Mostrando entradas con la etiqueta Cuaresma. Mostrar todas las entradas

TORRIJAS

Ya casi estamos en Semana Santa, el 20 de marzo será Domingo de Ramos, y uno de los dulces más tradicionales de estas fechas son LAS TORRIJAS. La torrija es un dulce de origen español, consistente en una rebanada de pan generalmente de uno o dos días atrás que se empapa en leche o vino y que posteriormente y rebozada en huevo batido es frita en abundante aceite. Una vez frita y retirado el exceso de aceite se aromatizan con miel, azucar o canela. Normalmente se degustan en Cuaresma y en Semana Santa. 

En casa las que nos gustan son las bañadas en leche aromatizada con canela y limón y espolvoreadas con un poco de azúcar y canela. La miel, para mi gusto, está demasiado empachosa, empalagosa ... y además, pringa.



INGREDIENTES: (Para una docena)

- Pan de Torrijas (las grandes superficies suelen venderlo ya especial para hacerlas o pan de barra. El que yo he utilizado lo he comprado en una panadería de Arahal porque las rebanadas son pequeñitas). 
- 1/2 l de leche
- 1 Palito de canela en rama
- Corteza de limón
- 3 cucharadas de azúcar
- Un par de cucharadas de Brandy (si tenéis niños podéis obviarlo y si no os gusta también)
- 2 huevos
- aceite de oliva abundante para freirlas
- Azúcar y Canela mezcladas.

PREPARACIÓN:
1. Poner a calentar la leche, con la canela en rama. la corteza de limón, el azúcar y el Brandy.


2. Retirar del fuego cuando empiece a hervir y dejar enfriar.
3. Preparar las rebanadas de pan en una bandeja y verter por encima la leche templada. Dejar que el pan se empape con la leche.




4. Batir los huevos.
5. Para freir las torrijas, ir sumergiendo cada rebanada de pan en el huevo batido y a continuación freirlas en abundante aceite caliente.



6. Una vez fritas, dejar escurrir el aceite sobrante en un plato cubierto con un papel absorvente.
7. Por último, espolvorearlas con el azúcar y la canela que habíamos mezclado.



Se pueden acompañar de helado, natillas, chocolate ... o comerlas simplemente así. En cualquier caso estarán igual de deliciosas. 

Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos. También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.




ROSCOS DE HUEVO

Comenzamos la semana con estos Roscos de Huevo o rosquillas que se preparan en mi casa desde que yo tengo mi memoria. La receta me la dió mi madre, y ella me dice que estos roscos se hacían en casa de su abuela, Mamá Lola, que hacía cantidades enormes de estas rosquillas para merendar, para desayunar...  Y yo la preparo desde siempre. 



Ahora les ha tocado aprender a prepararlos a mis hijas. Les encanta amasar la bola de masa, formar las rosquillas, bañarlas en azúcar y sobre todo comérselas, jaja. El freirlas se queda para mami hasta que sean un poquito más mayores. 

Ha sido la receta del verano, creo que han sido cuatro o cinco las veces que los hemos preparado para merendar, aunque tradicionalmente es una receta propia de Semana Santa, pero están tan buenos que por qué no disfrutarlos durante el resto del año.

Es muy fácil y rápida de preparar. A vuestros niños les encantará.

INGREDIENTES: (Dependerá de la cantidad de huevos que utilicéis)
Para 1 huevo:
- 4 cucharadas de azúcar
- 4 cucharadas de leche
- 4 cucharadas de aceite
- un par de deditos de brandy o añis
- 1/2 cucharadita de canela
- una pizca de sal
- 1 cucharadita de levadura
- harina, la que sea necesaria hasta que la masa no se pegue a las manos.
- azúcar para rebozar los roscos.


PREPARACIÓN:
1. Batir el huevo.
2. Añadir el azúcar, la leche, el aceite, el brandy o anis, la cucharadita de canela, la pizca de sal y la levadura.
3. Añadir poco a poco la harina e ir amasando hasta que la masa no se pegue a las manos.

Si la amasais a máquina, la masa estará lista cuando se separe de las paredes del vaso.

4. Una vez lista la masa, formar los roscos, y freir en abundante aceite de oliva virgen extra.
5. Una vez fritos, retirar el exceso de aceite con papel de cocina y rebozar con azúcar.


Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.

Y si los haceis, mandame las fotos, me encantará publicarlas.


ESPINACAS CON GARBANZOS

Estamos en CUARESMA y durante estos 40 días previos a la celebración de la Ultima Cena, los católicos practicamos el ayuno y la abstinencia de comer carne. Por eso propios de esta época, son todo tipo de potajes con verduras y/o pescados especialmente el bacalao.

Lo mío son las recetas dulces, pero esta vez y sin que sirva de precedente, aunque hay alguna otra en el blog, os voy a ofrecer estas ESPINACAS CON GARBANZOS, un plato que le encanta a mi marido y que tengo que preparar a lo largo del año aunque no sea Semana Santa.



INGREDIENTES:
-  1 bolsa de espinacas
- Garbanzos ya cocidos (se pueden cocer en casa o compralos ya cocidos)
- 3 o 4 dientes de ajo
- 4 rebanadas de pan
- pimenton dulce
- una cucharada pequeña de vinagre
- AOVE

PREPARACIÓN:
1. Poner a cocer las espinacas durante 15 minutos. Una vez cocidas dejarlas escurrir bien.
2. En una cazuela aparte, sofreir los dientes de ajo. Cuando estén doraditos retirarlos del aceite y colocarlos en un mortero.
3. En mismo aceite en el que hemos sofrito los ajos, freir las rebanadas de pan. Reservar dos para acompañar el plato y las otras dos ponerlas en el mortero junto a la cucharada de vinagre.
4. Retirar el aceite del fuego y sofreir una cucharadita de pimenton dulce .
5. Verter el resto de aceite en el mortero.
6. Triturar los ajos, el pan frito y el aceite en el que hemos sofrito el pimenton.
7. A continuación verter en la cazuela las espinacas, el pan frito triturado y los garbanzos cocidos. Mezclar bien, calentar y servir en una cazuela de barro acompañado de un par de rebanadas de pan frito.


Un plato para los días de vigilia muy sencillo y rápido de preparar.

Y de postre ... unas TORRIJAS.

Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.