martes, 15 de septiembre de 2015

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

Para esta entrada he experimentado un poco con el sabor del bizcocho. Normalmente, los bizcochos que preparo en casa, tienen aromas cítricos (naranja o limón) o son de chocolate. A lo más que he llegado es a utilizar natillas o yogures de diferentes sabores para aromatizarlo. También lo he preparado con sabor a zanahoria, pero jamás se me hubiera ocurrido preparar ninguno con calabaza.

La calabaza la suelo utilizar en cremas, lentejas, potajes de alubias y otras recetas saladas. Pero nunca dulces. 

Este bizcocho es una excepción y además he combinado el sabor dulce de la calabaza con el chocolate. Al principio no estaba muy segura del resultado, así que hice una pequeña trampa en casa. Avisé a mi marido y a mis hijas que había preparado un bizcocho para la merienda, pero no les dije de que era el bizcocho. Lo hice hace unos días y a día de hoy todavía no saben de qué era, jeje..., así podré repetirlo en otra ocasión.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando me dijeron que estaba buenísimo, blandito, superesponjoso, y muy jugosito. 

La verdad, estoy gratamente sorprendida con el resultado.



La receta la he tomado prestada de Luisa del blog COCINANDO A MI MANERA, solo que yo he utilizado la mitad de los ingredientes (solo somos 4 en casa) y he sustituido las almendras por el chocolate. Si pinchais en el enlace, encontraréis la receta original.

Aquí os dejo la de mi bizcocho.

INGREDIENTES: 
- 100 grs de calabaza cocida y triturada
- 50 ml de aceite de girasol
-138 grs de azúcar
- 130 grs de harina tamizada
- 2 huevos medianos
- 5 grs de levadura
- una pizca de sal
- 1 tableta de chocolate fondant



PREPARACION:
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Separar las claras de las yemas y batirlas a punto de nieve con una pizca de sal y un poco de azúcar. Reservamos hasta el final.
3. En un cuenco batimos a mano las yemas y el azúcar.
4. A continuación, añadimos la calabaza y el aceite de girasol.
5. Mezclamos la harina con la levadura y la añadimos en tres veces a la mezcla anterior.
6. Por último incorporamos las claras montadas a punto de nieve poco a poco y con movimientos envolventes para que no se bajen.
7. Verter en el molde y hornear durante 35 - 40 minutos. Finalizado este tiempo, comprobaremos si está listo. Apagamos el horno y lo dejamos reposar dentro unos 5 o 10 minutos más.



El resultado os encantará.

Una vez frío, solo hay que derretir el chocolate fondant al baño maría o en el microondas y verterlo por encima.