sábado, 19 de septiembre de 2015

TIMBAL DE BRÓCOLI Y SALMÓN AHUMADO AL GRATÉN

Llevo ya tiempo dentro de la comunidad COCINEROS DEL MUNDO DE GOOGLE, pero nunca me había dado por participar en ninguno de sus retos.

Este mes, me ha dado por ahí y voy a participar por primera vez en uno de ellos. Lo malo que tiene lo de participar en retos es que son adictivos y un@ no puede parar de hacerlo.

Normalmente publico recetas dulces, y muy de tarde en tarde alguna salada. Para este reto me voy a arriesgar con una receta salada.

Así que, con esta Receta participo en el Reto de Septiembre de CdM, en el apartado SALADO. Este mes el ingrediente seleccionado era el SALMÒN

El Salmón es un alimento muy nutritivo. Es rico en proteínas y ácidos grasos esenciales. También es fuente de vitaminas B12 y B6 y de niacina, y contiene minerales como el selenio, el magnesio y grandes cantidades de calcio. Resumiendo es un pescado azul muy saludable.

Para esta receta yo he utilizado salmón ahumado y lo he combinado con la verdura que más propiedades nutritivas tiene, o al menos, eso dicen: el BRÓCOLI.



INGREDIENTES:
- Un trozo de brócoli
- 2 0 3 cucharadas de vinagre
- Una rodaja de limón
- Sal 
- 150 grs de salmón ahumado
- Salsa bechamel (la podeis hacer o comprarla hecha)
- Queso curado rallado

PREPARACIÓN:
1. Lo primero que haremos será cocinar el BROCOLI al vapor. Para ello utilizando una olla para cocinar al vapor, llenaremos la parte de abajo de la olla con dos o tres dedos de agua, sal a gusto y las dos o tres cucharadas de vinagre. A continuación colocamos la parte superior en la que metemos el brocoli lavado y cortado en trocitos sin los tallos y una rodaja de limón.

¿Qué conseguimos con el vinagre y el limón? ... Que no huela toda la casa a brócoli. 

2. Ponemos a calentar la olla con su tapa y el brócoli estará listo en unos 4 o 5 minutos, desde que el agua rompa a hervir.
3. Encender el horno y poner el gratinador.
4. Ya solo queda montar el plato, utilizando un molde para emplatar: una capa de brócoli y otra de salmón ahumado hasta que completemos la capacidad del molde. Antes de retirar el molde cubrir con dos o tres cucharadas de bechamel, espolvorear con el queso rallado y gratinar en el horno.

Un plato rápido, fácil y muy nutritivo.



Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.