Mostrando entradas con la etiqueta Dulces Tradicionales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dulces Tradicionales. Mostrar todas las entradas

sábado, 2 de septiembre de 2017

PLUM CAKE

En casa merendábamos este bizcocho de origen inglés, cuando yo era pequeña y su peculiar sabor todavía lo recuerdo, por eso me sentí muy contenta cuando al probar esta receta resultó que sabía exactamente igual.

Un plum cake, según la traducción literal del inglés, sería un Pastel de Ciruelas.

El Larousse Cocina, lo describe como "preparación de pastelería de origen inglés, elaborada con pasta fermentada aromatizada con ron y a la que tradicionalmente se le añaden tres tipos de uvas pasas. La palabra PLUM en inglés se refiere tanto a la ciruela, como a la ciruela pasa y a la uva pasa".

Cuando los ingleses hacían largos viajes por mar colonizando medio mundo, se vieron en la necesidad de buscar un tipo de tarta que soportase bien las largas travesías, por eso inventaron este cake. 


Pero el bizcocho que yo recuerdo no estaba relleno de pasas sino de frutas confitadas. Por eso aprovechando que todavía tenía en la nevera un restillo de frutas confitadas que me habían sobrado de la decoración del Roscón de Reyes, me decidí a prepararlo un día para la merienda.

Fue como volver a mi infancia ... 


Aquí os dejo mi receta. Si quieres puedes prepararte un delicioso té para acompañarlo, aunque mojado en café o en chocolate también está riquísimo.

INGREDIENTES:
- 150 grs de harina
- 120 grs de mantequilla a temperatura ambiente
- 125 grs de azúcar
- 3 huevos
- 200 grs de frutas confitadas embadurnadas de harina
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal


PREPARACIÓN:
1. Pon en un cuenco la mantequilla y bátela hasta que quede bien cremosa. Ve añadiendo poco a poco el azúcar.
2. A continuación añade los huevos de uno en uno.
3. Tamiza la harina y la levadura sobre la mezcla anterior y batir ligeramente hasta que quede una masa homogénea.
4. Parte las frutas confitadas en trozos pequeñitos y embadúrnalos de harina.
5.Añade las frutas a la masa y remueve bien para que se repartan por toda la masa.
6. Vierte en un molde de plumcake y hornéala durante 60 minutos a 180 grados.
7. Una vez horneado sácalo del horno, déjalo enfriar sobre una rejilla y córtalo a trozos.


Cómo has visto no es muy complicado de preparar. La única precaución enharinar las frutas confitadas o las pasas para que se repartan bien por la masa y no se vayan todas a la base del bizcocho durante el horneado. 

Sírvete una buena taza de té o café y a disfrutar con un buen trozo.

¡Nos vemos pronto!
Blanca 

lunes, 17 de abril de 2017

TORRIJAS AL HORNO

Terminó la Semana Santa, pero no quería dejar de publicar estas TORRIJAS que preparé hace unos días, después de leer un post de mi queridísima amiga +Rocío RG kidsandchic . Ella las había preparado en el horno y quería comprobar cómo quedaban.


Yo siempre las he hecho fritas y acabo de los nervios intentando quitarles de encima las "mijitas" negras que le salen al aceite cuando llevas fritas un par de tandas. Y eso a pesar de que había visto un truquito en mis paseos por la blogosfera: según había leído si fríes las torrijas con una cáscara de huevo en el aceite no sale las hebras negras... pero que va .. a mi me seguían saliendo.

Probadlas, están riquísimas y prácticamente no se nota la diferencia. De hecho en casa ni lo han notado. Si no llego a decir que no las había frito ni se hubieran dado cuenta.


Yo las he hecho a mi manera, con mi receta de siempre, pero con alguna variación respecto a las de Rocio. Y en esta ocasión he utilizado una copita de Vino Dulce Ecológico AIREN de www.bodegaehd.com que compré en la Feria Biocultura de Sevilla y que les ha dado un sabor sensacional. Si queréis probarlo en la web tienen tienda on line. 

INGREDIENTES: 
- 12 rebanadas de pan de torrijas
- 1/2 litro de leche
- 1 palito de canela en rama
- la corteza de un limón
- 4 cucharadas de azúcar bien colmaditas
- 1 copa pequeña de vino dulce ecológico Airen 
- 2 huevos 
- azúcar y canela mezcladas

PREPARACIÓN: 
1. Poner a calentar la leche, con el azúcar, la rama de canela, la corteza de limón y la copa de vino dulce. Hervir la leche.


