jueves, 28 de agosto de 2014

MARGARITAS (Galletas para regalar)

Cuando empecé a preparar esta entrada no sabía muy bien con que texto iba a comenzar. La verdad es que mis musas tenían que estar de vacaciones porque andaba un poco perdida. Supongo que a más de un@ le habrá pasado. Escribes una cosa, la borras; escribes otra, la vuelves a borrar y así durante un buen rato. 

Estas galletas tienen ya un par de meses. Las preparé para hacer un regalo. ¿Por qué un regalo galletil? Por que algunas veces, una no sabe que regalar. Todo el mundo tiene de todo y de esta manera tienes un detalle personalísimo con la persona a la que va dirigido. Es para ella y lo haces para ella. Con todo el cariño que puedes poner en él.

Para preparar las  galletas podeis escoger la receta que más os guste y el sabor que más os guste. Yo las preparé de mantequilla con mi receta fetiche. Si pincháis AQUI aquí llegareis directamente a la receta.

Los pasos para hacer estas margaritas son los siguientes:

1. Después de hornear y enfriar las galletas, dibujar sobre la superficie, con un lápiz no tóxico los pétalos de las margaritas.



2. Una vez lista la glasa y teñida del color que vayamos a utilizar toca preparar las mangas pasteleras para proceder a glasear nuestras galletas. 

Para rellenar la manga seguí las indicaciones de este vide de Karen`s Cookies. Es una idea genial con la que podreis glasear las galletas sin ensuciar las mangas pasteleras. Solo debereis cambiar la boquilla y podreis reutilizar la manga tantas veces como queráis.


Así preparé yo la mía.

                       

3. Glasear los pétalos. Lo haremos de tres en tres, esperando a que esté un poco seca la glasa para continuar con los otros tres (unos 10 o 15 minutos). Siempre deben ser pétalos opuestos para que no se nos extienda la glasa. 


4. Secos los pétalos glasear el centro de las margaritas.


5. Dejar secar la glasa de nuestras galletas (20 minutos).


El verano es una estación estupenda para trabajar con la glasa, por lo menos aquí en Sevilla. El calor y la falta de humedad hace que la glasa se seque en seguida y que no haya que esperar tantas horas entre aplicación y aplicación. Para el fondant es espantosa. Se derrite, se pega a las manos y es un suplicio trabajar con él. 

6. Para decorar el centro poner un poco de glasa alrededor del polen de la margarita y bañar inmediatamente con lo que más os guste . Yo utilicé fideos de colores y bolitas de caramelo de diferentes tamaños.



Dejar secar las margaritas durante toda la noche.

7. A la mañana siguiente están listas para envolverlas y regarlarlas. Las puedes presentar bien en una caja ...




o bien preparando un rico y sabroso ramo de margaritas comestibles. 



Para hacer el ramo solo debéis tener la precaución de hornear las galletas pinchando la masa en una brocheta.

¿Tenéis alguien a quien hacer un regalo ...?

Le encantará ... con toda seguridad.