Mostrando entradas con la etiqueta Postres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Postres. Mostrar todas las entradas

viernes, 14 de abril de 2017

MOUSSE DE CHOCOLATE

Cuando terminé esta receta, pensé que había metido la pata. Otro postre que tenía que tirar a la basura. Creía que me había equivocado en alguno de los pasos de la receta, que no había batido bien las claras de huevo o que al mezclar lo había hecho demasiado deprisa: El chocolate no tenía textura de mousse, la crema estaba más bien líquida, pero como debía enfriarse durante, al menos, 3 horas, decidí darle una oportunidad.

El resultado fue espectacular ... la crema cuajó, se espesó y quedo con la textura cremosa y suave que tenía que tener la MOUSSE DE CHOCOLATE



No se de donde saqué esta receta; la tengo apuntada en mi libreta de recetas que comencé a rellenar siendo niña, y le quedan solo tres o cuatro páginas para completar.

La mousse de chocolate es un postre que podemos preparar todo el año, pero estamos en Pascua y ahora está todo lleno de plumas, huevos, pollitos, etc; mi hija Blanca ha decorado unos cuantos huevos en su academia de inglés, así que los he aprovechado para ambientar un poco la presentación de esta delicia junto a un trocito de torrija, uniendo una tradición española con otra anglosajona. 


Vamos por la receta, muy sencilla y rápida de preparar.

INGREDIENTES:
- 250 grs de chocolate sin leche
- 50 grs de mantequilla
- 3 yemas de huevo
- 4 claras
- 125 grs de azúcar glas
- una pizca de sal


PREPARACIÓN:
1. Cascar los huevos y separar las claras de las yemas.
2. En un bol agregar las yemas junto con el azúcar y batir enérgicamente hasta que quede una crema espumosa.
3. Derretir el chocolate al baño María, removiéndolo hasta obtener una crema lisa y espesa. Retirar del fuego y sin dejar de remover, añadir la mantequilla.
4. Agregar el chocolate derretido a las yemas.
5. Montar las claras con una pizca de sal hasta que alcance el punto de merengue.
6. Incorporar las claras poco a poco al chocolate, con movimientos envolventes.
7. Verter la crema en una fuente honda y dejarla reposar un mínimo de 3 horas en el frigorífico.


Una vez espese, servir en vasitos individuales y acompañar con bizcochos, galletas o con un trocito de torrija.

Creo que la fotos transmiten la cremosidad y la suavidad de esta mousse.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

lunes, 6 de marzo de 2017

YEMAS DE RONDA

Uno de las ciudades más bonitas de la provincia de Málaga y por ende de España que hay que visitar, al menos una vez en la vida, es Ronda. Y uno de sus dulces más típicas son sus "YEMAS".

Aunque estas yemas no son originarias de Ronda. Llegaron hace casi 100 años de la mano de un segoviano, Alejandro Escolar, cuando se trasladó a Ronda para trabajar en el Hotel Victoria, aunque más adelante se buscó un socio y juntos pasaron a explotar la Confitería Las Campanas que las continúan preparando en la actualidad. 

En Ronda dicen que su consumo más típico es desde su Feria Gollesca hasta Semana Santa, pero están tan ricas y su tamaño es tan pequeñito que apetecen tomarlas en cualquier ocasión.  

Si visitáis Ronda no olvidéis pasar por la Confitería Las Campanas y comprar sus deliciosas yemas. 

Mientras tanto podéis aprender a prepararlas en casa. Y si las hacéis descubriréis que es un dulce que encantará a los niños de la casa. A mi hija la mayor le cuesta muchísimo trabajo comer la yema del huevo y de esta manera lo ha hecho sin pensarlo. Se llevaba las yemas de dos en dos.



Si hacéis merengue o macarons y os sobran las yemas, haced como yo: me habían sobrado unas yemas después de preparar un merengue para cubrir una tarta y como no sabía que hacer con ellas probé a preparar este dulce tan increíble.

INGREDIENTES: (Para 12 yemas)
- 50 ml de agua
- 90 grs de azúcar
- la cáscara de un limón
- 1 palito de canela
- 6 yemas de huevo
- azúcar glas
- azúcar molida (más fina que el azúcar blanquilla, pero no llega a ser azúcar glas)

Además necesitaréis un termómetro digital de cocina y unas cápsulas de papel pequeñitas.