2. Una vez haya hervido la leche retirar el cazo del fuego y dejar enfriar hasta que la leche esté templada.


3. Batir bien los dos huevos y mezclarlos con la leche templada.




4. En una fuente colocar todas las rebanadas de pan y cubrir con la mezcla de leche y huevo, dejando que el pan se empape bien con la leche.


5. Cuando todo el pan esté bien empapado, escurrirlo sobre una rejilla y colocar sobre una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado.



6. Encender el gratinador del horno y gratinar las torrijas por los dos lados hasta que adquieran un color bien doradito. (No os puedo dar ningún tiempo porque dependerá de la potencia de vuestro horno, deberéis estar pendientes para evitar que se os quemen)


7. Cuando estén listas las sacamos del horno, las colocamos sobre una bandeja y las espolvoreamos con azúcar y canela mezcladas.


Ya solo queda disfrutar de ellas.

Son supersanas y tienen mucha menos grasa que las que se fríen.


¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

martes, 11 de abril de 2017

TORRIJAS DE LECHE Y VINO DULCE RELLENAS DE NATILLAS

¿Quien puede resistirse a una deliciosa Torrija durante  estos días de Semana Santa? 

Las torrijas son un dulce típicamente español, aunque postres preparados con pan, leche, huevo y azúcar, los hay en todos los paises del mundo.



En España se suelen bañar en leche o vino antes de freirlas impregnadas de huevo y una vez fritas se cubren con almíbar, miel o azúcar y canela.

Como todos los postres las torrijas también están sujetas a la innovación de quien las prepara, así que este año además de las clásicas de toda la vida, he preparado unas cuantas rellenas de natillas. El año pasado también las preparé, pero desaparecieron tan rápido que no me dio tiempo a hacer ninguna foto, así que este año, no me ha quedado otra que hacerlas de nuevo.



Quien dice natillas, dice crema pastelera, chocolate, flan .... podéis rellenarlas de lo que queráis y más os guste.

En poco más de media hora, tenéis un postre delicioso al que os resultará difícil no hincar el diente. 

INGREDIENTES: 
- 24 rebanadas de pan de torrijas
- 1 litro de leche
- 1 palito de canela en rama
- la corteza de un limón
- 4 cucharadas de azúcar bien colmaditas
- 1 copa pequeña de vino dulce de Málaga 
- un cuenco de natillas (se pueden preparar en casa o comprarlas ya hechas)
- 3 huevos 
- Aceite de Oliva para freir
- azúcar y canela mezcladas



PREPARACIÓN: 
1. Poner a calentar la leche, con el azúcar, la rama de canela, la corteza de limón y la copa de vino dulce. Hervir la leche.
2. Una vez haya hervido la leche retirar el cazo del fuego y dejar enfriar hasta que la leche esté templada. 
3. En una fuente colocar todas las rebanadas de pan y cubrir con la leche, dejando que el pan se empape bien con la leche.
4. Cuando todo el pan esté bien empapado, poner una cucharadita de natillas sobre 12 de las rebanadas y cubrir cada con las otras 12.
5. Batir bien los 3 huevos.
6. Para freir las torrijas, bañar cada grupo de dos en el huevo batido y a continuación freirlas con cuidado en abundante aceite de oliva.
7. Una vez fritas las dejamos escurrir sobre papel absorvente, para que pierdan todo el aceite de la fritura.
8. Por último las espolvoreamos con azúcar y canela mezcladas.



Ya solo nos queda disfrutar de ellas. Quedan superjugosas y encantarán a los más golosos de la casa.

¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 6 de marzo de 2017

YEMAS DE RONDA

Uno de las ciudades más bonitas de la provincia de Málaga y por ende de España que hay que visitar, al menos una vez en la vida, es Ronda. Y uno de sus dulces más típicas son sus "YEMAS".

Aunque estas yemas no son originarias de Ronda. Llegaron hace casi 100 años de la mano de un segoviano, Alejandro Escolar, cuando se trasladó a Ronda para trabajar en el Hotel Victoria, aunque más adelante se buscó un socio y juntos pasaron a explotar la Confitería Las Campanas que las continúan preparando en la actualidad. 

En Ronda dicen que su consumo más típico es desde su Feria Gollesca hasta Semana Santa, pero están tan ricas y su tamaño es tan pequeñito que apetecen tomarlas en cualquier ocasión.  

