miércoles, 11 de diciembre de 2013

ROSCON DE REYES

En mi anterior post comenté que el siguiente estaría dedicado a "mis amigos" los Reyes Magos.

                               

El día de Reyes siempre ha sido un día muy especial en mi familia. Somos seis hermanos y ese día era una locura; estábamos despiertos desde muy temprano y nos levantábamos a escondidas y sin hacer ruido para ver qué nos habían echado los Reyes antes que nadie. Claro que como somos tantos siempre coincidíamos algunos en el salón.

Desde que éramos pequeños se preparaban los papelitos con el nombre de cada uno, se colocaban en el sofá, silla o mesa que teníamos asignados (todos los años el mismo) y antes de acostarnos poníamos los zapatos para que los Reyes Magos supieran encontrar el sitio de cada uno. 

Y a la mañana siguiente la sorpresas, las exclamaciones de admiración, el "mirá mamá, mira papá lo que me han echado los Reyes....". 

Lo más sorprendente es que hemos mantenido esa misma ilusión que teníamos cuando éramos pequeños. Incluso cuando descubrimos "LA VERDAD"  disimulábamos y nos hacíamos los tontos como si no supiéramos nada. Escribíamos nuestra carta, poníamos tres cositas y nunca sabíamos lo que nos íbamos a encontrar el día 6 de enero por la mañana. 

Ahora que estamos casi todos casados y casi todos con niños seguimos con la tradición para que los nuevos miembros de la familia no pierdan esa ilusión que tenían y tenemos sus padres, tíos y abuelos.

Pero el día de Reyes empezaba siempre el día 5 de enero. Mi padre compraba el Roscón de Reyes y ese día después de volver de ver la Cabalgata, se abría el Roscon o los Roscones (recuerdo un año que nos comimos tres) y nos lo cenábamos con chocolate calentito. Esa noche no se cenaba como el resto del año. Esa noche el menú estaba compuesto por Roscón y Chocolate. ¡uuummm!¡que recuerdos!.

Siempre he tenido la idea de que el Roscón era muy difícil de hacer y siempre que veía la receta en el Libro de la Thermomix  pasaba de ella y buscaba otra. Pero este año como ya he preparado algunas cosillas bastante complicadas me he liado la manta a la cabeza y me he dicho "voy a ver si soy capaz de hacer el roscón y así nos lo ahorramos este año".

Por eso durante el Puente de la Inmaculada como no podía ir a ningún sitio debido a la enfermedad de Sofía (ya está totalmente curada y restablecida, gracias a Dios) rebusqué en la despensa para ver si tenía los ingredientes necesarios: azúcar, harina, levadura fresca o seca, ralladura de limón y naranja, sal, huevos, leche y agua de azahar. Los tenía todos menos el agua de azahar, pero aprovechando que tenía que pasar por la farmacia por unas medicinas la compré.

                                           

Luego cogí mi libro de recetas de la Thermomix y ...  

Éste fue el resultado ...
Pero lo mejor será empezar desde el principio ....

INGREDIENTES:
- 120 grs de azúcar
- La piel de un limón (solo la parte amarilla)
- La piel de una naranja (solo la parte naranja)
- 130 grs de leche
- 70 grs de mantequilla
- 2 huevos
- 9 grs de levadura seca o 30 grs de levadura prensada
- 30 grs de agua de azahar
- 460 grs de harina aproximadamente
- una pizca de sal

PREPARACIÓN:
1. Pesar la harina y añadir la levadura seca y la sal. Si utilizais levadura prensada, se añadirá durante la receta. 
2. Con el vaso y las cuchillas muy secas pulverizar el azúcar a velocidad máxima. Añadir las pieles que se habrán secado previamente con papel de cocina y rallar a velocidad 5 hasta que esté glaseado. Bajar con la espátula lo que haya quedado en las paredes del vaso y comprobar que está bien glaseado. Si no, repetir la operación.
3. Echar la leche y la mantequilla y programar 1 minuto, a 37º, velocidad 4 y a continuación quitar la temperatura programar 30 segundos a  velocidad máxima.
4. Poner la velocidad 6 e ir añadiendo poco a poco la  harina por el bocal del vaso. A continuación poner la velocidad 10 y mezclar 30 segundos.
5. Por último, programar 2 o 3 minutos a velocidad Espiga, comprobando que la masa se hace una bola y se mueve bien en el vaso. Si no es así, parar la Thermomix añadir un poco de harina por un lado del vaso y seguir amasando.
6. Dejar reposar la masa dentro del vaso hasta que salga por el hueco del cubilete (PRIMERA FERMENTACIÓN)
              


7. Cuando haya subido la masa , abrir el vaso, bajar la masa con las manos y volver a amasar 15 segundos en velocidad máxima (parecerá que las cuchillas van a romperse pero no pasa nada) y 1 minuto en velocidad Espiga.
8. Sacar la masa del vaso, espolvorearla con un poco de harina y amasar un poco con las manos. 
9. A continuación preparar el roscón en la bandeja de horno en la que se vaya a hornear, pintar con huevo batido y decorar con azúcar humedecida con unas gotas de agua, frutas escarchadas, almendras ... 
10. Dejar reposar hasta que doble otra vez su volumen (SEGUNDA FERMENTACIÓN).



11. Una vez doblado su volumen precalentar el horno a 180º y hornearlo durante 20 o 25 minutos. 



Para la decoración solo utilicé azúcar. No tenía en casa otra cosa. La próxima vez le añadiré unas cuantas almendras laminadas y las frutas escarchadas, aunque tengo comprobado que NADIE salvo mi padre y mi marido SE LAS COME. Todo el mundo las deja en el plato o en la caja del roscón ...


Se me abrió un poco por arriba, pero estoy contenta... Además después de leer unos cuantos blog, he descubierto lo que me pasó. Javirecetas me ha dado la solución: 

1.- No utilicé harina de fuerza sino harina normal. Ya la he anotado en mi lista de la compra. Así que ya sabeis UTILIZAR HARINA DE FUERZA en lugar de la harina de siempre.
2.- La mantequilla tiene que estar a punto de pomada y la leche tibia.
3.- EL HORNO ESTABA DEMASIADO CALIENTE. Tengo que bajar unos 10 grados la temperatura del horno, o sea, en mi horno tengo que hornearlo a 170 º. Cada horno es un mundo y no se que pasará en otros.

La próxima vez saldrá mejor.

Como no tenía nata no lo pude rellenar, pero de todas formas estaba buenísimo así, tal cual, sin rellenar.



Ya cuento los días que faltan para repetirlo .... 

Espero que los Reyes Magos se porten bien con todos los que leais este post y que os traigan todo lo que deseéis. 

¡¡Feliz Día de Reyes!!

P.D. - Para la tranquilidad de mi madre, mi marido, las niñas y yo no nos lo comimos entero. La mayor parte está congelada. Algún día que no tengamos nada que desayunar o merendar lo meteremos unos segundillos en el microondas y Roscón de Reyes recien hecho. 

Participo en el Carrusel de Blogs de Las Cosas Ricas de Gaby