PREPARACIÓN:
1. Poner en un cazo el agua, el azúcar, la cáscara del limón y el palito de canela. Y calentar hasta que comience a hervir.
2. En el momento que comience a hervir retiramos el palito de canela y la cáscara de limón y lo dejamos al fuego hasta que el almíbar alcance una temperatura de 112º C / 233º F. Es lo que se llama almíbar con punto de hebra fuerte.
3. Pasar las yemas por un colador y colocarlas en otro cazo.
4. Una vez retiremos el almíbar del fuego lo añadimos poco a poco sobre las yemas sin parar de remover.
5. Colocar la mezcla de las yemas y el almíbar al fuego, de nuevo y remover sin parar con una cuchara de madera hasta que se despegue de las paredes del cazo.
6. Verter sobre una fuente y dejar enfriar.
7. Una vez fría la mezcla hacer bolitas pequeñas que rebozaremos primero en azúcar glas y luego en azúcar molida y las colocaremos en las cápsulas.


Y ya las podéis tomar como postre, en la merienda, o simplemente cuando tengáis antojo de comer un bocadito delicioso. 


¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

miércoles, 28 de diciembre de 2016

FLAN DE TURRÓN DE CHOCOLATE SUCHARD

El turrón de chocolate es un clásico de la Navidad. Ahora hay un montón de marcas que lo preparan pero cuando yo era pequeña el único que había y que nos encantaba a todos los niños era el Turrón de Chocolate de la marca Suchard. 

¡Cómo deseábamos que llegara la Navidad para poder comer nuestro turrón favorito! y ¡qué tristes nos poníamos cuando desaparecía del plato de turrones que mi padre preparaba en casa todas las noches! ¡Era el primero que nos comíamos!

En casa siempre comprábamos el Clásico. Ya de mayor he descubierto el Negro, que me encanta, pero que es un poco difícil de encontrar.

Este año he probado a preparar un flan utilizando media tableta de turrón que quedaba en casa y el resultado ha sido un éxito. A "mis conejillos de indias" les ha encantado, tanto que se quedaron muy tristes cuando se acabó. Jajaja. 


Esta es la receta, superfácil tanto si la hacéis con la Thermomix como si la hacéis sin ella. Yo os dejo las dos versiones,

INGREDIENTES:
- 450 grs de leche entera
- 100 grs de nata para montar 

- 50 grs de azúcar

- 1 huevo
- 1/2 tableta de turrón de chocolate Suchard Clásico
- 1 cucharadita de vainilla
- 2 sobres de cuajada
- caramelo liquido para el molde.

- unas guindas o cerezas confitadas para decorar

PREPARACIÓN:
Con Thermomix:
1. Poner en el vaso el turrón troceado y programar 5 segundos a velocidad 5.
2. Separar de la leche un vaso y diluir los dos sobres de cuajada.

3. Poner en el vaso todos los demás ingredientes y programar 9 minutos, temperatura 100 grados a velocidad 2

4. Caramelizar el molde y distribuir sobre el caramelo las guindas o cerezas confitadas.



5. Verter la mezcla que tenemos en el vaso. 



6. Dejar enfriar en la nevera.

7. Desmoldar y servir. 



Sin Thermomix:
1. Colocar en un recipiente alto el turrón a trozos y triturar con una batidora de mano. También lo podéis triturar en una batidora de vaso.
2. Separar un vaso de la leche y diluir los dos sobres de cuajada.
3. Poner en un cazo al fuego, la leche, la nata, el huevo, el azúcar, la cucharadita de vainilla, y el turrón triturado. Cuando empiece a calentarse, añadiremos el vaso de leche en el que hemos disuelto los sobres de cuajada. Lo removemos sin parar hasta que comience a hervir, momento en el que lo retiraremos del fuego, 
4.  Caramelizar el molde y distribuir sobre el caramelo las guindas o cerezas confitadas, 
5. Verter la mezcla que tenemos en el vaso. 

6. Dejar enfriar en la nevera.
7. Desmoldar y servir. 


Espero que os guste tanto como ha gustado en casa.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 21 de noviembre de 2016

PAVLOVA DE CHOCOLATE, AVELLANAS Y MELOCOTÓN para #JaquealaReina y un regalo

Cuenta la historia que cuando la bailarina rusa Anna Pavlova visitó Nueva Zelanda, en su homenaje se cocinó éste postre al que le pusieron su nombre. No se sabe quien lo inventó pero los australianos disputan a los neozelandeses la paternidad del mismo. 