Si visitáis Ronda no olvidéis pasar por la Confitería Las Campanas y comprar sus deliciosas yemas. 

Mientras tanto podéis aprender a prepararlas en casa. Y si las hacéis descubriréis que es un dulce que encantará a los niños de la casa. A mi hija la mayor le cuesta muchísimo trabajo comer la yema del huevo y de esta manera lo ha hecho sin pensarlo. Se llevaba las yemas de dos en dos.



Si hacéis merengue o macarons y os sobran las yemas, haced como yo: me habían sobrado unas yemas después de preparar un merengue para cubrir una tarta y como no sabía que hacer con ellas probé a preparar este dulce tan increíble.

INGREDIENTES: (Para 12 yemas)
- 50 ml de agua
- 90 grs de azúcar
- la cáscara de un limón
- 1 palito de canela
- 6 yemas de huevo
- azúcar glas
- azúcar molida (más fina que el azúcar blanquilla, pero no llega a ser azúcar glas)

Además necesitaréis un termómetro digital de cocina y unas cápsulas de papel pequeñitas.


PREPARACIÓN:
1. Poner en un cazo el agua, el azúcar, la cáscara del limón y el palito de canela. Y calentar hasta que comience a hervir.
2. En el momento que comience a hervir retiramos el palito de canela y la cáscara de limón y lo dejamos al fuego hasta que el almíbar alcance una temperatura de 112º C / 233º F. Es lo que se llama almíbar con punto de hebra fuerte.
3. Pasar las yemas por un colador y colocarlas en otro cazo.
4. Una vez retiremos el almíbar del fuego lo añadimos poco a poco sobre las yemas sin parar de remover.
5. Colocar la mezcla de las yemas y el almíbar al fuego, de nuevo y remover sin parar con una cuchara de madera hasta que se despegue de las paredes del cazo.
6. Verter sobre una fuente y dejar enfriar.
7. Una vez fría la mezcla hacer bolitas pequeñas que rebozaremos primero en azúcar glas y luego en azúcar molida y las colocaremos en las cápsulas.


Y ya las podéis tomar como postre, en la merienda, o simplemente cuando tengáis antojo de comer un bocadito delicioso. 


¡Nos vemos pronto! 

Blanca 

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

miércoles, 5 de octubre de 2016

MAGDALENAS CASERAS DE NARANJA

Parece mentira pero he publicado más de 100 recetas en el blog y no he incluído las magdalenas, uno de los dulces favoritos de mis hijas.

Después de haberlas probado no las comprarás más. Además en un pis pas le prepararás a tus hijos un desayuno o merienda sano y saludable, sin aditivos, ni conservantes, ni saborizantes.

No se sabe muy bien cual es el origen de este dulce. Hay quien dice que procede de Francia y quien dice que su origen es español. Así que, como una es española, voy a hacer patria y comentaros que el origen se remonta a la época de los peregrinajes por el Camino de Santiago hacia Santiago de Compostela. Una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos que tenían forma de concha, símbolo de esta peregrinación. Las magdalenas se extendieron a lo largo de todos los Caminos de Santiago que transcurren por España, de ahí su implantación en nuestro país.

Yo las he preparado utilizando la +Thermomix UK, pero más abajo os dejo la forma de prepararlas si no tenéis este robot de cocina. 


INGREDIENTES: (Para 8 o 9 magdalenas)
- 2 huevos
- 125 grs de azúcar
- 1 cucharadita de ralladura de naranja o de aroma de naranja
- 125 grs de harina
- 1/2 sobre de levadura
- una pizca de sal 
- 63 grs aceite de oliva virgen extra
- 63 grs mantequilla derretida.


PREPARACIÓN:
Con Thermomix.
1. Precalentar el horno a 250 grados.

2. Poner la MARIPOSA EN LAS CUCHILLAS y verter en el vaso los huevos y el azúcar. Programar 5 minutos, a 37 grados y velocidad 3. Cuando acabe este tiempo, quitar la temperatura y programar 5 minutos a la misma velocidad.

3. A continuación, continuar batiendo a velocidad 1 o 1/2. Verter por el bocal del vaso la ralladura de naranja (o aroma de naranja) e incorporar a cucharadas la harina tamizada mezclada con la levadura y la pizca de sal.

