chocolate, de dulce de leche etc, etc y de cualquier otra relleno que os apetezca u os encante. Es una masa muy versátil, lo admite todo.

Para darle ese acabado tan brillante los barnicé con el preparado para tartas del Lidl y los espolvoreé con azúcar glass.

Una delicia ....

Y al final me decidí y le preparé a mi marido un par de PALITOS DE NATA



Y si los metéis en el congelador un ratito ni os cuento cómo están ....