La Pavlova es un postre elaborado con merengue muy crujiente por fuera y muy cremoso y ligero por dentro. Sobre este merengue se pone crema batida o nata montada, chocolate y trozos de fruta, no faltando los frutos rojos. 

Hay diferentes versiones de mismo postre: unos hacen una base circular con el merengue y sobre ella ponen los demás ingredientes y hay quien lo prepara haciendo una especie de caja con el merengue que luego rellenan.

Es un postre que debe prepararse en el momento que va a consumirse puesto que el merengue en contacto con la nata o la crema se humedece y se desmorona un poco.

Temblando me quedé cuando +Patricia Blanco Budia nos dijo que la PAVLOVA era la receta que iba a ser la protagonista durante el mes de Octubre de #JaquealaReina. Se me puso cara de ¡Horror! Grrr. El merengue y yo no nos llevamos bien. Siempre ha sido una de mis asignaturas pendientes: ni francés, ni italiano, ni clásico, nada de nada. Nunca me sale.... La receta me preocupaba un poco pero, como "de los cobardes nunca se ha escrito nada" me lié la manta a la cabeza y me propuse que esta vez lo iba a conseguir. Tenía que salirme el merengue ...

La receta la ha escogido del libro "Lomelino`s Cakes" de +Linda Lomelino . 


He seguido al pie de la letra la receta del libro, pero he variado algunos ingredientes: en lugar de frambuesas he utilizado melocotón en almíbar y en lugar de pistachos, avellanas. 


Esta es la receta. Espero no haberme equivocado porque la he tenido que traducir del inglés.

INGREDIENTES:
PARA EL MERENGUE DE CHOCOLATE
- 50 grs de chocolate negro (70% de cacao)
- 6 huevos grande
- 1 y 1/4 taza de azúcar
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 1 cucharada de maizena
- 1 cucharadita de vinagre

PARA LA CREMA Y LA DECORACIÓN
- 500 grs de nata para montar
- 50 grs de avellanas
- 4 mitades de melocotón en almíbar.


PREPARACIÓN:
MERENGUE DE CHOCOLATE
1. Partir el chocolate en trozos pequeños y derretir poco a poco en el microondas (a intervalos de 30 segundos para evitar que se queme). Dejar enfriar.
2. Precalentar el horno a 175 grados
3. Sobre un pliego de papel sulfurizado (papel de horno) dibujar 3 círculos de 15 cm de diámetro y colocarlo sobre una bandeja de horno (deben estar bien separados porque el merengue puede expandirse durante su horneado)
4. En un bol limpio y seco se baten las claras hasta que salgan picos. En ese momento hay que añadir el azúcar gradualmente y continuar batiendo hasta conseguir un merengue grueso. Sabremos si está listo cuando al darle la vuelta al bol, el merengue no se caiga.
5. Tamizar el chocolate y la maizena sobre el merengue. Añadir el vinagre y batir hasta que queden perfectamente integrados.
6. Añadir el chocolate derretido y mezclar con movimientos envolventes y con mucha suavidad para que el merengue no pierda su consistencia.
7. Verter el merengue sobre los círculos de papel que hemos dibujado sobre el papel de horno.
8. Hornear el merengue entre 60 o 70 minutos a 120 grados. Las capas cocidas deben estar duras y crujientes por fuera, pero blandas por dentro.
9. Apagar el horno y dejar la bandeja con los merengues dentro pero con la puerta abierta hasta que el horno se enfríe por completo.

CREMA Y DECORACIÓN
1. En un cuenco seco y bien frío montar la nata.
2. Machacar un poco las avellanas dentro de una bolsa de congelación con un rodillo.
3. Escurrir el almíbar a los melocotones y picarlos a trocitos. 


MONTAJE DE LA TARTA
1. Colocar una primera capa de merengue sobre un plato o una base para tartas.
2. Con una manga pastelera verter un poco de nata montada por encima y distribuir unos cuantos trocitos de melocotón por encima.
3. Repetir la misma operación con las otras capas de merengue
4. La última capa debe ser de crema. Para finalizar pondremos el resto de melocotones que quedan y espolvorearemos con las avellanas trituradas. 

Espero que os haya gustado esta receta, porque viene con REGALOOs dejo otra receta para aprovechar las 6 yemas de huevo, que se quedan colgadas cuando preparamos este postre. Las yemas no se conservan tan bien como las claras, así que conviene utilizarlas pronto. Por eso, preparé un fantástico TOCINO DE CIELO en mi +Thermomix UK , que también aparece en las fotos.