4. Por último, incorporar el aceite de oliva y la mantequilla y batir durante unos 10 segundos.

5. Si transcurrido ese tiempo queda un poco de harina por las paredes del vaso, rebañar y mezclar con una espátula.

6. Colocar las cápsulas de las magdalenas en una bandeja para cupcakes (para que no se deformen al hornearse) y rellenar con la masa por la mitad. Espolvorear azúcar por encima antes de introducirlas en el horno.

7. Bajar la temperatura del horno a 200 grados y hornear las magdalenas hasta que hayan subido y estén doraditas. Estarán listas entre 10 o 15 minutos. 


Sin Thermomix
1. Precalentar el horno a 250 grados.

2. Calentar un cazo con agua hirviendo. Retirar del fuego y poner en otro recipiente al baño María los huevos y el azúcar. Batir hasta que duplique su tamaño y quede una mezcla espumosa.

3. A continuación, añadir la ralladura de naranja (o aroma de naranja). Mezclar bien. 

4. Incorporar a cucharadas la harina tamizada mezclada con la levadura y la pizca de sal y seguir batiendo. 

5. Por último, incorporar el aceite de oliva y la mantequilla.

6. Colocar las cápsulas de las magdalenas en una bandeja para cupcakes (para que no se deformen al hornearse) y rellenar con la masa por la mitad. Espolvorear azúcar por encima antes de introducirlas en el horno.

7. Bajar la temperatura del horno a 200 grados y hornear las magdalenas hasta que hayan subido y estén doraditas. Estarán listas entre 10 o 15 minutos. 


Ya me contaréis si las preparáis. Me encantaría recibir vuestras fotos.

¡Nos vemos pronto! 


Blanca

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER, INSTAGRAM y PINTEREST .

lunes, 4 de abril de 2016

QUEQUE DE MANDARINA

Terminó la Semana Santa y dejamos a un lado los dulces típicos de esta época y las comidas de vigilia. Volvemos a la rutina después de varios días festivos y lo hacemos con este Queque de Mandarina. 

QUEQUE es la denominación que se da al bizcocho tradicional tal y como lo conocemos en España. Esta denominación la usan para referirse al bizcocho en Las Palmas de Gran Canaria y en países como Chile, Perú o Costa Rica.

El bizcocho más sencillo lleva los tres ingredientes básicos en idénticas proporciones. Se puede añadir mantequilla y la levadura química se suele utilizar para darle volumen, aunque con las claras montadas a punto de nieve se consigue el mismo efecto. También puede añadirse algún líquido como leche o licor. El resto de ingredientes que se puedan añadir sirven para aromatizarlo y darle su sabor: ralladura de limón, almendra molida, chocolate, coco rallado, o ralladura y zumo de mandarina como en este caso.



INGREDIENTES:
- 200 grs de harina de trigo
- 100 grs de maicena
- 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
- 2 huevos
- 2 mandarinas 
- 100 grs de mantequilla
- 250 grs de azúcar
- una pizca de sal
- azúcar glass para decorar

PREPARACIÓN:
1. Rallar la cáscara de una de las mandarinas.
2. Exprimir el zumo de las dos mandarinas.
3. Precalentar el horno a 180 grados.
4. Separar las yemas de las claras y batir las yemas con el azúcar hasta que estén cremosas; enseguida añadir la mantequilla a temperatura ambiente y mezclar.
5. A continuación, mezclar las harinas con la levadura y la sal y tamizar.
6. Añadir la mezcla de harina a la crema de yemas alternándola con el zumo de mandarina.
7. Agregar la ralladura de la cáscara de mandarina y una pizca de sal.
8. Batir las claras a punto de nieve y añadir a la masa; batir enérgicamente hasta conseguir una pasta espesa.
9. Untar con mantequilla y enharinar un molde de 22 cm de diámetro y verter en él la pasta.
10. Hornear a 180 grados durante unos 60 minutos. Antes de sacarlo del horno comprobar si está listo pinchando con una aguja. En caso de ser necesario, dejar unos minutos más.
11. Finalmente, dejar enfriar sobre una rejilla, desmoldar y espolvorear la superficie con azúcar glass.


Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.

Podéis seguirme en FACEBOOKTWITTER e INSTAGRAM.



lunes, 15 de febrero de 2016

BIZCOCHO DE ALMENDRA (ALMOND POUND CAKE)

La entrada de esta semana, va a ser un POUND CAKE. 

