martes, 1 de septiembre de 2015

COPA DE MELOCOTÓN Y CREMA DE QUESO

Los melocotones son una de las frutas más típicamente veraniegas. Hay muchas variedades y su color puede variar entre el amarillo, el rojo intenso, el rosa pálido ... Son muy versátiles y con ellos se pueden realizar infinidad de platos.

Este es un postre rápido, muy fácil de hacer, ideal para preparar si, de improviso, se presentan visitas en tu casa y no tienes nada preparado.


INGREDIENTES:
- 2 naranjas
- 1 limón
- 2 cucharadas de AOVE
- 1 cucharada de azúcar
- 2 melocotones

Para la crema de queso:
- 400 grs nata para montar bien fría
- 135 grs de queso para untar
- 100 grs de azúcar

PREPARACIÓN:
1. Lavar muy bien los melocotones y cortarlos en láminas. Dejar la piel porque si se la quitais se desharán al calentarlos.
2. Echar en una sarten dos cucharadas de aceite y verter los melocotones cortadas en láminas, el zumo de las dos naranjas y el limón y la cucharada de azúcar. Los doramos y los dejamos cocinar unos dos minutos. Transcurrido este tiempo los apartamos del fuego y los dejamos enfriar.
3. Mientras se enfrían los melocotones, preparamos la crema. Para ello ponemos en un cuenco la nata y el queso y batimos con varillas para que se vayan montando. 
4. Incorporamos poco a poco los 100 grs de azúcar y seguimos batiendo hasta que la crema haga picos.
5. Servir en copas, disponiendo primero la crema y después los melocotones por encima.
6. Se sirve muy frío.


Yo he utilizado melocotones, pero esta copa fresquita se puede preparar con cualquier otra fruta: pera, manzanas, plátanos, nectarinas, paraguayos, fresas, cerezas ...


Creíamos que se había ido, pero no... el calor ha vuelto, así que hay que aprovechar que todavía tenemos unos cuantos días de verano por delante para regalarnos este postre tan delicioso.