INGREDIENTES:
- 125 grs de agua
- 250 grs de azúcar
- 6 yemas 
- 1 huevo entero
- Caramelo líquido para el molde



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2.Comenzamos preparando en el vaso de la Thermomix un almíbar con el agua y el azúcar. Programar 10 minutos, temperatura Varoma a velocidad 2.
3. Dejamos enfriar el almíbar en el vaso. 
4. Cuando esté frío, hay que poner la mariposa en las cuchillas, y poner la Thermomix a velocidad 2 y por el bocal del vaso se echan poco a poco las yemas y el huevo entero. Continuamos batiendo durante unos 40 segundos.
5. Echar caramelo líquido en un molde y verter encima la preparación a través de un colador. 
6. Colocar el molde al baño María y hornear durante 45 minutos. 
7. Transcurrido ese tiempo dejar enfriar el tocino de cielo y conservar en el frigorífico.
8. Desmoldarlo y comer con moderación, jajajaja.



¡Nos vemos pronto!



Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

viernes, 30 de septiembre de 2016

CISNES RELLENOS DE NATA Y TRUFA DE COCO homenaje a MERITXELL TINEO BENET

Nueva receta para #Unagalletauncuento el proyecto nacido de la mente de +Patricia Blanco Budia y en el que proponemos ideas, recetas, manualidades y lo que se nos ocurre en torno a un cuento infantil para preparar una mesa dulce con la que celebrar cumpleaños, bautizos, primeras comuniones, etc. 

En Septiembre tocaba el cuento de Pinocho, pero a principios de mes nos enteramos de una noticia terrible. Una de nuestras compañeras, Meritxell Tineo Benet había fallecido el pasado mes de julio. Su blog se llamaba txelluisweet.blogspot.com.es

La noticia me entristeció muchísimo. No tenía el placer de conocerla personalmente. Mi contacto con ella era simplemente a través del Grupo de Facebook de #Unagalletauncuento. Sabía que no se encontraba bien porque no hacía mucho nos había comunicado que iba a dejar de participar con sus recetas, pero no teníamos idea (por lo menos yo) de lo que le ocurría. Por eso fue un shock para mí encontrarme con la noticia de su fallecimiento. Mis condolencias más sinceras para su familia.

Así que entre tod@s hemos decidido hacerle un homenaje y dedicarle #Unagalletauncuento del mes de Septiembre a ella. Pinocho se esperará a Octubre.

Participó en todos los #Unagalletauncuento menos en dos y sus propuestas destacaban siempre por su originalidad no solo en el diseño sino también en los ingredientes que utilizaba. Tenía una gran imaginación y sus platos eran siempre de los más votados, al menos en lo que a mí se refiere.


Nuestro homenaje va a consistir en realizar una sus recetas intentando hacerla lo más fielmente posible y utilizando los mismos ingredientes que ella.

De todos los que preparó, yo he elegido los "Cisnes rellenos de nata y trufa de coco" que preparó para el cuento "El Patito Feo".

Foto de Meritxell Tineo Benet 
(TANTO LOS INGREDIENTES COMO LA EXPLICACIÓN ES LA DE MERITXELL - Yo no he añadido ni quitado nada). Me ha costado encontrar alguno de los ingredientes, así que si no los encontráis podéis sustituirlos por los que tengáis a mano.



INGREDIENTES:
Para pasta choux:
- 125 ml de leche de arroz
- 125 ml de agua mineral
- 100 gr. de margarina no hidrogenada
- 150 gr. de harina
- 4 huevos ecológicos
- 1 cucharada de azúcar integral de caña
- 1 cucharadita de sal

Para el relleno:
- 400 ml de nata de coco azucarada para montar
- 2 o 3 cucharadas de cacao puro en polvo



PREPARACIÓN:
Para preparar la pasta choux:
1. Poner a calentar, en un cazo, el agua con la leche, a fuego medio.
2. Cuando empiecen a hervir, añadir la margarina, el azúcar y la sal. Remover suavemente, para que la margarina se funda y retirar del fuego.
3. Agregar la harina, de golpe y mezclar bien, con las varillas manuales, para que se disuelva sin
formar grumos (yo he utilizado una cuchara de madera). Con la harina totalmente incorporada, regresar al fuego por un minuto, para que la pasta se seque un poco.
4. Dejar enfriar unos 15 minutos.
5. Añadir, uno a uno, los huevos integrándolos bien en la masa, yo me ayudé de los ganchos
eléctricos.
6. Pasar la masa a una manga pastelera, sin cargarla demasiado o será difícil trazar los "cuellos" de
los cisnes.
7.Calentar el horno a 200ºC.
8. Forrar una bandeja de hornear con papel sulfurizado.