Un Pound Cake es la denominación anglosajona de un bizcocho cuyos ingredientes fundamentales pesan 1 libra (453 gramos aproximadamente). Estos ingredientes son: harina, azúcar, huevos enteros y mantequilla. La medida puede ser distinta pero la regla general consiste en emplear el mismo peso en todos los ingredientes.

Se creó en torno  a 1700, y en nuestros días su principal característica es que ya no se utiliza 1 libra de cada ingrediente. 

La versión americana (Sur de EEUU) es mucho más esponjosa que la británica, puesto que allí suelen utilizar mucha más mantequilla para conseguir que la miga sea más sólida y el sabo más intenso. 

En Europa, fundamentalmente en Francia, este bizcocho se conoce como "Bizcocho Cuatro Cuartos", al llevar los cuatro ingredientes en la misma proporción.

Este Almonds Pound Cake o Bizcoho de Almendra, es una variación que he hecho de la receta de "Coconut Pound Cake" de +Bea Roque en su libro "El Rincón de Bea: Delicias para compartir", uno de mis regalos de Navidad de este año. Para hacerlo he sustituido la leche de coco y el coco seco rallado por leche de almendra y almendra molida (harina de almendra) y para conseguir más esponjosidad y que la miga quede sueltecita y no apelmazada he sustituido la harina de trigo normal por harina de fuerza. El resultado es increible tanto en su sabor como en la textura de su interior.


La leche de almendra es casera. La he preparado utilizando 150 ml de agua fría y disolviendo en ella una cucharada bien colmada de Crema de Almendras de Nectina, pero si queréis podéis comprar la leche de almendra directamente, hay muchas marcas.

El molde que he utilizado, para que os sirva de orientación, es uno rectangular que mide 25 * 10 * 7 centímetros.


INGREDIENTES:
- 125 grs de mantequilla en pomada
- 200  grs de azúcar
- 2 huevos a temperatura ambiente 
- 280 grs de harina de fuerza
- 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
- 1/2 cucharadita de sal
- 175 ml de leche de almendras
- 100 grs de almendras molidas



PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 175 grados.
2. Tamizar la harina con la levadura y la sal
3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y quede cremosa y esponjosa
4. Añadir uno a uno los huevos ligéramente batidos. No incorporar el segundo huevo hasta que el primero esté bien incorporado.
5. Añadir la harina en dos veces, alternándola con la leche de almendra. Empezamos y terminamos con la harina
6. Hasta aquí podemos utilizar nuestra máquina amasadora. El último paso, que es la incorporación de la almendra molida, lo haremos manualmente utilizando una espátula hasta que la almendra quede perfectamente integrada en la masa.
7. Verter la mezcla en un molde rectangular previamente engrasado y alisar la superficie.
8. Hornear sobre 80 minutos con calor arriba y abajo (sin ventilador). En mi horno lo hice de la manera siguiente: 60 minutos desde que metí el molde en el horno. Transcurrido ese tiempo comprobé si estaba hecho con una brocheta y al comprobar que todavía estaba crudo lo dejé 10 minutos más. Volví a comprobar y lo dejé otros 10 minutos más, hasta que la brocheta salió completamente limpia.
Para evitar que se tostase mucho por arriba mientras se terminaba de hacer, lo cubrí con un trozo de papel de aluminio. Los últimos 20 minutos se horneó así.
9. Sacar del horno y dejar enfriar 15 minutos dentro del molde. Transcurrido ese tiempo, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.


Podeis comerlo así o cubrirlo con azúcar glas, chocolate blanco, chocolate negro, glasa, mermelada ... lo que más os guste; aunque si me preguntáis a mí, yo lo prefiero tal cual, desnudito sin ningún otro sabor que enmascare al del propio bizcocho.

Respecto a su conservación, aguanta perfectamente dos o tres días sin estar guardado en ningún recipiente hermético. De hecho el transcurso de los días hace que se potencie el sabor a almendras y que esté mucho más delicioso.

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.  También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.



lunes, 8 de febrero de 2016

TARTA DE QUESO "GRAN RESERVA"

Comenzamos la semana con una nueva receta, en la que el ingrediente principal es un alimento que nos encanta en casa, el QUESO, cualquier clase de queso: fresco, cremosos, curado, viejo, reserva, de untar, de vaca, de oveja, de cabra, español, francés, suizo, etc, etc, etc. Normalmente lo comemos crudo, pero hay ocasiones en que preparo salsas o tartas con él. Habitualmente las tartas de queso se preparan con queso de untar, queso fresco o requesón. 

