domingo, 3 de agosto de 2014

TARTA DE DULCE DE LECHE

Agosto y fresquito, para lo que se estila en esta época por Sevilla.

Llevo desaparecida un par de meses. Mi última entrada es del mes de mayo. He tenido unos cuantos entretenimientos que me han impedido escribir y tambien he tenido una temporada de apatía que no me motivaba a poner a actualizar el blog. Pero todo eso ya se acabó y vamos a ponernos al día. Tengo unas cuantas recetillas atrasadas, que ya iré compartiendo. 

Hoy, sin embargo, voy a compartir la última que he preparado. 

Una tarta buenísima combinación de una receta de Peggy Porschen y una idea mía. La receta del bizcocho y el usar dulce de leche en la crema de mantequilla, la he tomado prestada de mi libro de cabecera "Boutique de Pastelería"; pero en lugar de utilizar la buttercream que pone el libro que es demasiado empachosa, para mi gusto, he usado una crema de mantequilla hecha con yemas de huevo que es mucho mas suave y nada empalagosa, y eso que además le vamos a añadir un poco de dulce de leche. Si sois golosos pero no tanto ... podéis probarla. Os encantará.


TARTA DE DULCE DE LECHE
INGREDIENTES:
Para el bizcocho (moldes de 15 cm)
- 200 grs de mantequilla ablandada
- 200 grs de azúcar
- una pizca de sal
- una cucharada de aroma de vainilla
- 200 grs de harina con levadura incorporada tamizada.

Para el almíbar:
- 1 vaso de azúcar
- 1 vaso de agua

Para la crema de mantequilla:
- 50 grs de agua
- 175 grs de azúcar
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 3 yemas de huevo
- 1 pizca de sal
- 250 grs de mantequilla a temperatura ambiente (no debe usarse margarina)
- 1 o 2 cucharadas de dulce de leche

PREPARACIÓN:
Para el bizcocho:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Batir enérgicamente la mantequilla, con el azúcar y la pizca de sal hasta que blanquee y quede una crema cremosa.
3. Incorporar los huevos uno a uno. No incorporar el siguiente huevo hasta que no esté perfectamente integrado el anterior. Puede que se corte un poco la masa. No hay problema, se soluciona añadiendo una o dos cucharadas de harina.
4. A continuación incorporar la harina tamizada y ligar bien sin batir en exceso.
5. Distribuir la masa en tres moldes y hornear unos 20 o 25 minutos a 180 grados.
6 .Una vez horneados dejar enfriar sobre una rejilla.
7. Cuando estén templados bañar con el almíbar frío una vez desmoldados y envolver en papel film dejándolos reposar todo un día en la nevera.

Para el almibar:
Mientras se hornea el bizcocho se puede preparar el almíbar. Tan sencillo como hervir el agua con el azúcar hasta que ésta última esté perfectamente disuelta. Dejar enfriar para poder bañar los bizcochos.

Para la crema de mantequilla con yemas:
Vamos a necesitar la Thermomix.
1. Hay que poner el azúcar, el azúcar vainillado y el agua en el vaso y programar 6 minutos, a 100 grados con velocidad 2.
2. Añadir las yemas y la sal y programar 3 minutos, a 90 grados con velocidad 4.
3. Antes de sacar el almíbar del vaso añadir el dulce de leche y mezclar 10 segundos a velocidad 4. Este almíbar hay que dejarlo enfriar bien en el frigorífico,
4. Lavar y secar bien el vaso y las cuchillas y colocar la mariposa en las cuchillas. Batir la mantequilla a velocidad 2 hasta que quede cremosa.
5. A la misma velocidad hay que añadir poco a poco el almíbar de dulce de leche ya enfriado y continuar batiendo hasta que la mezcla quede homogénea.

Esta crema se puede conservar en el frigorífico hasta 8 días. Solo hay que acordarse de sacarla un par de horas antes cuando vaya a ser utilizada.

Ya solo queda montar la tarta.



Cortar un trozo


 Y merendar.