Para elaborar la cabeza de los cisnes, hacer churros de pasta en forma de "2" y para el cuerpo,
figuras ovaladas. Recordar que la pasta crece mucho en el horno... 

9. Hornear durante 15 minutos, hasta que la pasta esté dorada.
10. Apagar el horno y dejar enfriar dentro, con la puerta un poco abierta, para evitar que la masa baje.
11. Mientras los cisnes se enfrían, preparar el relleno.




Para preparar el relleno:
1. Echar 200 ml de nata, bien fría, en un cuenco y montar con las varillas eléctricas.
2. En otro cuenco echar el resto de la nata y el cacao en polvo, montar también con las varillas
eléctricas.
3. Reservar ambos en la nevera.

Para formar los cisnes:
1. Pasar los rellenos en mangas pasteleras, cuando los choux estén fríos.
2. Abrir los los cuerpos de los cisnes como si fuesen panecillos.
3. Rellenar la base con nata o trufa.
4. Cubrir con la "tapa" o parte superior, cortada en 2 para que parezcan unas alas.
5. Montar la cabeza, introduciéndola en el relleno.

La única licencia que me he permitido respecto a la receta de Meritxell es que he rellenado los cisnes de nata y trufa a la vez, en lugar de hacerlo por separado. Y para la decoración, para simular el agua he utilizado coco rallado teñido de azul que me sobró de los donuts que preparé con mis hijas.



Espero que te gusten cómo han quedado mis cisnes Meritxell.....

Hay muchísimas compañeras que han participado en este homenaje a Meritxell. Si queréis ver sus recetas solo tenéis que pinchad  AQUI .

"Por nuestra amiga de #unagalletauncuento, que siempre permanecerá en nuestros corazones. D.E.P."



Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .


viernes, 17 de junio de 2016

HELADO DE CHOCOLATE SIN HELADERA para #JaquealaReina

Ya estamos el verano; el calor ha venido para quedarse y llega el momento de tomar bebidas y comidas fresquitas. Así que volvemos Rocio, Patricia, Leire, Noemí y yo para preparar la misma receta a nuestra manera. 5 versiones de la misma receta. Nuestro #JaquealaReina.

Uno de los postres que más gustan en casa son los HELADOS, por eso cuando mi amiga +Leire - Cocina con gusto eligió para el #JaquealaReina de Junio esta receta de Helado de Chocolate me entusiasmó la idea. Helado y además casero, sabiendo lo que contiene, sin aditivos ni conservantes. Y después de probarlo no me queda otra que felicitar a Leire por su elección. Tiene un sabor delicioso y su textura es muy suave, se deshace en la boca y no resulta nada pesado. Es un helado muy recomendable para los amantes del chocolate, además admite innumerables variaciones: almendras, chips de chocolate, crocanti, galletas, etc.


La receta está tomada de este libro "Tartas, Bizcochos, Galletas, Pastas y Chocolate" de Edición CARTONE. 


INGREDIENTES:
- 150 ml de agua
- 150 grs de azúcar
- 1 cucharada de cacao en polvo VALOR
- 60 grs de chocolate fondant
- 125 ml de nata montada


PREPARACIÓN:
1. Cocer el agua y el azúcar en un cazo, a fuego lento removiendo hasta que el azúcar se disuelva.
2. Retirar del fuego, tamizar el cacao en polvo sobre la preparación anterior y batir bien.
3. Poner de nuevo el cazo al fuego y sin dejar de remover, llevar lentamente a ebullición.
4. Retirar del fuego, añadir el chocolate fondant, removiendo hasta que se derrita.
5. Dejar que se enfríe y batirlo vigorosamente con unas varillas. Ponerlo a enfriar en la nevera durante 1 hora aproximadamente.
6. Transcurrido ese tiempo incorporar la nata montada y verter la mezcla en un recipiente adecuado.
7. Dejarlo en el congelador al menos 2 horas antes de servirlo.


Una receta muy fácil de preparar y el resultado riquísimo. A mi marido no le hace mucha gracia el helado de chocolate y éste le ha encantado. Ya me ha pedido que lo repita de nuevo. Lo mejor no necesitas heladera para tener este verano helado en casa.

¿Qué esperas tú para preparalo? Repetirás ... 