Los datos nutricionales del queso pueden variar en función de su contenido en grasa, pero en general se puede decir que es una fuente rica de calcio, proteínas y fósforo, aunque dado su alto contenido en grasas saturadas, puede influir muy negativamente en enfermedades cardiovasculares, por lo que las personas que sufran este tipo de enfermedades deben limitar su consumo

La tarta que hoy os traigo tiene la particularidad de que está preparada con Queso Gran Reserva, lo que le da un sabor increible y una textura muy particular, ya que al llevar caramelo líquido, es una mezcla de tarta y flan, sorprendiendo cuando te llevas una cucharada a la boca. 



INGREDIENTES:
- 6 huevos
- 200 grs de azúcar
- 400 ml de nata para montar
- 200 grs de queso de oveja "Gran Reserva" de +Queserías Entrepinares S A U
- Caramelo Líquido

 

PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 180 grados (con ventilador)
2. Rallar el queso.
3. En un recipiente echar el queso, los huevos, la nata y el azúcar y mezclar a velocidad media con una batidora (basta con las cuchillas no es necesario poner el accesorio para batir)
4. Caramelizar el molde que vayais a utilizar
5. Verter la mezcla en el molde.
6. Hornear entre 45 y 60 minutos al baño María. Ese es el periodo de cocción para el molde que yo he utilizado que es bastante alto. Si lo haceis en un molde más bajito o en moldes individuales puede que el tiempo de horneado se reduzca hasta los 20 minutos.
7. Estará lista cuando al pincharla la aguja o brocheta salga limpia.
8. Dejar enfriar, desmoldar y consumir muy fría.



Si os ha gustado podéis dejarme vuestros comentarios, me encanta recibirlos. También podéis seguirme en FACEBOOK y TWITTER.



lunes, 28 de diciembre de 2015

BUDIN DE NAVIDAD

El Cascanueces es un cuento de hadas que Tchaikovsky transformó en un maravilloso ballet en 1891 y es una de mis obras favoritas. El cuento original lo escribió E.T.A. Hoffmann que lo tituló "El Cascanueces y el Rey de los Ratones" y narra la historia de un juguete, el cascanueces, que recibe Marie (la protagonista del cuento), que cobra vida la noche de Navidad y que tras luchar y vencer al rey de los ratones la lleva a un reino máginco habitado por muñecos.

Este cuento es el que homenajeamos en Diciembre desde #Unagalletauncuento para celebrar la Navidad.

Para inspirarme he recordado una de las versiones del ballet de Cascanueces que he visto. La escenografía era increible. Un gran salón de una gran casa, una árbol de Navidad gigantesco decorado con un montón de adornos, a sus pies un montón de cajas de regalo envueltas en papeles de colores brillantes con unos grandes lazos y a un lado una mesa preparada con la cena de Navidad, en la que entre otros manjares se encontraba este dulce típicamente navideño:  El BUDIN DE NAVIDAD.


He escogido esta receta más sencilla del tradicional budin porque el que más se conoce que es el inglés tarda casi un mes en prepararse.




 INGREDIENTES:
- 200 grs de mantequilla
- 200 grs de azúcar
- 4 huevos
- 400 grs de harina
- 1 cucharada de levadura en polvo
- 1 cucharada de cáscara de limón rallada
- Leche, si fuera necesario
- 80 grs de pasas sultanas
- Mantequilla y harina para el molde
- azúcar glas para la terminación


PREPARACIÓN:
1. Remojar las pasas en un cuenco con agua templada y escurrirlas. 
2. Dejar ablandar la mantequilla a temperatura ambiente y batirla junto con el azúcar hasta que esté espumosa.
3. Agregar los huevos, uno a uno.
4. A continuación añadir la harina previamente tamizada con la levadura y la cáscara de limón rallada.
5. Trabajar hasta obtener una masa homogénea, anadiendo un poco de leche, si fuera necesario.
6. Incorporar finalmente las pasas
7. Untar con mantequilla un molde alto acanalado y enharínelo ligeramente; verter la masa en el molde, teniendo cuidado de llenar solo las 3/4 partes de su capacidad. Introducir en el horno, previamente calentado a temperatura media, durante 1 hora aproximadamente.
8. Transcurrido el tiempo de cocción del budin, retirarlo del horno, y dejar enfria completamente sobre una rejilla, desmoldar sobre una fuente de servir.
9. Por último espolvorear con azúcar glas a través de un colador y adornar al gusto.


