ALBÓNDIGAS DE MERLUZA Y GAMBAS EN SALSA VERDE

Si les preguntas a mis hijas cual es su plato favorito, las dos te contestarán que las albóndigas. El pescado lo toman en casa regularmente pero hay que insistir mucho para que se lo coman y no acabe repartido por toda la superficie del plato. Por eso se me ocurrió prepararles estas albóndigas que combinan su plato favorito con otro que les gusta menos pero que de esta manera se lo comen y disfrutan de él.


Se pueden preparar con el pescado que tengas en casa. Yo tenía merluza y gambas, pero se pueden hacer de rape, de bacalao, de atún, incluso con sepia, jibia, calamares. Solo tienes que rebuscar un poco en tu nevera para hacer unas albóndigas muy sabrosas.



ALBONDIGAS DE MERLUZA Y GAMBAS EN SALSA VERDE

INGREDIENTES ALBONDIGAS:
- 3 filetes de merluza sin piel y sin espinas 
- 8 o 10 gambas peladas
- 2 dientes de ajo
- un puñadito de perejil
- 1 huevo
- 2 rebanadas de pan de molde sin corteza
- un poco de leche
- pan rallado
- sal y pimienta 
- harina
- aceite de oliva virgen extra para freir las albóndigas

INGREDIENTES SALSA VERDE:
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- 1/2 vaso de vino de blanco
- 1 vaso de caldo de pescado
- 1 cucharada de harina 
- perejil fresco
- sal
- aceite de oliva virgen extra 

             

PREPARACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS:
1. Corta la merluza y las gambas en trocitos muy pequeños.
2. Pica el diente de ajo y el perejil también a trocitos muy pequeños.
3. Remoja el pan de molde en un poco de leche y escúrrelo muy bien,
4. En un cuenco mezcla la merluza, las gambas, el ajo, el perejil, el pan de molde, y el huevo, salpimenta a tu gusto y amásalo bien con las manos.  Si notas que no se compacta la mezcla, añade un par de cucharadas de pan rallado.
5. Forma bolitas no muy grandes, pásalas por harina y fríelas en abundante aceite de oliva virgen extra hasta que cojan un bonito color dorado. Colócalas sobre papel absorvente para recoger el exceso de aceite y resérvalas mientras preparas la salsa verde. 

PREPARACIÓN DE LA SALSA VERDE:
1. Pela y pica muy bien el diente de hago y ponlo en una olla baja o cazuela a rehogar con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. No deje que se tueste demasiado porque dará un sabor amargo a la salsa.
2. Ralla la cebolla o pícala a trocitos muy pequeñitos y añádela a la cazuela para que se sofría a fuego suave con los ajos hasta que coja una textura transparente. 
3. Añade la cucharada de harina, remueve continuamente para que no se peque y deja que se cocine un poco. 
4. Vierte el vino blanco y el caldo y continúa removiendo para que no se formen grumos con la harina. Deja cocer todo unos 10 minutos. Si ves que se espesa la salsa demasiado puedes añadir un poco más de caldo o de agua. 
5. Pica bien pequeñito un manojito de perejil y añádelo a la salsa. Remueve bien para que quede perfectamente incorporado.
6. Añade las albóndigas que teníamos reservadas a la salsa y deja que se cocinen unos 10 minutos.


Con patatas, con pasta, con arroz, con ensalada, etc, cualquier guarnición es buena para acompañar estas albóndigas.

Los niños se volverán locos con ellas te lo garantizo.

Espero que hagas esta receta y si tienes cualquier duda puedes preguntarme a través del formulario de contacto del blog o en mis redes sociales. Te contestaré lo antes posible. Si quieres mandarme las fotos de tu cocinado me encantará compartirlas.

Blanca

7 comentarios

  1. Me gustan mucho las albóndigas y más las de pescado, una delicia y un manjar seguro!!

    ResponderEliminar
  2. Prefiero las de carne pero se ven deliciosas

    ResponderEliminar
  3. Me encantan!! 💕 😋 Y vaya fotos bonitas!! 😍

    ResponderEliminar
  4. Que ricas estas albóndigas, anoto la receta.

    ResponderEliminar
  5. Las albóndigas están buenas de todas las maneras, y las tuyas de merluza se ven increíbles! Un besote guapa

    ResponderEliminar