Mis amigas lo han hecho también. Pincha AQUÍ para verlo. 
Nota: La nata la he montado en la Thermomix. Además de estar muy fría la nata, tuve el vaso de la Thermomix y la  mariposa más de una hora metidos en el congelador, con lo que estaban helados a la hora de montar la nata. ¡Quedó perfecta! ¡Muy consistente!

 Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER e INSTAGRAM.





lunes, 15 de febrero de 2016

BIZCOCHO DE ALMENDRA (ALMOND POUND CAKE)

La entrada de esta semana, va a ser un POUND CAKE. 

Un Pound Cake es la denominación anglosajona de un bizcocho cuyos ingredientes fundamentales pesan 1 libra (453 gramos aproximadamente). Estos ingredientes son: harina, azúcar, huevos enteros y mantequilla. La medida puede ser distinta pero la regla general consiste en emplear el mismo peso en todos los ingredientes.

Se creó en torno  a 1700, y en nuestros días su principal característica es que ya no se utiliza 1 libra de cada ingrediente. 

La versión americana (Sur de EEUU) es mucho más esponjosa que la británica, puesto que allí suelen utilizar mucha más mantequilla para conseguir que la miga sea más sólida y el sabo más intenso. 

En Europa, fundamentalmente en Francia, este bizcocho se conoce como "Bizcocho Cuatro Cuartos", al llevar los cuatro ingredientes en la misma proporción.

Este Almonds Pound Cake o Bizcoho de Almendra, es una variación que he hecho de la receta de "Coconut Pound Cake" de +Bea Roque en su libro "El Rincón de Bea: Delicias para compartir", uno de mis regalos de Navidad de este año. Para hacerlo he sustituido la leche de coco y el coco seco rallado por leche de almendra y almendra molida (harina de almendra) y para conseguir más esponjosidad y que la miga quede sueltecita y no apelmazada he sustituido la harina de trigo normal por harina de fuerza. El resultado es increible tanto en su sabor como en la textura de su interior.


La leche de almendra es casera. La he preparado utilizando 150 ml de agua fría y disolviendo en ella una cucharada bien colmada de Crema de Almendras de Nectina, pero si queréis podéis comprar la leche de almendra directamente, hay muchas marcas.

El molde que he utilizado, para que os sirva de orientación, es uno rectangular que mide 25 * 10 * 7 centímetros.


INGREDIENTES:
- 125 grs de mantequilla en pomada
- 200  grs de azúcar
- 2 huevos a temperatura ambiente 
- 280 grs de harina de fuerza
- 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
- 1/2 cucharadita de sal
- 175 ml de leche de almendras
- 100 grs de almendras molidas



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 175 grados.
2. Tamizar la harina con la levadura y la sal
3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y quede cremosa y esponjosa
4. Añadir uno a uno los huevos ligéramente batidos. No incorporar el segundo huevo hasta que el primero esté bien incorporado.
5. Añadir la harina en dos veces, alternándola con la leche de almendra. Empezamos y terminamos con la harina
6. Hasta aquí podemos utilizar nuestra máquina amasadora. El último paso, que es la incorporación de la almendra molida, lo haremos manualmente utilizando una espátula hasta que la almendra quede perfectamente integrada en la masa.
7. Verter la mezcla en un molde rectangular previamente engrasado y alisar la superficie.
8. Hornear sobre 80 minutos con calor arriba y abajo (sin ventilador). En mi horno lo hice de la manera siguiente: 60 minutos desde que metí el molde en el horno. Transcurrido ese tiempo comprobé si estaba hecho con una brocheta y al comprobar que todavía estaba crudo lo dejé 10 minutos más. Volví a comprobar y lo dejé otros 10 minutos más, hasta que la brocheta salió completamente limpia.
Para evitar que se tostase mucho por arriba mientras se terminaba de hacer, lo cubrí con un trozo de papel de aluminio. Los últimos 20 minutos se horneó así.
9. Sacar del horno y dejar enfriar 15 minutos dentro del molde. Transcurrido ese tiempo, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.


Podeis comerlo así o cubrirlo con azúcar glas, chocolate blanco, chocolate negro, glasa, mermelada ... lo que más os guste; aunque si me preguntáis a mí, yo lo prefiero tal cual, desnudito sin ningún otro sabor que enmascare al del propio bizcocho.

Respecto a su conservación, aguanta perfectamente dos o tres días sin estar guardado en ningún recipiente hermético. De hecho el transcurso de los días hace que se potencie el sabor a almendras y que esté mucho más delicioso.