Mientras lo degustamos podemos ver el Vals de las Flores:


Y si queréis ver lo que han hecho mis compañeras, solo tenési que pinchar AQUI.

Si os ha gustado dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.


lunes, 7 de diciembre de 2015

TARTA DE REYES o Galette des Rois

Las primeras imágenes que se conservan de los Reyes Magos, se encuentran en las catacumbas romanas, y su número oscila entre dos, tres y cuatro. Pero no es hasta el siglo VI, cuando se recogen las primeras imágenes con los nombres actuales de los Reyes: Balthassar, Melchior y Gaspar, en los mosaicos de la Iglesia de San Apolinar el Nuevo de Rávena. Melchor se representaba como el más joven; Gaspar como un anciano con barba blanca y Baltasar con barba castaña y tez blanca. No es hasta finales del gótico, cuando Baltasar adquiere su raza negra, quizá por proceder de Etiopía. Y desde entonces esos son los nombres que nuestros niños gritan  en la Cabalgata, cuando se acercan montados en sus carrozas.

En España para conmemorar la Adoración al Niño Jesús tenemos nuestro Roscón de Reyes, que se consume la noche antes y el mismo día de Reyes, en el desayuno o en la merienda después de hacer recibido los regalos dejados por los Magos de Oriente, si nos hemos portado bien.

En el Norte de  Francia tienen su propio pastel o Tarta de Reyes. Se trata de una tarta de hojaldre rellena de pasta de almendra. Este postre se consume durante el día de Año Nuevo y los primeros días del año con la familia y los amigos. Al igual que en España, en el interior se coloca una figurita y en el exterior una corona. La corona será para el afortunado que encuentre la figurita y se convertirá en el rey o en la reina de ese día.


Es bastante sencilla de preparar si recurrimos a comprar las planchas de hojaldre ya hechas. Se puede volver muy complicada si optais por realizar el hojaldre en casa. Por supuesto yo he optado por comprarlo ya hecho, asi que aquí os dejo la receta.

GALETTE DES ROIS (Tarta de Reyes)

INGREDIENTES:
- 30 grs de pasta de almendra
- 30 grs de azúcar blanquilla
- 3 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 1 huevo
- 1/4 de cucharadita de extracto de vainilla
- 1/4 de cucharadita de extracto de almendra
- 2 cucharadas de harina
- 1 pizca de sal
- 2 láminas de hojaldre cuadradas
- 1 huevo batido
- un regalito (que no sea de plástico)
- azúcar glas para espolvorear
- una corona dorada


PREPARACION:
1. Precalentar el horno a 220 grados. Forrar una bandeja con papel de horno.
2. Mezclar la pasta de almendra con la mitad del azúcar.
3. Añadir la mantequilla, el resto del azúcar y a continuación, el huevo, el extracto de vainilla, el extracto de almendra, la harina y la sal.
4. Extender una de las láminas de hojaldre y recortar un círculo de unos 20 cm de diámetro (yo he utilizado un plato de postre). Hay que mantenerla fria, sin extirarla y amasarla. Realizar la misma operación con la otra plancha de hojaldre y dejarlas enfriar en la nevera.
5. Colocar el relleno de almendra en el centro de uno de los círculos sobre la bandeja del horno. Hay que procurar que no quede demasiado cerca del borde. Introducir la figurita dentro del relleno. Colocar la otra lámina encima y sellar los bordes.
6. Pintar de huevo batido la masa y hacer unos cortes artísticos.
7. Hornear durante 15 minutos. 
No abrir el horno hasta que haya pasado el tiempo, porque de lo contrario el hojaldre no subirá. Transcurrido ese tiempo sacar la tarta del horno y espolvorearla con el azúcar glas. Volver a introducirla en el horno y hornear otros 10 minutos o hasta que haya adquirido un color tostado. 
8. Sacar del horno y colocarla sobre una rejilla para que se enfríe.
9. Adornar con la corona dorada, que se llevará quien encuentre la figurita.


Ya solo queda reunir a la familia para celebrar el día más bonito del año.

¡¡Feliz Día de Reyes a todos!!

Con esta receta participo en el Reto de Navidad de la Comunidad "Cocinando con Corner GP".


Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios, me encanta recibirlos.