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.  También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.



lunes, 9 de noviembre de 2015

PASTEL DE MANZANA A LA NORUEGA

En mi búsqueda contínua de nuevas recetas, y rebuscando en libros de repostería antiguos que tengo en casa, y debido a la necesidad de aprovechar un bote de nata que tenía abierto y varias manzanas que iban a estropearse en el frutero, descubrí este Pastel o Tarta de Manzana a la Noruega, en su idioma EPLEKAKE. Es la primera vez que lo preparo y la verdad lo recomiendo por su jugosidad y por su increible sabor a manzanas. 


Soy la tonta de las tartas de manzana, me encantan, con hojaldre, con pasta brisé, en bizcocho, así que no pude resistirme a preparar ésta. Según mi libro la receta debe prepararse en un molde rectangular y presentarse en el mismo molde cortada a cuadraditos, pero yo he optado por utilizar un molde redondo de 24 cm de Lékué. Supongo que a los noruegos les dará lo mismo, no creo que vayan a enfadarse... o a lo mejor sí.... Nunca se sabe .... 


INGREDIENTES:
- 2 huevos
- 225 grs de azúcar
- 100 grs de mantequilla
- 150 ml de nata líquida para montar
- 175 grs de harina tamizada
- 3 o 4 manzanas
- 1 sobre de levadura en polvo tipo Royal
- molde redondo de 24 cm


PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180 grados. Engrasar y enharinar el molde.
2. Batir los huevos junto con 200 grs de azúcar hasta que la mezcla esté cremosa.
3. Poner en un cazo a calentar la nata y la mantequilla, hasta que la mantequilla esté completamente derretida.
4. Agregar esta mezcla poco a poco y sin dejar de remover a los huevos con el azúcar.
5. Incorporar la harina tamizada con la levadura, mezclando bien para que no se formen grumos y verterlo todo en el molde.
6. A continuación, pelar las manzanas, quitar el corazón y cortar en rebanadas y colocar sobre la masa que está en el molde.
7. Espolvorear la superficie con los 25 grs de azúcar que quedaban sin utilizar.
8. Hornear durante unos 40 minutos, hasta que el pastel suba y se ponga doradito.
9. Dejar enfriar en el mismo molde. 



Con esta receta voy a participar en el sorteo que Patricia Becerra del blog LAS COSAS DE MI COCINA, está organizando para celebrar el 5º Aniversario de su blog. Si pincháis AQUI podréis encontrar las bases de su sorteo.


Si os ha gustado la receta podéis dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.



miércoles, 14 de octubre de 2015

PASTELITOS DE CAQUI


Segunda participación en el reto mensual de +Cocineros del Mundo. Me estrené el mes pasado con una receta salada y en octubre vuelvo a mis recetas preferidas, las dulces.

Con esta receta participo en el Reto de Octubre de 2015 de CdM en el apartado DULCE


La verdad es que he estado a puntito de no participar, porque cuando ví los ingredientes elegidos se me quedó un poco la cara de poker. La perdiz no me gusta (no soy aficionada a las recetas de caza, prefiero ver correr las perdices por el campo) y los CAQUIS no los encontraba en ningún mercado. Es fruta de temporada pero ha tardado bastante en llegar a las tiendas, donde yo vivo. Al final los localicé y pude preparar estos pastelitos. 

Hay dos tipos de caquis, el clásico, que tiene la pulpa blandita, y el persimón, que tiene la pulpa dura y que ha sido el que yo he utilizado.

Debemos consumir caquis, en cualquiera de sus variedades, porque son ricos en vitamina A y C. También son ricos en potasio, azúcar y glucosa. También desarrollan una gran actividad antioxidante con efectos beneficiosos para disminuir el riesgo de determinadas enfermedades como el cataratas, problemas cardiovasculares, cáncer, etc.

Son pequeñitos, se preparan bastante rápido y se comen más rápido todavía. Y no se si lo transmitirán las fotos, pero quedan muy jugositos.


Como molde he utilizado la bandeja para preparar 12 cupcakes.

INGREDIENTES: Para 6 pastelitos
- 1/2 cucharada de mantequilla, a temperatura ambiente
- 1/3 taza de azúcar moreno
- 1 huevo
- 1/3 taza azúcar
- 1/3 taza harina con levadura tamizada
- 1 cucharada de almendras molidas
- 1 caqui.

PREPARACIÓN:
1. Mezclar mantequilla y azúcar moreno y reservar.
2. Pelar el caqui. Lo partimos por la mitad, una mitad la cortaremos a trozos pequeñitos que utilizaremos para rellenar los moldes; y  la otra mitad la trituramos para añadirla a la masa del pastelito.
3. Batir el huevo con el azúcar.
4. Añadir el caqui triturado.
5. Por último, incorporar la harina con levadura tamizada y la cucharada de almedras molidas.


Para hornear los pastelitos procederemos de la manera siguiente:
1. Precalentamos el horno a 180 grados.
2. Engrasamos la bandeja para cupcakes
3. En la base pondremos la mezcla de mantequilla con el azúcar moreno.
3. A continuación el caqui cortado en pedacitos pequeños
4. Se vierte por encima la masa del pastelito.
5. Horneamos de 20 a 25 minutos a 175 - 180 grados



Consejo Final: Hornearlos directamente en la bandeja de cupcakes, después de engrarsarla debidamente para evitar que se peguen. No utilicéis las cápsulas porque yo lo hice y me costó un trabajo increible, quitarlos porque se quedaron pegados a los bordes del bizcocho.

Y como seguramente, 6 pastelitos os sabrán a poco, solo teneis que duplicar, triplicar, cuadruplicar .... las cantidades y os saldrán muchos más.

Si os ha gustado, dejadme vuestro comentario, me encanta recibirlos.



viernes, 2 de octubre de 2015

MUG CAKE DE CONGUITOS

Aquí estoy de nuevo, atendiendo otra invitación de +Noemi TodoCooking. Esta vez mi amiga nos ha invitado a preparar una comida muy dulce y que está muy de moda: los MUG CAKES. Así que para todo el universo bloguero hoy es el #DiadelMugCake  #MugCakeDay. Para el que no lo conozca todavía los Mug Cakes son unos bizcochos individuales que se preparan y hornean en una taza de desayuno apta para el microondas y a una velocidad increible. En 5 minutos puedes tener listo un bizcocho para quitarte el antojo de algo dulce.



Solo lo he intentado una vez, para probar a ver que tal salían en el microondas. La verdad es que los bizcochos hechos en el microondas no me gustan mucho, pero mi primer intento con un mug no salió del todo mal.

Así que aquí voy con mi segundo intento, y para homenajear a la organizadora del evento y puesto que le encanta el chocolate, he preparado este MUG CAKE DE CHOCOLATE NEGRO Y CONGUITOS. A mi también me encanta, sobre todo el chocolate negro y los conguitos son mi debilidad, aunque solo los compro en Navidad para evitar tentaciones.

INGREDIENTES:
- 1 onza de chocolate negro
- 4 cucharadas de harina
- 5 cucharadas de azúcar
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 1 huevos
- 3 cucharadas de mantequilla
- un pellizco de sal
- un puñado de conguitos



PREPARACIÓN:
1. Derretir la onza del chocolate en el microondas, a baja potencia durante 10 segundos. Ir probando hasta que se derrita en su totalidad, con mucho cuidado para evitar que se queme. Ir removiendo para evitar que se pegue o se seque en los bordes.
2. Añadir el azúcar y la pizca de sal al chocolate y remover hasta que se incorpore por completo.
3. Casca el huevo y añádelo a la taza. Volver a mezclar.
4. Tamiza la harina y el cacao en polvo e incorpóralos a la taza hasta que todo quede perfectamente integrado.
5. Añade un puñadito de conguitos y haz el mug en el microondas a máxima potencia durante 1 minuto y 20 segundos (en mi microondas ese es el tiempo necesario para que el bizcocho salga con la textura que hay en la foto). 



Consejos útiles a la hora de preparar un Mug Cake:
1. Utilizar una taza con la boca ancha cuya capacidad sea de unos 300 ml para poder hacer la mezcla directamente en el interior de la taza.
2. Si la taza es más pequeña, haz la mezcla en un bol o cuenco aparte y distribuyela en dos o más tazas.
3. Si la masa sale demasiado líquida añade un poco más de harina o al cocerse se saldrá la masa de la taza.
4. Cómete el Mug Cake nada más hacerlo ... recuerda esperar a que se enfríe unos 2 o 3 minutos si no quieres quemarte.
5. El tiempo de cocción dependerá de lo espeso o líquido que quieras que quede el bizcocho.


Una vez listo, mecedora, un libro de cocina y este mug ... un plan increible.